SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.78 issue3Surveillance of patients with acute flaccid paralysis in Finland: report of a pilot studyExcluding polio in areas of inadequate surveillance in the final stages of eradication in China author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Bulletin of the World Health Organization

Print version ISSN 0042-9686

Abstract

GOODMAN, Tracey; DALMIYA, Nita; BENOIST, Bruno de  and  SCHULTINK, Werner. La poliomielitis como plataforma: utilización de los días nacionales de inmunización contra la poliomielitis para distribuir suplementos de vitamina A. Bull World Health Organ [online]. 2000, vol.78, n.3, pp. 305-314. ISSN 0042-9686.  http://dx.doi.org/10.1590/S0042-96862000000300005.

En 1988, la 41a Asamblea Mundial de la Salud comprometió a la OMS a perseguir la meta de la erradicación mundial de la poliomielitis para 2000 con «métodos que fortalecieran los programas de inmunización y las infraestructuras sanitarias nacionales». El éxito de la utilización de los días nacionales de inmunización contra la poliomielitis para distribuir suplementos de vitamina A es un ejemplo de cómo la erradicación de la poliomielitis puede servir de plataforma para abordar otros problemas de salud infantil. Al mismo tiempo, esta iniciativa contribuye a alcanzar la meta de la Cumbre Mundial en favor de la Infancia de acabar con la carencia de vitamina A y todas sus consecuencias, incluida la ceguera, para el año 2000. Se sabe o se sospecha que la carencia de vitamina A es un problema de salud pública en 118 países, todos ellos del mundo en desarrollo. Se estima que de 140 a 250 millones de niños en edad preescolar están expuestos a una carencia subclínica de vitamina A. Esos niños corren mucho más riesgo de enfermar y morir, en particular de sarampión y diarrea. Se sabe desde hace tiempo que la carencia de vitamina A, una de las principales causas de ceguera infantil, provoca la pérdida de la visión a 250 000-500 000 niños al año, y ahora se reconoce que es un importante factor de mortalidad, responsable de la defunción de entre uno y tres millones de niños. Tal como están las cosas, probablemente sólo 35 países cumplan a tiempo el objetivo de eliminar la carencia de vitamina A que fijó la Cumbre Mundial en favor de la Infancia. Aunque las estrategias de enriquecimiento del régimen alimenticio y de los alimentos deben formar parte del control global de la carencia de vitamina A, en muchos países en desarrollo a menudo es imposible ponerlas en práctica rápidamente o de una manera generalizada. En el empeño de acelerar la eliminación de la carencia de vitamina A se ha recurrido a la suplementación como medio barato y muy eficaz de mejorar de manera rápida y duradera el estado en cuanto a la vitamina A de las poblaciones en riesgo. La administración de suplementos de altas dosis de vitamina A cada cuatro o seis meses no sólo protege contra la ceguera sino que tiene múltiples repercusiones en la salud de los niños de entre seis y 59 meses de edad, reduciendo el riesgo de mortalidad por todas las causas en cerca del 23% (35% en Asia), el de la mortalidad por sarampión en un 50% y el de la mortalidad por enfermedad diarreica en cerca del 33%. La vitamina A es esencial para el funcionamiento del sistema inmunitario y para el crecimiento y el desarrollo saludables del niño. En términos generales, la reducción de la mortalidad infantil atribuible a la suplementación de vitamina A es comparable, si no mayor, que la de cualquiera de las vacunas infantiles. Los días nacionales de inmunización cuentan con una infraestructura de distribución y un alcance únicos a los que se puede asociar la administración de suplementos de vitamina A. En 1997, durante los días nacionales de inmunización contra la poliomielitis, se inmunizó a más de 450 millones de niños, casi dos tercios de los niños menores de cinco años de todo el mundo. Es lógico proceder a la suplementación de vitamina A en los días nacionales de inmunización: la población destinataria de niños menores de cinco años de edad es la misma; las campañas nacionales alcanzan a quienes más aislados están y a quienes corren más riesgo de sufrir carencia de vitamina A; se usan de manera más eficaz los recursos financieros y humanos limitados y se gana en eficacia respecto del costo y en repercusión. A un precio de US$ 0,02 por dosis, la suplementación de vitamina A es una de las intervenciones de salud infantil más eficientes. Además, desde un punto de vista logístico, es la intervención más fácil de introducir en los días nacionales de inmunización porque las cápsulas no necesitan refrigeración ni almacenamiento especial y porque para administrarlas no se requiere excesira preparación y material. En 1998, el 75% de los 118 países donde la carencia de vitamina A es un problema real o presunto de salud pública organizaron días nacionales de inmunización (89/118). De estos últimos, 40 (45%) incluyeron suplementación de vitamina A. En total, más de 60 millones de niños en riesgo recibieron vitamina A y se beneficiaron de sus efectos protectores. En 1998, 22 países africanos administraron vitamina A durante sus días nacionales de inmunización. Se espera que, en 1999, 12 países más introduzcan la suplementación de vitamina A durante sus días nacionales de inmunización. La administración de vitamina A durante los días nacionales de inmunización ayuda a combatir la carencia de esa vitamina, concienciando, creando capacidad técnica, mejorando la evaluación y estableciendo un sistema de notificación. Además, los días nacionales de inmunización ofrecen un punto de acceso para la administración sostenible de suplementos de vitamina A junto con los servicios de inmunización sistemática y demuestran cómo pueden utilizarse las campañas de inmunización para poner en práctica otras medidas preventivas.

Keywords : cost of illness; delivery of health care [integrated]; dietary supplements; immunization programmes; vitamin A deficiency [prevention and control]; vitamin A [therapeutic use].

        · abstract in English | French     · text in English