SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.85 issue9Towards sustainable delivery of health services in Afghanistan: options for the futureImproving tuberculosis case detection rate with a lay informant questionnaire: an experience from the Lao People's Democratic Republic author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Bulletin of the World Health Organization

Print version ISSN 0042-9686

Abstract

CUTTS, FT et al. Papilomavirus humanos y vacunas anti-PVH: revisión. Bull World Health Organ [online]. 2007, vol.85, n.9, pp. 719-726. ISSN 0042-9686.  http://dx.doi.org/10.1590/S0042-96862007000900018.

El cáncer cervicouterino, el más frecuente en mujeres de los países en desarrollo, es causado por la infección persistente por papilomavirus humanos (PVH) de los genotipos llamados de alto riesgo. Los genotipos oncogénicos más frecuentes son el 16 y el 18, que causan aproximadamente un 70% de los cánceres cervicouterinos. Los tipos 6 y 11 no contribuyen a la incidencia de las displasias de alto grado (lesiones precancerosas) ni del cáncer cervicouterino, pero causan papilomas laríngeos y la mayoría de las verrugas genitales. Los PVH son muy transmisibles y su incidencia máxima se registra poco después del inicio de la actividad sexual. Recientemente se ha aprobado en varios países una vacuna anti-PVH tetravalente (contra los tipos 6, 11, 16 y 18), después de que se haya demostrado que presenta una relación aceptable entre los riesgos y los beneficios. En los ensayos clínicos de fase III a gran escala, la vacuna evitó el 100% de las lesiones cervicales precancerosas moderadas y graves asociadas a los tipos 16 y 18 en mujeres no infectadas previamente por estos tipos de PVH. También se ha evaluado exhaustivamente una vacuna bivalente (contra los tipos 16 y 18) que ha sido aprobada al menos en un país. Ambas vacunas está preparadas con partículas no infecciosas, carentes de DNA, similares a los virus, producidas mediante técnicas de recombinación y combinadas con un adyuvante. Tras la administración de tres dosis, inducen concentraciones elevadas de anticuerpos séricos en prácticamente todas las personas vacunadas. En las mujeres sin infección pasada ni actual por los genotipos de PVH presentes en esas vacunas, ambas proporcionan una protección > 90% frente a la infección persistente por PVH durante periodos de hasta 5 años tras la vacunación (el máximo tiempo de seguimiento en los estudios realizados). El mayor impacto debería obtenerse con la vacunación de las mujeres antes de la edad de exposición a los PVH. Como las vacunas anti-PVH no eliminan el riesgo de cáncer cervicouterino, siguen siendo necesarias pruebas de detección de esta neoplasia para reducir al mínimo su incidencia. Los precios diferenciales de las vacunas anti-PVH, los mecanismos de financiación innovadores y las alianzas pluridisciplinarias serán esenciales para hacer llegar estas vacunas a las poblaciones que más las necesitan.

        · abstract in English | French     · text in English     · pdf in English