SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.78 issue8Low-cost technology for screening uterine cervical cancerValidation of spot-testing kits to determine iodine content in salt author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Bulletin of the World Health Organization

Print version ISSN 0042-9686

Abstract

PASSOS, Valéria M.A. et al. Leishmaniasis cutánea americana: uso de una prueba cutánea como factor predictivo de las recaídas tras el tratamiento. Bull World Health Organ [online]. 2000, vol.78, n.8, pp. 968-974. ISSN 0042-9686.  http://dx.doi.org/10.1590/S0042-96862000000800006.

La leishmaniasis cutánea americana, causada por Leishmania (Viannia) brazifensis, da lugar a recaídas en aproximadamente un 10% de los pacientes tratados en el Brasil. A falta de un criterio fiable, las curaciones postratamiento de la leishmaniasis cutánea americana se han definido principalmente atendiendo a los datos clínicos. En este artículo se presentan los resultados de un estudio de seguimiento de dos años de las recaídas sufridas por una cohorte de 318 pacientes aquejados de leishmaniasis cutánea americana después de ser tratados con antimoniato de meglumina. Se obtuvo el consentimiento informado por escrito y los pacientes fueron entrevistados y examinados por el mismo médico, con arreglo a un protocolo predefinido con información sobre factores sociodemográficos (sexo, edad, color de la piel, lugar de nacimiento, educación y nivel de ingresos, ocupación y lugar de residencia) y factores clínicos (cuadro clínico y momento de aparición de la leishmaniasis cutánea americana, número de lesiones y lugar de las mismas, historia familiar de leishmaniasis cutánea americana, concurrencia de otras afecciones y tratamiento anterior). Se evaluó la respuesta de hipersensibilidad retardada mediante una prueba cutánea en la que se empleó antígeno preparado a partir de suspensiones de promastigotes muertos. Se realizaron pruebas serológicas antes del tratamiento y 10 días después del mismo.Todos los pacientes fueron tratados con antimoniato de meglumina intramuscular (Glucantimet): dosis de 15 mg de Sb5+ * kg-1 * día-1 en los pacientes con leishmaniasis cutánea, y de 20 mg de Sb5+ * kg-1 * día-1 en los pacientes con leishmaniasis mucocutánea, durante al menos 20 y 30 días, respectivamente (7). Hubo remisión completa de las lesiones en todos los pacientes. Se realizaron evaluaciones clínicas antes e inmediatamente después del tratamiento, y cada seis meses durante dos años después del tratamiento. Se definió como recaída postratamiento toda: (a) aparición de una lesión nueva dentro de los límites de una cicatriz anterior, (b) aparición de una nueva lesión mucosa en pacientes con una cicatriz cutánea, o (c) reactivación de una cicatriz en el lugar de una lesión mucosa previa. Se trazaron las curvas de Kaplan-Meier, que muestran la probabilidad de que no se produzca ninguna recaída durante el seguimiento, para el conjunto de la cohorte y para cada factor específico investigado, y se utilizó el modelo de riesgo instantáneo proporcional de Cox para determinar el efecto independiente de los diferentes factores de recidiva.La cohorte estaba constituida por 207 hombres y 111 mujeres, con edades de entre 6 meses y 80 años (media = 35,4 + 18,9 años); 300 (94,3%) pacientes sufrían leishmaniasis cutánea, y 18 (5,7%) leishmaniasis mucocutánea. El nivel de educación y de ingresos de la mayoría de los pacientes era bajo. Sólo 71 (22,3%) realizaban tareas agrícolas o silvícolas. Se registraron 32 recaídas, 26 dentro de los 6 primeros meses de tratamiento, 4 al cabo de entre 7 y 12 meses, y 2 durante el segundo año tras el tratamiento. Veintinueve de las 32 recaídas se manifestaron en el mismo lugar afectado por la lesión cutánea previa en los pacientes con leishmaniasis cutánea. Otros dos pacientes con leishmaniasis cutánea presentaron tanto una recaída cutánea como nuevas lesiones mucosas. Sólo en un paciente con leishmaniasis mucocutánea se observó una reactivación de una lesión mucosa cicatrizada. La mayoría de las recaídas (30/32) ocurrieron en el término de un año, lo que corrobora la recomendación de la OMS (1990) de que se debe seguir a los pacientes durante al menos un año después del tratamiento. El riesgo acumulado de recaída fue del 10,5%. No se observó ninguna relación entre la recaída y la respuesta de producción de anticuerpos específicos contra el parásito antes y después del tratamiento, o entre la recaída y la estratificación por características sociodemográficas y clínicas.La prueba cutánea provoca una reacción de hipersensibilidad retardada y es un buen marcador de la respuesta inmunitaria celular en la leishmaniasis. Los pacientes con una prueba cutánea negativa en el momento del diagnóstico presentaron un riesgo 3,4 veces mayor de recaída que los que habían dado positivo. Se prevé que el uso de la prueba cutánea como factor predictivo de recidiva de leishmaniasis cutánea americana tendrá gran repercusión en la salud pública, ya que la prueba es segura y económica, amén de ampliamente usada para el diagnóstico de la leishmaniasis cutánea americana. La prueba parece indicar también que a los pacientes en los que no se observa ninguna reacción de hipersensibilidad retardada en la prueba cutánea en el momento del diagnóstico se les debe tratar con una dosis mayor o durante más tiempo para prevenir las recaídas. Es necesario realizar ahora nuevas investigaciones en las zonas endémicas en que coexisten otras especies de Leishmania a fin de evaluar la coherencia de estos resultados.

Keywords : leishmaniasis [cutaneous]; skin tests; recurrence; cohort studies; Brazil.

        · abstract in English | French     · text in English     · pdf in English