SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.53 issue1Las lesiones por causa externa en México: lecciones aprendidas y desafíos para el Sistema Nacional de Salud author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Salud Pública de México

Print version ISSN 0036-3634

Salud pública Méx vol.53 n.1 Cuernavaca Jan./Feb. 2011

http://dx.doi.org/10.1590/S0036-36342011000100017 

PÁGINAS DE SALUD PÚBLICA

 

 

 

Reynales-Shigematsu LM, Shamah-Levy T, Méndez Gómez-Humarán I, Rojas-Martínez R, Lazcano-Ponce E. Encuesta Global de Tabaquismo en Adultos. GATS México 2009. Cuernavaca, México: Instituto Nacional de Salud Pública, 2010. Coeditado con la Organización Panamericana de la Salud

El consumo de tabaco es la primera causa prevenible de muerte prematura y enfermedad en todo el mundo. En la actualidad, más de cinco millones de personas mueren cada año debido a enfermedades relacionadas con el tabaco y se estima que causará cerca de ocho millones anuales para 2030. A pesar de que las tendencias actuales están cambiando, la mayoría de estas muertes ocurrirán en países en desarrollo. La Organización Mundial de la Salud (OMS), a través de su Iniciativa por un Mundo Libre de Tabaco (TFI, por sus siglas en inglés) y del Secretariado para el Convenio Marco de la OMS (CSF, por sus siglas en inglés), trabajan con los países para reducir la carga mundial de enfermedad y muerte causadas por el tabaco. Así se protege a las generaciones presentes y futuras contra las devastadoras consecuencias sanitarias, sociales, ambientales y económicas ocasionadas por el consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno. A tal fin, en la Asamblea Mundial de la Salud de 2003 se aprobó el primer tratado internacional de salud pública que dio como resultado el Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud. En él se establece un plan de acción que cada país debe establecer, de acuerdo a su legislación, para combatir el problema del tabaquismo.

Con esta finalidad en mente, se propone una serie de medidas que comienzan con el monitoreo y la vigilancia del consumo de tabaco en la población, y para ello, la OMS, en conjunción con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos de América, desarrollaron la Encuesta Global de Tabaquismo en Adultos (Global Adult Tobacco Survey, GATS) con la finalidad de contar con un instrumento que permita conocer la prevalencia de consumo de tabaco en la población adulta de cada país, así como los niveles de exposición a humo de tabaco ajeno. Mediante este instrumento, se espera poder conocer el comportamiento del consumo de tabaco y asimismo mesurar de manera indirecta el impacto de las medidas de control del tabaco establecidas como políticas públicas, lo que permite verificar su efectividad y plantear sobre bases firmes una posible reorientación. Otra de sus ventajas consiste en su normalización internacional, lo que permite establecer comparaciones entre países y políticas para el control del tabaco.

La Encuesta Global de Tabaquismo en Adultos México 2009 es una encuesta de hogares con representatividad nacional orientada a generar datos sobre el consumo de tabaco y las medidas de control comparables internacionalmente. Utiliza un cuestionario común y una estrategia metodológica estandarizada en cuanto al diseño de la muestra, la recopilación de datos y los procedimientos de gestión. La GATS fue realizada en México por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) con la asistencia técnica de la Organización Mundial de la Salud /Organización Panamericana de la Salud (OPS) y los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades de Estados Unidos. El apoyo financiero de la encuesta fue proporcionado por Bloomberg Philanthropies como parte de la Iniciativa Bloomberg para reducir el consumo de tabaco.

La GATS México 2009 utilizó un muestreo probabilístico, polietápico por conglomerados. Cuenta con representatividad nacional, por sexo y tamaño de la localidad de residencia para producir indicadores que permitan vigilar el comportamiento de la epidemia de tabaquismo y las estrategias de control implementadas en México. La muestra fue de 18 540 hogares, de los cuales se visitaron 16 303, donde se identificó a 14 820 personas de 15 años o más. Al final se realizaron 13 627 entrevistas completas. Los individuos fueron seleccionados de manera aleatoria en cada hogar. La tasa de respuesta de los hogares fue de 89.6% (82% urbana, 92% suburbana y 93.6% rural). La tasa de respuesta individual fue de 92.1% (88.6% urbana, 91.7% suburbana, 94.6% rural). La tasa de respuesta global fue de 82.5 por ciento. La GATS proporciona información importante sobre los indicadores clave y características sociodemográficas para el control del tabaco, lo que crea una oportunidad para los tomadores de decisiones en los diferentes niveles, para fortalecer y mejorar las intervenciones planteadas en las diferentes áreas de control del tabaco.

Los resultados permiten ubicar el comportamiento del tabaquismo en adultos en los ámbitos nacional e internacional, el primero estratificado por sexo y áreas geográficas. También aporta información sobre la exposición al humo de tabaco ajeno, el impacto de las leyendas de advertencia que actualmente se imprimen en las cajetillas de cigarros, la proporción de la población que ha observado algún tipo de publicidad de productos de tabaco, información sobre los métodos utilizados por la población para dejar de fumar y finalmente el grado de conocimiento de la población encuestada en relación con los daños provocados por el tabaquismo.

Lo que se presenta en este libro son los resultados de la primera aplicación de la GATS en México. Se trata de una encuesta nacional realizada en hogares en población mayor de quince años con representatividad de áreas urbanas, semiurbanas y rurales. Mide indicadores básicos sobre consumo de tabaco, estrategias de cesación, exposición a humo de tabaco ajeno, factores económicos, influencia de los medios de comunicación, tanto a favor como en contra, así como los conocimientos, actitudes y percepción del público respecto al consumo de tabaco. Adicionalmente, en México se le añadieron a la GATS indicadores para determinar el nivel socioeconómico y la disposición de los consumidores a pagar los tratamientos para dejar de fumar.

La presente publicación será sin duda de gran utilidad para redoblar los esfuerzos en materia de implementación de políticas públicas efectivas para el control del tabaco. En conjunto con las demás herramientas de monitoreo, permiten impulsar medidas de protección para la población en general, informar sobre los riesgos para la salud derivados del consumo de productos de tabaco, así como de los riesgos de la exposición involuntaria al humo de tabaco y ofrecer las mejores estrategias que permitan a los fumadores liberarse de la adicción a la nicotina. En suma, la información proporcionada por la GATS permitirá evaluar tanto el cumplimiento del Convenio Marco como el impacto de las medidas que México ha adoptado para proteger la salud de todos sus habitantes, además de que permitirá identificar las áreas que requieran la oportuna intervención de los responsables de las decisiones.