SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.39 issue5Serum cholesterol levels and ischemic heart disease in non insulin dependent diabetes mellitus patientsSalivary flow rate and protein concentration in human whole saliva author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Salud Pública de México

Print version ISSN 0036-3634

Salud pública Méx vol.39 n.5 Cuernavaca Sep. 1997

http://dx.doi.org/10.1590/S0036-36341997000500005 

ARTÍCULO ORIGINAL

 

Prevalencia de factores de riesgo de enfermedad coronaria en trabajadores del Hospital General de México

 

GUILLERMO FANGHÄNEL-SALMON, M.C.,(1) LETICIA SÁNCHEZ-REYES, M.C.,(2) SARA ARELLANO-MONTAÑO, M.C.,(2) EULALIA VALDÉS-LIAZ, M.C.,(2) JAVIER CHAVIRA-LÓPEZ, M.C.,(2) RAMÓN ALBERTO RASCÓN-PACHECO, M.C., M. EN C.(3)

 

 

RESUMEN
Objetivo
. Conocer la prevalencia de algunos factores de riesgo coronario en trabajadores de una institución de salud. Material y métodos. De 1993 a 1995 se evaluaron 2 228 trabajadores del Hospital General de México, 1 531 mujeres (68.7%) y 697 hombres (31.2%) con edades entre 16 a 65 años, y se les clasificó por áreas de trabajo: en Intendencia hubo 477 participantes (21.4%); en Administración, 697 (31.2%); en Personal Médico, 495 (22.2%), y en Enfermería, 559 (25.0%). Se les practicó historia clínica, mediciones antropométricas y determinación de glucosa, colesterol total, LDL, HDL y triglicéridos. Resultados. Trescientos sesenta y siete sujetos (14.9%) tenían colesterol por arriba de 240 mg/dl, con valores altos en las mujeres del área administrativa (17.1%) y en los hombres del departamento de enfermería (26%) que presentó la mayor tendencia (26%). Se encontraron niveles de triglicéridos por arriba de los 200 mg/dl en 471 personas (19.1%); obesidad, en 329 (13.5%); hipertensión arterial, en 549 sujetos (22.2%), y tabaquismo positivo, en 32% de los trabajadores. La prevalencia de diabetes mellitus fue de 6.24%. Conclusiones. Se confirma la elevada prevalencia de factores de riesgo de enfermedad cardiovascular entre los trabajadores del Hospital General de México, factores que en muchos casos son modificables, lo que confiere la posibilidad de realizar acciones preventivas.
PALABRAS CLAVE: coronariopatía/factores de riesgo, prevalencia; personal de salud; México.

 

ABSTRACT
Objective
. To evaluate the prevalence of risk factors of coronary heart disease in the personnel of the General Hospital in Mexico City. Material and methods. We studied 2 228 workers, 1 531 female (68.7%) and 697 male (31.2%) whose ages ranged from 16 to 65 years old in the period of 1993 to 1995. They were divided in work areas: Intendancy 477 (21.4%), Administrative, 697 (31.2%), Physicians, 495 (22.2%) and Nurses, 559 (25.0%). We collected clinical histories, anthropometric measures, and laboratory determinations of glucose, total cholesterol, LDL, HDL and triglicerydes. Results. We found that 367 (14.9%) had total cholesterol above 240 mg/dl, with high values in females of the administrative area (17.1%) and males in the nursing department (26%), which was the highest tendency. Trigliceryde levels above 200 mg/dl were found in 208 males (24.6%) and 263 females (16.2%), with high prevalence in the nursing and administrative departments, in males (39.1 and 34.1% respectively). Obesity was present in 236 females (14.5%) and 97 males (11.5%). High blood pressure in 549 individuals (22.2%), 297 females (18.3%) and 252 males (29.8%) without significance regarding to work area. Smoking habits were positive in 32% of the total with highest prevalence in males from 30 to 45 years and in females from 30 to 50 years. We found an incidence of 6.24% of diabetes in all the subjects studied, 2.27% ignored the diagnosis at the moment they were studied.Conclusions. In this study we confirmed the high prevalence of risk factors of coronary heart disease in personnel of the General Hospital in Mexico City. In most cases, these risk factors that can be modified and, therefore, prevented.
KEY WORDS: coronary disease/risk factors, prevalence; health personnel; Mexico

 

 

La mortalidad por enfermedad coronaria es un problema importante de salud pública, tanto en nuestro medio como en el ámbito mundial.1 En el último cuarto de siglo, la mortalidad por cardiopatía isquémica se ha incrementado en varios países de Europa y América.2 México comparte este último comportamiento, y desde 1950 se ha observado un ascenso en forma exponencial.2 En México, la mortalidad por enfermedades cardiovasculares en la población mayor de 30 años aumentó alrededor de 12 veces en el periodo de 1950 a 1985.3 En 1995, en México se notificaron un total de 63 605 muertes por enfermedades del corazón, 60.28% corresponden a cardiopatía isquémica, lo que representa una tasa de 41.9 por 100 000 habitantes,4 por lo que ello se ha constituido en un problema importante de salud pública.5 Asimismo, se ha observado una elevación de su incidencia en pacientes con los siguientes factores de riesgo: hipertensión, hipercolesterolemia, tabaquismo, diabetes, sedentarismo, obesidad o estres.6,7 Ya sea que se presenten en forma aislada o asociados, dichos factores pueden ser detectados oportunamente y corregidos,8 de modo que es posible reducir la mortalidad por cardiopatía isquémica.9,10 Así, se sabe que las altas concentraciones de colesterol en las lipoproteínas de alta densidad disminuyen el riesgo.11 El Programa Nacional de Educación del Colesterol en Estados Unidos de América,12 al igual que el Estudio Europeo de la Sociedad de Ateroesclerosis,13 ha establecido que cifras de colesterol plasmático por arriba de 200 mg/dl deben ser consideradas como no deseables; hasta de 240 mg/dl, de riesgo moderado, y por arriba de 240, de riesgo elevado.

Cuando existen dos o más factores de riesgo ya conocidos, la predicción de que se presente un evento coronario se incrementa en forma potencial.14,15

De acuerdo con informes previos,16,17 los programas de detección y tratamiento oportuno de los factores de riesgo modifican notablemente las posibilidades de que se desarrolle la enfermedad. Así pues, entre 1993 y 1995 se realizó un estudio de prevalencia de factores de riesgo de enfermedad coronaria en trabajadores (PRICT-HGM) con el objetivo de comparar la prevalencia en cuatro tipos de trabajadores del Hospital General de México de la Secretaría de Salud.

 

Material y métodos

Se realizó una invitación por medio de volantes a todo el personal de los turnos matutino y nocturno del Hospital General de México, es decir, a 2 576 trabajadores, de los cuales 2 228 (86.49%) acudieron y fueron estudiados; se les clasificó, según su tipo de actividad, en cuatro grupos: Intendencia con 477 sujetos (21.4%); Administración, con 697 (31.2%); Personal Médico, con 495 (22.2%), y Enfermería, con 559 (25.0%) trabajadores. Cada uno de los sujetos fue interrogado por un médico del Servicio de Endocrinología del Hospital General sobre datos generales, antecedentes personales y antecedentes familiares de hipercolesterolemia, diabetes mellitus, tabaquismo y consumo de alcohol. Se determinó el peso y la talla para obtener el índice de masa corporal (IMC); a todos los sujetos investigados se les tomó la tensión arterial en dos ocasiones, en la posición sentado. El laboratorio del Servicio de Endocrinología realizó la toma de sangre, después de 10 horas de ayuno, para la determinación de glucosa en suero con el método de glucosa oxidasa de Erlic; de triglicéridos, con equipo "Trinder" Mercko-test; de colesterol total y colesterol de las lipoproteínas de alta densidad (HDL-Col), con el método enzimático de Chop-Pap Mercko-test; las lipoproteínas de baja densidad (LDL) se calcularon de acuerdo con la fórmula de Fridewald: LDL= colesterol total –HDL-col– triglicéridos/5. Las mediciones se basaron en métodos enzimático-colorimétricos, y la lectura se realizó en un espectrofotómetro Colleman Junior II.

Para describir y probar las asociaciones, las variables, excepto la edad, fueron transformadas a variables dummy, asignándoles el valor de 1 en las siguientes condiciones: hipertensión arterial en los pacientes que presentaron sentados tensión diastólica por arriba de 90 mmHg y/o sistólica por arriba de 140 mmHg, por lo menos en dos ocasiones; diabetes mellitus, cuando la glucemia fue mayor a 140 mg/dl o cuando los sujetos se conocían como diabéticos independientemente de su resultado, o bien, cuando resultó una curva de tolerancia a la glucosa positiva para diabetes en los sujetos que presentaron cifras basales de glucosa de entre 110 y 140 mg/dl; hiperlipidemia, cuando los niveles de colesterol o de triglicéridos fueron mayores de 240 mg/dl y 200 mg/dl, respectivamente; tabaquismo, cuando el sujeto de estudio fumaba diariamente sin importar el número de cigarrillos; obesidad, cuando el IMC fue mayor de 30; por último, al sexo masculino se le asignó el valor 1.

Una vez hechas las codificaciones se procedió a evaluar si cada una de las variables mencionadas se encontraba asociada con el tipo de actividad que desempeñaba cada uno de los sujetos de estudio. En un primer paso se realizó una descripción, por medio de frecuencias simples, de cada una de las variables. Posteriormente se obtuvieron tablas de contingencia con el número de sujetos en cada categoría, para cada uno de los grupos de trabajadores. Se calculó la razón de momios (RM) con un intervalo de confianza al 95% (IC 95%) para los diferentes grupos de trabajadores, en comparación con el grupo de enfermería (grupo de referencia). Por último, los datos se sometieron a regresión logística, con el fin de modelar la probabilidad de que se presentara algún factor de riesgo para enfermedad coronaria en función del tipo de trabajo, ajustado por la edad y el sexo. El modelo utilizado fue el siguiente: factor de riesgo = B1 (tipo de trabajo) + B2 (sexo) + B3 (edad de forma continua), utilizando como grupo de referencia en el tipo de trabajo al personal de enfermería.18

 

Resultados

La media de edad entre los hombres fue ligeramente mayor que entre las mujeres (40.84 vs 39.94); esta diferencia fue estadísticamente significativa (p< 006). Sin embargo, por grupo de trabajo sólo en el personal administrativo se presentó una diferencia significativa entre la edad de los hombres y la de las mujeres (cuadro I). En la población de estudio la proporción de mujeres fue de 68.72%, y la razón mujer/hombre, de 2.20; sólo en el grupo médico esta proporción fue menor respecto a la población masculina, la cual fue de 40.93% (figura 1). La distribución de los diferentes factores de riesgo para la enfermedad coronaria según el tipo de ocupación se muestra en la figura 2. La proporción de sujetos con niveles de colesterol por arriba de 240 mg/dl fue de 16.34% (IC 95% 14.80% - 17.87%), sin que existiera una diferencia significativa por tipo de actividad (p< 0.079); la proporción de individuos con niveles de triglicéridos mayores a 200 mg/dl fue de 20.89% (IC 95% 19.20% - 22.58%), y tampoco se encontró una diferencia significativa por tipo de actividad (p< 0.206). En relación con el IMC mayor de 30 kg/m2, la prevalencia fue de 13.92% (IC 95% 12.48%-15.36%); cabe aclarar que el grupo de médicos presentó una menor proporción que el resto de trabajadores (7.86%). Los sujetos del estudio considerados como hipertensos representaron 15.43% de los casos (IC 95% 13.38%-17.48%), y en relación con los fumadores se observó una prevalencia de 32.72% (IC 95% 30.77%-34.67%); en este caso el personal administrativo fue el que presentó una proporción mayor, con 39.6% (IC 95% 35.96%-43.24%). Por último, la prevalencia de diabéticos fue de 6.24% (IC 95% 11.28%-14.98%), y los grupos de intendencia y médicos resultaron los más representativos.

 

Cuadro I
DISTRIBUCION DE LA EDAD SEGUN OCUPACION Y SEXO EN TRABAJADORES DEL HOSPITAL GENERAL DE MEXICO, 1993-1995

Sexo

 

Ocupación

Masculino

Femenino

 

Valor de p

n

Media

DE

n

Media

DE

Intendencia

144

44.01

14.07

333

43.61

11.39

.683

Administrativo

237

44.78

10.79

460

39.04

9.6

.000

Médicos

293

37.89

8.88

202

36.39

8.32

.058

Enfermería

23

38.70

7.02

536

38.66

10.02

.983

Total

697

40.84

11.05

1 531

39.94

10.52

.006

 

 

y054301.jpg (21903 bytes)

 

 

y054302.jpg (25293 bytes)

 

En el cuadro II se muestran las RM de los diferentes factores de riesgo para enfermedades coronarias. En primer lugar, se presenta la RM del IMC, cuyo valor fue de 0.56 (IC 95% 0.37-0.88) para el grupo de médicos, en comparación con el personal de enfermería (grupo de referencia); la RM del consumo de tabaco entre el personal administrativo, comparado con el grupo de enfermería, fue de 1.75 (IC 95% 1.36-2.25); la RM de colesterol en sangre, al comparar el grupo de intendencia con el personal de enfermería, fue de 0.56 (IC 95% 0.38-0.81). Los grupos de administración y médicos no presentaron diferencias significativas. En relación con los niveles de triglicéridos e hipertensión arterial tampoco existió diferencia significativa entre los grupos de estudio.

 

Cuadro II
RAZONES DE MOMIOS AJUSTADOS* POR EDAD Y SEXO DE VARIOS FACTORES DE RIESGO PARA LA ENFERMEDAD CORONARIA EN LOS DIFERENTES GRUPOS DE OCUPACION DEL HOSPITAL GENERAL DE MEXICO, 1993-1995

  No. de personas con  factores de riesgo    
 

Presente

Ausente

RM

IC 95%

Hipertensión arterial

Enfermería

38

317

1

 

Intendencia

47

176

1.58

0.96-2.60

Administrativo

85

427

1.56

0.99-2.45

Médicos

15

94

1.07

0.51-2.25

Diabetes mellitus

Enfermería

43

328

1

 

Intendencia

26

203

1.49

0.94-2.37

Administrativo

51

782

0.71

0.45-1.12

Médicos

49

105

1.56

0.86-2.84

Tabaquismo

Enfermería

141

417

1

 

Intendencia

151

326

1.25

0.95-0.95

Administrativo

276

421

1.75

1.36-1.67

Médicos

161

335

1.1

0.87-1.00

Colesterol

Enfermería

89

469

1

 

Intendencia

61

416

0.56

0.38-0.81

Administrativo

127

570

1.07

0.78-1.47

Médicos

87

409

1.22

0.85-1.76

Triglicéridos

Enfermería

100

458

1

 

Intendencia

108

367

0.92

0.66-1.27

Administrativo

154

543

0.97

0.72-1.31

Médicos

103

393

0.84

0.60-1.19

Obesidad

Enfermería

82

476

1

 

Intendencia

71

405

0.87

0.61-1.25

Administrativo

118

579

1.17

0.85-1.62

Médicos

39

457

0.57

0.37-0.88

* Grupo de referencia: personal de enfermería

 

Discusión

El estudio PRICT-HGM es de carácter epidemiológico y fue hecho entre una población cautiva de trabajadores de la salud, para identificar los factores de riesgo coronario. El total de sujetos estudiados representó más de 95% de los trabajadores de los turnos matutino y nocturno de la institución, con una distribución semejante en cuanto al tipo de trabajo. La hipercolesterolemia mayor de 240 mg/dl fue detectada en 16.34% de los casos, cifra notablemente mayor a la informada por la Encuesta Nacional de Enfermedades Crónicas (ENEC).19 Es factible que esto se deba a que en nuestra población estudiada fue más alta la prevalencia de obesidad (29.9% vs 21.5%). Sin embargo, es conveniente valorar otros factores de riesgo como el estilo de vida, que pudiera influir independientemente de la obesidad, ya que, por ejemplo, entre el grupo de intendencia y el de enfermería, a pesar de que tuvieron por igual un IMC elevado, se observó una prevalencia mayor de hipercolesterolemia en el segundo grupo.

Los niveles elevados de triglicéridos han sido recientemente confirmados como factor independiente de riesgo coronario.20-22 En varios estudios se han relacionado la ateroesclerosis, el infarto al miocardio y la coronariopatía con los niveles elevados de triglicéridos; el porcentaje va de 30 hasta 55% de prevalencia en estos casos.23-25 En nuestro grupo 20.89% de los trabajadores presentaron triglicéridos por arriba de 200 mg/dl; estos últimos llegaron a más de 25% en mujeres en periodo posmenopáusico, y en hombres de 41 a 45 años, a más de 40%. Sin embargo, al realizar el análisis ajustado por edad y sexo se encontró que no existe una diferencia significativa. Uno de los datos que llaman más la atención es la prevalencia de obesidad que encontramos en nuestro grupo, comparada con la informada por la ENEC: mientras que nosotros encontramos 13.92%, la encuesta reporta 21.5%, tomando en cuenta sólo a personas con IMC por arriba de 30, lo que podría deberse a que se trata de poblaciones de estudio con estilos de vida diferentes.

La hipertensión arterial sistólica mayor a 140 mmHg y/o la diastólica mayor a 90 mmHg se presentó en 15.43% de los casos, y la prevalencia más importante se observó en el grupo administrativo (19.2% en hombres y 15.2% en mujeres), lo que se correlaciona con su tipo de actividad en el trabajo, ya que el sedentarismo es un factor de riesgo para la presentación de hipertensión arterial.26-28 En relación con el tabaquismo, el 29.3% en mujeres y el 37.2% en hombres demuestran las fallas que han tenido las importantes campañas contra este factor de riesgo, a pesar de que se conoce que el tabaquismo aumenta 2.5 veces más el riesgo de muertes por enfermedad coronaria.29

Es probable que la diabetes mellitus sea el factor de riesgo que se ha incrementado más notoriamente en los últimos años. En las décadas de los sesenta y setenta la prevalencia se encontraba entre 2 y 3%.30-33 En el presente estudio, la diabetes mellitus se presentó en 6.24% de los trabajadores encuestados, lo que representa una cifra mayor a la informada por la ENEC, que encontró una prevalencia de 5.8% en el área metropolitana. Por otra parte debemos recordar que la diabetes mellitus, independientemente del tipo, incrementa entre dos y tres veces el riesgo de enfermedad coronaria;34 además, es frecuente que el paciente diabético curse con otros factores de riesgo asociados como la obesidad, la hiperlipidemia y la hipertensión arterial, secundarias a la resistencia a la insulina, lo que predispone a que este tipo de pacientes incremente el riesgo de enfermedad coronaria.35-38

Existen evidencias de que el control de cada uno de los factores mencionados representa una reducción del riesgo coronario; por ejemplo, la suspensión del tabaquismo lo reduce de 50 a 80%, después de tres a cinco años,39 y de 2 a 3% por cada 1% de reducción en los niveles de colesterol.40 El tratamiento de la hipertensión arterial disminuye de 16 a 25% el riesgo coronario;41-42 la baja de peso en los sujetos obesos, entre 35 y 60%;43 la actividad física, de 50 a 60%,44 y el remplazo hormonal en la mujer posmenopáusica, 44%.45

El presente estudio PRICT- HGM demuestra la alta prevalencia de factores de riesgo que presenta esta población de trabajadores de la salud. Más aún, al integrar los datos en la determinación del factor de riesgo, se hace evidente la alarmante situación en la que ella se encuentra, pues, además, con la edad las posibilidades de desarrollar una enfermedad coronaria se incrementan. Por tal motivo es necesario implementar programas educativos, de control y de seguimiento que permitan a corto plazo reducir esta situación, la cual representa en el momento actual un problema de salud con alta frecuencia de morbilidad y mortalidad y un importante gasto familiar e institucional.

 

Agradecimientos

Agradecemos al equipo que nos apoyó en la realización de este estudio: doctores Evelyn Torres, Leónides Cortinas, Miguel Morales, Jorge Espinosa, María Cristina Ramírez, Jorge Padilla y Adriana Mesa; licenciadas Lourdes Martínez y Gabriela Macías; enfermeras Esther Martínez y María del Carmen Villagómez; químicas Lilia Leaños, Alicia Grajeda, Patricia Ortiz y Rocío Vargas, y secretarias Blanca Pérez, Patricia Macías, Concepción Sánchez, Guillermina Cerón y Tamara Flores.

 

REFERENCIAS

1. Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática. Cuaderno núm. 10. México, D.F.: INEGI, 1994.        [ Links ]

2. Uemura K, Pisa Z. Trends in cardiovascular disease mortality in industrialized countries since 1950. World Health Stat Q 1988;41:155-178.        [ Links ]

3. Lozano-Ascencio R, Escamilla-Cejudo JA, Escobedo-de la Peña J, López-Cervantes M. Tendencia de la mortalidad por cardiopatía isquémica en México de 1950 a 1985. Salud Pública Mex 1990;32:405-415.        [ Links ]

4. Subsecretaría de Planeación, Secretaría de Salud. Mortalidad 1995. México, D.F.: SSA; 1996:69.        [ Links ]

5. Stern MP, Bradshaw BS, Eipler CW, Fong DS, Hazuda HP, Ropsenthal M. Secular decline in death rates due to ischemic heart disease in Mexican American and non Hispanic whites in Texas, 1970-1980. Circulation 1987;76:1245-1250.        [ Links ]

6. Lewis B. Frequency of risk factors for ischaemic heart disease in a healthy British population. Lancet 1974;2:141-146.        [ Links ]

7. Zorrilla E. Factores de riesgo coronario en la población mexicana. Arch Inst Cardiol Mex 1985;55:405-409.        [ Links ]

8. Cueto G. Prevención de ateroesclerosis coronaria. Prevalencia de factores de riesgo en burócratas de la Ciudad de México, D.F. Arch Inst Cardiol Mex 1989;59:19-27.        [ Links ]

9. Castelli WP, Anderson K. A population at risk. Prevalence of high cholesterol levels in hipertensive patients in the Framingham Study. Am J Med 1986;80:23-32.        [ Links ]

10. Wilhelmsen L, Wedel H, Tibblin G. Multivariate analysis of risk factors for coronary heart disease. Circulation 1973;48:950-58.        [ Links ]

11. Kannel WB, Castelli WP, Gordon T. Serum cholesterol, lipoproteins, and the risk of coronary heart disease. The Framingham Study. Ann Int Med 1971;74:1-12.        [ Links ]

12. The Second Report of The National Cholesterol Education Program (NCEP). Expert panel on detection, evaluation and treatment of high blood cholesterol in adults. JAMA 1993;269:3015-3023.        [ Links ]

13. Study Group, European Atherosclerosis Society. Strategies for the prevention of coronary heart disease: A policy statement of the European Atherosclerosis Society. Eur Heart J 1987;8:77-88.        [ Links ]

14. Kannel WB, Neaton JD, Wentworth D, Thomas HE, Stamler J, Hulley SB et al. Overall and CHD mortality rates in relation to major risk factors in 325 348 men screened for the MARFIT. Am Heart J 1986;112:825-836.        [ Links ]

15. Jorde LB, Williams RR. Relation between family history of coronary artery disease and coronary risk variables. Am J Cardiol 1988;62:708-713.        [ Links ]

16. Report of the National Cholesterol Education Program. Expert panel on detection, evaluation and treatment of high blood cholesterol in adults. The expert panel. Arch Intern Med 1988;148:36-69.        [ Links ]

17. Frick MH, Elo O, Haapa K. Helsinki heart study. N Engl J Med 1987; 317:1237-1245.        [ Links ]

18. Silva-Ayaguer LC. Excursión a la regresión logística en ciencias de la salud. Madrid: Ediciones Díaz de Santos, 1995.        [ Links ]

19. Encuesta Nacional de Enfermedades Crónicas. México, D.F.: Secretaría de Salud, 1993.        [ Links ]

20. Cueto Gl, Brito E, Barrera GJ. Prevalencia de factores de riesgo en burócratas en la Ciudad de México. Arch Inst Cardiol Mex 1989;59: 19-27.        [ Links ]

21. Zorrilla E. Hipercolesterolemia. Diagnóstico y tratamiento. Hipercolesterolemia en México. 2a. edición. México D.F.: Editorial Interamericana, 1995:69-96.        [ Links ]

22. Peter WF, Wilson MD. The impact of triglycerides on coronary heart disease: The Framingham Study. En: Triglycerides, the role in atherosclerosis; 1990 mayo; Austria Center, Viena. Book of Abstracts 15-12.        [ Links ]

23. Lewis B, Chait A, Oakley CMO. Serum lipoprotein abnormalities in patients with control population. Br Med J 1974;3:489-493.        [ Links ]

24. Goldstein JL, Hazzard WR, Schortt HG. Hyperlipidemia in coronary heart disease. Lipid levels in 500 survivors of myocardial infarction. J Clin Invest 1973;52:1533-1543.        [ Links ]

25. Heyden S. The problem with triglycerides. Nutr Metab 1975;18:15.        [ Links ]

26. Assman G, Schulte H. PROCAM-TRIAL: Prospective cardiovascular münster trial. Munich: Mmv Medizine Verlag, 1989:1-73.        [ Links ]

27. Neaton JD , Kuller LH, Wentworth D. Total and cardiovascular mortality in relation to smoking, serum cholesterol concentration and diastolic blood pressure among blank and white males followed up for five years. Am Heart J 1984;108:759-769.        [ Links ]

28. Tyroler HA, Heyden S. Blood pressure and cholesterol as coronary heart disease risk factors. Arch Int Med 1971;128:907-914.        [ Links ]

29. Hammond EC, Garfinkel L. Coronary heart disease, stroke and aortic aneurysm. Arch Environ Health 1969;19:167-174.        [ Links ]

30. Zubirán S, Chávez A. Estudio epidemiológico de la diabetes en la Ciudad de México. Rev Invest Clin 1964;16:367-383.        [ Links ]

31. Zorrilla E, Hernández A, Chávez-Domínguez R. Factores nutricionales y metabólicos de riesgo coronario en trabajadores industriales mexicanos. Memorias del 9o. Congreso Internacional de Nutrición; 1972; México, D.F.        [ Links ]

32. Fanghänel G, Arellano S, Villalobos S. Epidemiología de la diabetes mellitus en el Hospital General de México de la SSA. Rev Med Hosp Gen Mex 1983;46:76-86.        [ Links ]

33. González C, Stern MP, Villalpando E. Prevalencia de diabetes e intolerancia a glucosa en una población urbana de nivel socioeconómico bajo. Rev Invest Clin 1992;44:321-328.        [ Links ]

34. Kannel WB, McGee DL. Diabetes and cardiovascular disease. The Framingham Study. JAMA 1979;241:2035-2038.        [ Links ]

35. Reaven GM. Role of insulin resistance in human disease. Diabetes 1988;37:1595-1607.        [ Links ]

36. Cordon T, Kannel WB, Hjortland MC. Menopause and coronary boart disease: The Framingham Study. Ann Intern Med 1978;89:157-161.        [ Links ]

37. Mattbewb KA, Meilahn E, Kuller LB. Menopause and risk factors for coronary heart disease. N Engl J Med 1989;321:640-646.        [ Links ]

38. Campos B, McNamara Jr, Wilson PW. Differences in low density lipoprotein subfractions and apolipoproteins in premenopausal and posmenopausal women. J Clin Endocrinol Metab 1988;67:30-35.        [ Links ]

39. Willett WC, Green A, Stampfer MJ. Relative and absolute excess risks of coronary heart disease among women who smoke cigarettes. N Engl J Med 1987;317:1303-1309.        [ Links ]

40. Manson JE, Tosteson H, Ridker PM. The primary prevention of myocardial infarction. N Engl J Med 1992;326:1406-1416.        [ Links ]

41. Hebert PR, Moser M, Mayer J. Recent evidence on drug therapy of mild to moderate hypertension and decreased risk of coronary heart disease. Arch Intern Med 1993;153:578-581.        [ Links ]

42. SHEP Cooperative Research Group. Prevention of stroke by antihypertensive drug treatment in older persons with isolated systolic hypertension: Final results of the systolic hypertension in the elderly program (SHEP). JAMA 1991;265:3255-3264.        [ Links ]

43. Manson JE, Colditz GA, Stampfer MJ. A prospective study of obesity and risk of coronary heart disease in women. N Engl J Med 1990;322: 882-889.        [ Links ]

44. Salonen JT, Puska P, Tuomilehto J. Physical activity and risk of myocardial infarction, cerebral stroke and death: A longitudinal study in Eastern Finland. Am J Epidemiol 1982;115:526-537.        [ Links ]

45. The Writing Group for the PEPI Trial. Effects of estrogen or estrogen/progestin regimens on heart disease risk factors in postmenopausal women: The postmenopausal estrogen/progestin interventions (PEPI) trial. JAMA 1995;273:199-208.        [ Links ]

 

 

(1) Jefe del Servicio de Endocrinología, Hospital General de México.

(2) Médico de Base, Servicio de Endocrinología, Hospital General de México.

(3) Centro de Investigación en Sistemas de Salud, Instituto Nacional de Salud Pública, México.

 

Fecha de recibido: 31 de enero de 1997 · Fecha de aprobado: 25 de agosto de 1997

Solicitud de sobretiros: Dr. Guillermo Fanghänel Salmón. Bruselas 135, casa 1, colonia Del Carmen, Delegación Coyocán, 04100 México, D.F.