SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.51 issue2Challenges to environmental health: An Environmental Health Perspectives - Salud Pública de México collaborationOutbreak of intra-hospital acquired rotavirus in a pediatric hospital in Mexico author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Salud Pública de México

Print version ISSN 0036-3634

Salud pública Méx vol.51 n.2 Cuernavaca Mar./Apr. 2009

http://dx.doi.org/10.1590/S0036-36342009000200002 

CARTAS AL EDITOR

 

Mordeduras por serpiente venenosa: panorama epidemiológico en México

 

 

Señor editor: Con la presente enviamos algunos resultados de un estudio llevado a cabo en el periodo de 2003 a 2007 acerca de la incidencia de las mordeduras causadas por serpientes venenosas en diferentes regiones de la República Mexicana; remitimos estos resultados para su posible publicación en su prestigiada revista en la modalidad de cartas al editor.

El veneno que inocula una mordedura de serpiente constituye un problema de salud pública real y es de capital importancia en el mundo, ya que cada año se calcula que mueren alrededor de 50000 personas y otras 22000 sufren secuelas permanentes, como amputaciones y pérdidas de sus funciones, con la imposibilidad para desarrollarse con normalidad en la sociedad.1,2 Infortunadamente, en nuestro país no se han recopilado de manera adecuada los registros referentes a las mordeduras infligidas por serpientes venenosas y, en consecuencia, se decidió realizar un protocolo para conocer la tendencia de los casos de mordeduras por serpiente venenosa a nivel nacional durante el periodo de 2003 a 2007, con base en las siguientes variables: determinar el número total de mordeduras por serpiente, los estados con mayor incidencia, las especies confirmadas como las causantes de los accidentes, el género de las víctimas, la mortalidad, los grupos de edad expuestos, el sitio de la lesión más frecuente y los meses en que se presenta la mayor parte de los incidentes. Se recabó información procedente de la Dirección General de Epidemiología y todos los casos fueron atendidos en centros de salud del IMSS, ISSSTE, DIF, Pemex, Sedena, Semar y otras dependencias o instituciones privadas. Asimismo, se llevó a cabo una revisión de artículos originales relacionados con el envenenamiento por mordedura de serpiente venenosa y se obtuvieron los siguientes resultados: en el lapso de 2003 a 2007 se registró en México un total 18848 accidentes por mordedura de serpiente; los estados con mayor incidencia por este tipo de lesiones fueron Veracruz, Oaxaca, San Luis Potosí, Hidalgo y Puebla (Oaxaca es el más afectado con un total de 2266 mordeduras, seguido por Veracruz con 2231 casos). Esto se debe a las características geográficas y climáticas de dichas regiones, que favorecen una diversidad mayor de ofidios;2 las especies que fueron confirmadas como las causantes de los accidentes dentro de estos cinco estados fueron Crotalus molossus, Crotalus atrox, Crotalus durissus, Agkistrodon bilineatus y Bothrops asper (esta últimaesla serpiente que más lesiones ocasionó, con 48% de los casos).

Los resultados también mostraron que existe un predominio del género masculino entre las víctimas, con 67% de los casos, con toda probabilidad porque la mayoría de los accidentes ocurre al realizar labores agrícolas. Llama la atención que a pesar de que existen esquemas disponibles para la atención de las víctimas afectadas por mordedura de serpiente venenosa todavía se presentan casos de mortalidad; durante el periodo estudiado se registraron 2912 muertes, que representan 15.44% del total de los accidentes registrados.

En cuanto al grupo de edad más afectado, los resultados señalan que el mayor riesgo de mordedura para cada año se observó en la población de 25 a 44 años, con 29% de los casos. De acuerdo con estudios previos, en este grupo en particular se encuentra la población económicamente productiva en el área rural, lo cual explica esta tendencia.1,3

La región anatómica más afectada, con 72% de los casos, correspondió a los miembros inferiores (tobillos y pies), lo cual puede deberse a que las especies de serpientes son de hábitos terrestres y por lo general se mimetizan con su ambiente o la densa vegetación, razón por la cual son inadvertibles para las víctimas.

Por último, la mayor frecuencia de accidentes se observó entre los meses de julio y octubre, debido a los hábitos de alimentación, reproducción e hibernación de los ofidios.

Estos resultados muestran que existe un elevado número de personas del sector rural que mantienen una relación constante e inevitable con las serpientes, incluidas las especies venenosas, y ello incrementa la posibilidad de contacto traumático con los ofidios. Por lo tanto, es necesario disponer de antiviperinos en las zonas de alto riesgo mostradas en esta investigación; asimismo, hay que impartir cursos-talleres nacionales para capacitar al personal médico acerca del uso y la aplicación de faboterápicos, ya que el principal problema actual en términos del tratamiento con antiviperinos no es demostrar la efectividad del producto contra el veneno de víboras, sino más bien la difusión que incremente el conocimiento médico en la materia. De esta manera será posible suministrar una adecuada atención a los pacientes envenenados por ofidios venenosos y reducir así las estadísticas de mortalidad y las secuelas permanentes en el área de la lesión, además de evitar el uso de remedios caseros al que aún hoy recurren las víctimas de este tipo de accidentes.

Biol. Claudia G Siria Hernández*

Biol. Antelmo Arellano Bravo*

*Laboratorios de Biológicos y Reactivos
de México SA de CV. Departamento Herpetario,
Mariano Escobedo 20 Col. Popotla,
CP 11400 México, DF.
Tel. 50820390 Ext 409 y 410.
E-mail: atheris84@hotmail.com
anthel66@hotmail.com

 

Referencias

1. Sotelo Cruz N. El tratamiento de la mordedura de serpientes. Un enfoque práctico. Rev Mex Pediatr 1997;64(l):33-39.         [ Links ]

2.Flores-Villela O, Goyenechea I. Patrones de distribución de anfibios y reptiles en México. En: Morrone JJ, Llorente-Bousquests J (eds). Una perspectiva latinoamericana de la biogeografía. México: Conabio/UNAM, 2004:289-296.         [ Links ]

3. Híjar M, Blanco J, Carrillo C, Rascón A. Mortalidad por envenenamiento en niños. Salud Publica Mex 1998;40:347-353.        [ Links ]