SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.53 issue2Décimo aniversario del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del INSPTeoría social y salud author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Salud Pública de México

Print version ISSN 0036-3634

Salud pública Méx vol.53 n.2 Cuernavaca Mar./Apr. 2011

http://dx.doi.org/10.1590/S0036-36342011000200016 

PÁGINAS DE SALUD PÚBLICA

 

 

 

Knaul F. Tómatelo a Pecho. México, DF: Aguilar Fontanar, 2009.

La epidemia de cáncer de mama que vive México y un grupo importante de países en América Latina requiere de una respuesta urgente por parte de los sistemas nacionales de salud. Esta respuesta implica no sólo la acción del Gobierno sino de todos los actores sociales interesados en el tema. En años recientes, la sociedad civil ha tenido un papel importante en la respuesta a muchos problemas de salud, incluido el VIH/SIDA, entre otros. Sin embargo, su participación no ha estado siempre articulada a los programas gubernamentales. Sin dejar de ser críticas de estos programas, las organizaciones civiles tienen un enorme potencial de participación en diferentes quehaceres públicos en el campo de la salud. La propuesta que Felicia Knaul hace desde la sociedad civil está enmarcada por tres elementos fundamentales. El primero es generar y apoyar propuestas de política pública desde la sociedad civil, el segundo es utilizar la evidencia científica disponible para fortalecer las propuestas y el tercero –y no menos importante– acompañar estas acciones con un compromiso genuino derivado de una experiencia personal. De esta forma, el libro relata un conjunto de hechos derivados de la experiencia personal de haber vivido con cáncer de mama, para transformarlo posteriormente en una lucha dirigida a apoyar los esfuerzos institucionales por generar una respuesta adecuada al cáncer de mama y –en especial– ofrecer apoyo a aquellas mujeres cuyas condiciones de vida no les permite un acceso oportuno a servicios de calidad. El libro es un viaje por la emocionalidad de una persona que a los 41 años fue diagnosticada con cáncer de mama y que a lo largo de ese viaje se plantea la necesidad de darle sentido a esa experiencia para fortalecer nuestra capacidad por entender y enfrentar el problema a lo largo de una gran gama de acciones, desde la prestación de servicios individuales hasta las estrategias de nivel poblacional. En cada uno de los capítulos del libro es posible observar la transformación de las emociones más íntimas y personales de la autora hasta el desarrollo elaborado de interpretaciones sobre la realidad del cáncer de mama en México.

La epidemia del cáncer de mama en México no había sido analizada con claridad y precisión suficientes hasta que la doctora Knaul logró hacerlo a partir de la conformación de un grupo experto en diversas áreas de la salud pública. Uno de los hallazgos más importantes es que la epidemia a partir de 2006 alcanzó ya una tasa de mortalidad anual más alta que el cáncer cervicouterino. Este hecho en sí mismo plantea disyuntivas interesantes para la política de salud dirigida a la mujer en el país. Sin duda las estrategias dirigidas al combate al cáncer de cuello uterino han sido exitosas. Este éxito ha sido apoyado por el hecho de haberse descubierto que esta enfermedad era básicamente una enfermedad infecciosa en su origen, pero con un desarrollo de lento proceso a partir de la aparición de lesiones en los tejidos que permite su detección y tratamiento exitoso en fases tempranas. Hoy día incluso se cuenta con una vacuna para prevenirla, aunque el costo sea todavía poco accesible a todos los estratos poblacionales. La investigación en cáncer de mama no ha logrado a la fecha entender el proceso que da origen al desarrollo de la enfermedad. Al parecer, existen diversos factores asociados al mismo, lo cual complica enormemente su control. En la actualidad no es posible hacer prevención primaria de la enfermedad por lo que los esfuerzos se deben concentrar en detectar lo más tempranamente posible su aparición. La detección temprana requiere sin duda la acción conjunta del gobierno, los trabajadores de la salud, la sociedad civil, las familias y las mujeres mismas.

El otro gran hallazgo es la necesidad de ajustar el sistema de salud y sus componentes para enfrentar el problema. Sin duda México ha fortalecido su sistema de salud en años recientes a través de la inversión de programas como el Seguro Popular, que a través de su Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos financia intervenciones hospitalarias de alta especialidad, incluido el cáncer de mama. En teoría, los recursos financieros existen para atender a cualquier mujer del país con este problema, sea a través de la seguridad social o a través de las instituciones públicas, pero es importante inducir la demanda de atención a través de los canales adecuados. Actualmente existen un conjunto de factores y arreglos organizacionales que requieren ser modificados y ajustados para que la oferta de servicios sea eficaz y de calidad. La política para enfrentar el cáncer de mama requiere reconocer sus especificidades epidemiológicas, por ejemplo, el hecho de que en promedio el cáncer de mama afecta a mujeres mexicanas 10 años antes que el promedio de edad en Europa, así como la existencia de barreras culturales, sociales e institucionales para el acceso. El primer gran reto del sistema de salud es poner en juego todos los recursos disponibles para identificar el cáncer lo más temprano posible y posteriormente ofrecer una atención hospitalaria tecnológicamente competente. Este objetivo involucra un conjunto colosal de esfuerzos coordinados entre sí para lograr el objetivo. Las mujeres deben estar atentas a identificar cualquier anomalía por pequeña que sea en sus pechos y demandar atención de acuerdo con la normatividad vigente. Lo anterior requiere de la diseminación de información a la población, el desempeño técnicamente adecuado de las instituciones y sus prestadores de servicios, así como del entrenamiento especializado de los mismos. Cada prestador juega un papel importantísimo en la articulación de la respuesta ante el cáncer de mama. Un papel clave y fundamental lo tienen las enfermeras y las promotoras de la salud en la comunidad. Estas últimas en la transferencia precisa de información para ayudar a las mujeres y sus familias a tomar las acciones correctas en la búsqueda de atención, y las primeras, en el manejo adecuado de pacientes y asesoría tanto a nivel comunitario como a nivel hospitalario. La segunda edición del libro de Felicia Knaul está dedicado a la memoria de Sor Mary Suárez, una enfermera que consagró su vida a la atención de pacientes hospitalarios y quien fue consciente hasta en sus últimos momentos de que dejaba la estafeta a muchos otros trabajadores de la salud que trabajan día a día para combatir la enfermedad que puso término a su vida.

 

Gustavo Nigenda
Instituto Nacional de Salud Pública
Cuernavaca, Morelos, México