SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.44 issue6Estadísticas de mortalidad en México: muertes registradas en el año 2001La violencia, un problema esencial de salud pública, declara la OMS en su Reporte Mundial sobre Violencia y Salud author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Salud Pública de México

Print version ISSN 0036-3634

Salud pública Méx vol.44 n.6 Cuernavaca Nov. 2002

http://dx.doi.org/10.1590/S0036-36342002000600010 

NOTICIAS

 

 

El periodo de vida sana puede prolongarse entre 5 y 10 años, según la Organización Mundial de la Salud

 

 

El 30 de octubre próximo pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó el Informe sobre la salud en el mundo 2002 "Reducir los riesgos y promover una vida sana".

"Este informe proporciona a las sociedades una guía orientativa de los caminos a seguir para hacer frente a toda una diversidad de condiciones de salud evitables que están causando la muerte prematura de millones de personas e impidiendo una vida sana a decenas de millones de individuos", afirma la Directora General de la OMS, doctora Gro Harlem Brundtland. "La OMS adoptará el informe y consagrará sus esfuerzos a las intervenciones que mejores resultados proporcionen en cada región y a la obtención de información de los Estados Miembros".

Según el Informe, de un conjunto de 25 grandes riesgos evitables seleccionados y estudiados en detalle, los 10 más importantes a escala mundial son los siguientes: insuficiencia ponderal del niño y de la madre; prácticas sexuales sin protección; hipertensión arterial; tabaco; alcohol; agua, saneamiento e higiene inadecuados; niveles de colesterol elevados; humos procedentes de combustibles sólidos en ambientes interiores; deficiencia de hierro y sobrepeso/obesidad. En conjunto, estos riesgos representan alrededor de 40% de los 56 millones de defunciones que se registran anualmente, y un tercio de los años de vida sana perdidos en todo el mundo.

La OMS califica el contraste entre ricos y pobres de "escandaloso". Muchos de esos riesgos recaen casi exclusivamente sobre el mundo en desarrollo, mientras que otros son ya de alcance mundial. En los países pobres, unos 170 millones de niños pesan menos de lo debido, principalmente por falta de alimento, en tanto que más de mil millones de adultos en todo el mundo, sin distinción entre países de ingresos medios y altos, padecen sobrepeso u obesidad. En América del Norte y Europa occidental, aproximadamente medio millón de personas mueren cada año por enfermedades relacionadas con el sobrepeso o la obesidad.

La OMS advierte que "la inacción tiene unos costos graves". El informe predice que, a menos que se haga algo, para el año 2020 morirán cada año a causa del tabaco nueve millones de personas, frente a los cerca de cinco millones actuales; cinco millones de defunciones, frente a los tres millones actuales, serán atribuibles al sobrepeso y a la obesidad; y el número de años de vida sana que no disfrutarán los niños con peso deficiente ascenderá a 110 millones, cifra que, aun siendo inferior a los 130 millones actuales, es todavía inaceptablemente alta.

Si fuera posible hacer frente a todos esos riesgos evitables, como recomienda la OMS (aun reconociendo que se trata de un objetivo muy ambicioso), el periodo de vida sana podría aumentar en hasta 16 o más años en algunas partes de Africa, en donde la esperanza de vida sana puede llegar a ser tan sólo de 37 años (en Malawi). Incluso en los países desarrollados más ricos, como los de Europa, Estados Unidos de América, Australia, Nueva Zelanda y Japón, los periodos de vida sana se prolongarían en unos cinco años.

La OMS ha desarrollado un marco único en su género, con base en un amplio acervo de evidencias científicas, para evaluar en términos comparables el impacto de los diferentes riesgos expresados en una "moneda común": el número de años de vida sana perdidos, o AVAD (años de vida ajustados en función de la discapacidad). Este valor refleja en particular el impacto de los diferentes riesgos sobre la mortalidad y la morbilidad. Un AVAD equivale a un año de vida sana perdido.

Una parte considerable de esa pérdida podría reducirse emprendiendo una serie de intervenciones costoeficaces señaladas en el Informe. La OMS ha desarrollado un sistema pionero para identificar y notificar en términos comparables las intervenciones de salud económicamente eficaces en las diferentes regiones, denominado CHOICE, consistente en escoger las intervenciones costoeficaces (cuadro I). Varias opciones del sistema CHOICE figuran en una nueva base de datos estadística que forma parte también del Informe sobre la salud en el mundo 2002, uno de los proyectos de investigación de mayor envergadura jamás emprendidos por la Organización Mundial de la Salud. Tales intervenciones pueden ser aplicadas 'a la carta', atendiendo a las circunstancias específicas de cada país.

 

 

Salud Pública de México.