SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.16 issue6Emergency contraception in Latin America and the Caribbean author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Abstract

DIETZ, Vance et al. Estimación y monitoreo de los niveles de cobertura de la vacunación: lecciones aprendidas en las Américas. Rev Panam Salud Publica [online]. 2004, vol.16, n.6, pp. 432-442. ISSN 1020-4989.  http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892004001200013.

Según lo establecido por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), conseguir una alta cobertura de vacunación es una meta esencial para la Región de las Américas. Es indispensable lograr niveles de cobertura de 95% o mayores para poder alcanzar los objetivos de la OPS de eliminar el sarampión y la rubéola, controlar las enfermedades prevenibles mediante la vacunación, y hacer perdurar la eliminación de la poliomielitis en territorio americano. Para poder alcanzar esos niveles, es imprescindible que las estadísticas de vacunación sean fiables y que las autoridades sanita- rias midan y monitoreen los niveles de cobertura a lo largo del tiempo. Los métodos elegidos por los directores de los programas de vacunación para calcular la cobertura dependerán de la información que haga falta. En general, los directores del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) necesitarán información acerca de la cobertura para poder: 1) determinar la verdadera cobertura en los niveles nacional y local, 2) determinar cuán adecuada es la cobertura en una zona determinada, 3) monitorear las tendencias a lo largo del tiempo, y 4) monitorear las actividades de vacunación mientras se están llevando a cabo. Para lograr lo primero -determinar cuáles son los niveles verdaderos de cobertura-, los administradores tienen dos opciones: a) valerse de los datos acerca de las dosis administradas (es decir, el número de dosis de la vacuna que se ha administrado, dividido por la población que debió recibir una dosis) o b) llevar a cabo una encuesta para determinar la cobertura. Para lograr lo segundo -saber si la cobertura en una zona determinada es adecuada (por ej., mayor de 90%)-, se puede realizar un muestreo por lotes para garantizar la calidad (MLGC). El MLGC es una metodología de encuesta basada en el uso de muestras pequeñas que permite determinar si la cobertura en una zona determinada es adecuada o no, pero no sirve para estimar el nivel de cobertura. Para el tercer propósito -monitorear las tendencias a lo largo del tiempo-, se pueden usar los datos correspondientes al número de dosis administradas. Para lograr el cuarto propósito -determinar si procede vacunar o llevar a cabo una campaña de vacunación u otra actividad afín-, la "herramienta de monitoreo rápido" creada por la OPS es una magnífica solución. Cada uno de estos métodos posee ventajas y desventajas. Los datos sobre el número de dosis administradas, más la herramienta de monitoreo rápido, deben usarse para lograr las metas de vacunación en las Américas. Ambos métodos son los preferidos actualmente por la OPS para estimar la cobertura de vacunación.

Keywords : mass immunization; immunization programs; health care evaluation mechanisms; health surveys; population surveillance; Americas.

        · text in English     · pdf in English