SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.50 issue2Consumo de bebidas para una vida saludableAntropometría neonatal en Cárdenas, Tabasco author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Salud Pública de México

Print version ISSN 0036-3634

Salud pública Méx vol.50 n.2 Cuernavaca Mar./Apr. 2008

http://dx.doi.org/10.1590/S0036-36342008000200002 

CARTAS AL EDITOR

 

Muertes violentas en Tijuana, Baja California, México

 

 

Señor editor: La ciudad de Tijuana se encuentra en el estado de Baja California en la frontera norte de México. Cuenta con una población de 1210820 habitantes censados en 20001 y se ha caracterizado por un aumentó exponencial en el número de muertes relacionadas con actos violentos. Cabe recordar que la violencia es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad prematura en jóvenes a nivel mundial.2

En 2000, se encontraron 1.6 millones de muertes alrededor del mundo que fueron secundarias a una causa violenta (28.8 por 100000 habitantes). Cerca de 50% de éstas fueron debidas a suicidio, 33% a homicidio y 20% secundarias a un conflicto armado. La tasa de muertes violentas en los países en vías de desarrollo es más del doble que en los países primermundistas (32.1 por 100000 habitantes vs. 14.4 por 100000 habitantes).3 En México, durante 1995, en promedio 161 personas fallecieron diariamente por causas intencionales o no intencionales.4 Debido a que no hay estudios de mortalidad relacionada con traumatismos o actos violentos en la ciudad de Tijuana, se decidió realizar un estudio descriptivo de mortalidad por actos violentos.

De enero de 2004 a diciembre de 2005 se acudió al archivo del Servicio Médico Forense (Semefo) de la ciudad de Tijuana para la revisión manual de las actas del ministerio público (MP) y necropsias ocurridas de enero de 2002 a diciembre de 2003. Se incluyeron sujetos de ambos sexos, de todas las edades, fallecidos por una muerte violenta. Los mecanismos de lesión se clasificaron como: accidente de tráfico de vehículo motor (ATVM) por atropellamiento o tripulante; lesión por proyectil de arma de fuego (PAF); lesión por instrumento punzo cortante (IPC); anoxemia (estrangulamiento, sofocación, ahorcamiento y sumersión); quemaduras (exposición a fuego directo, electrocución y químicos); policontusión; caídas y no especificado. Se definió muerte violenta la secundaria a un suceso accidental u homicidio.5

Hubo 1335 muertes violentas, la edad promedio fue de 34.9±16.1 (0-93 años) y 1124 casos (84.2%) fueron en hombres. De las 1335 muertes, 393 (32.4 x 100000 habitantes) fueron por ATVM, de los cuales 215 (17.7 x 100000 habitantes) fueron atropellados y 178 (14.7 x 100000 habitantes) tripulantes. Con menor frecuencia se observaron los siguientes mecanismos de lesión: 327 casos (27 x 100000 habitantes) por PAF; 78 (6.4 x 100000 habitantes) por IPC; 47 (3.8 x 100000 habitantes) por policontusión; 54 (4.4 x 100000 habitantes) por caídas; 178 (14.7 x 100000 habitantes) por mecanismo de lesión no especificado; 203 casos (16.7 x 100000 habitantes) por anoxemia; y 55 (4.5 x 100000 habitantes) por quemaduras.

Los ATVM fueron significativamente más frecuentes en los grupos de edad de 0-16 años y mayor de 65 años. De los 31 ATMV ocurridos en el grupo de edad mayor de 65 años, 77% fueron por atropellamiento. En el grupo de edad de 17-45 años hubo mayor frecuencia de lesiones por PAF (30% vs. 12% p=<0.001), IPC (7% vs. 3% p=0.27) y anoxemia (16% vs. 10% p=0.06). El 28% de las muertes violentas fueron en la región oeste de la ciudad y con menor frecuencia en el norte, este y sur 24, 15 y 5% respectivamente.

El porcentaje de muertes por atropellamiento en nuestro estudio (55%) fue similar al encontrado en lugares como Hong Kong (59%),6 en la República mexicana (54.3%),7 el Distrito Federal (57%)8 y mayor al encontrado en Grecia (10.5%).9 La elevada prevalencia en atropellamientos en nuestro estudio y en la República mexicana, probablemente está relacionada con la migración de población rural a las zonas urbanas, al deficiente sistema de tránsito y a la falta de educación en materia de seguridad.10 Hubo 110 casos de muertes relacionadas con estrangulamiento en dos años, en comparación con 98 casos durante 1993-2002 en la India11 y la prevalencia de anoxemias por sumersión se encontró disminuida (1.5 x 100000 habitantes) en comparación con lo reportado en Jalisco (2.6 x 100000 habitantes).12

Los ATVM continúan siendo el me-canismo de lesión causante de muerte más frecuente, lo cual se puede asociar con el aumento exponencial de vehículos que transitan la ciudad, con el deficiente sistema de tránsito vehicular y con la falta de una cultura comunitaria de seguridad. Solamente menos de un tercio de los casos fueron atendidos por algún sistema de atención médica, quizá debido al deficiente sistema de respuesta a los accidentes, ya que la ciudad no cuenta con el suficiente número de personal capacitado en atención prehospitalaria y ambulancias, asimismo carece de un centro de atención especializada para el paciente traumatizado. La elevada frecuencia de muertes por estrangulación en nuestro estudio, quizás esté asociada con que en algunos casos este mecanismo de lesión es usado por miembros del crimen organizado.

 

Antonio Molina Corona,
Abraham Zonana Nacach,
David X. Flores Romero.
Hospital General Regional núm. 20, IMSS, Tijuana.

Alejandro F. Martínez Caamaño.
Universidad Autónoma de Baja California, Tijuana.

Mercedes Quiroz Prado.
Servicio Médico Forense, Tijuana.

Correo electrónico: zonanaa@yahoo.com

 

Referencias

1. Tabulados básicos Baja California, XII censo general de población y vivienda 2000. México DF: INEGI, 2000:47-48.        [ Links ]

2. Meel BL. Certification of deaths at Umtata General Hospital, South Africa. J Clin Forensic Med 2003;10:10-15.        [ Links ]

3. Meel BL. Incidence and patterns of violent and/or traumatic deaths between 1993 and 1999 in the Transkei region of South Africa. J Trauma 2004;57:125-129.        [ Links ]

4. Hijar M, Flores M, Lopez MV, Rosovsky H. Alcohol intake and severity of injuries on highways in Mexico: a comparative analysis. Addiction 1998;93:1543-1551.        [ Links ]

5. Schlueter V, Narring F, Mûnch U, Michaud PA. Trends in violent deaths among young people 10-24 years old, in Switzerland, 1969-1997. Eur J Epidemiol 2004;19:291-297.        [ Links ]

6. Cameron PA, Rainer TH, Mak P. Motor vehicle deaths in Hong Kong: opportunities for improvement. J Trauma 2004;56:890-893.        [ Links ]

7. Hijar M, Trostle J, Bronfman M. Pedestrian injuries in Mexico: a multi-method approach. Soc Sci Med 2003;57:2149-59.        [ Links ]

8. Hijar M, Krauss JF, Tovar V, Carrillo C. Analysis of fatal pedestrian injuries in Mexico City 1994-1997. Injury 2001;32:279-84.        [ Links ]

9. Markogiannakis H, Sanidas E, Messaris E, Koutentakis D, Alpantaki K, Kafetzakis A, et al. Motor vehicle trauma: analysis of injury profiles by road-user category. Emerg Med J 2006;23:27-31.        [ Links ]

10. Hijar M, Chu LD, Kraus JF. Cross-national comparison of injury mortality: Los Angeles county, California and Mexico City, Mexico. Int J Epidemiol 2000; 29:715-21.        [ Links ]

11. Verma SK, Lal S. Strangulation deaths during 1993-2002 in East Delhi (India). Leg Med (Tokyo) 2006; 8:1-4.        [ Links ]

12. Drowning in Jalisco: 1983-1989. Salud Publica Mex 1991;33:585-589.        [ Links ]