SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.23 issue1Opened for stocktakingPublic health: who can do it and what can be done? author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Gaceta Sanitaria

Print version ISSN 0213-9111

Gac Sanit vol.23 n.1 Barcelona Jan./Feb. 2009

http://dx.doi.org/10.1590/S0213-91112009000100002 

ORIGINAL

 

¿Quiénes y qué pueden hacer en salud pública? Las competencias profesionales como base para la elaboración de programas en el Espacio Europeo de Educación Superior

What can be done and by who in Public Health? Professional competencies as a base for the design of University degrees curricula in the European Space for Higher Education

 

 

Mari Carmen Davó a,*, Diana Gil-González a,b, Carmen Vives-Casesa,c, Carlos Álvarez-Dardet a,b,c, Elena Ronda a, Rocío Ortiz-Moncada a,b y María Teresa Ruiz-Cantero a,b,c

a Área de Medicina Preventiva y Salud Pública, Universidad de Alicante, Alicante, España
b Observatorio de Políticas Públicas y Salud, Alicante, España
c Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), Alicante, España

Dirección para correspondencia

 

 


RESUMEN

Objetivo: Contribuir a conformar un marco de referencia para organizar la enseñanza de la salud pública en las titulaciones universitarias españolas, siguiendo las directrices del Espacio Europeo de Educación Superior.
Métodos: Se extrajeron las competencias profesionales específicas definidas en los Libros Blancos de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad (ANECA) de medicina, farmacia, enfermería, nutrición humana y dietética, óptica y optometría, veterinaria, trabajo social, ciencias laborales y recursos humanos, magisterio y ciencias ambientales. Siguiendo el marco propuesto por el Grupo de Trabajo sobre competencias profesionales en salud pública en España, se seleccionaron las que les capacitan para el desarrollo de la Salud Pública desde su ámbito de actividad. También se identificaron y relacionaron las competencias seleccionadas en cada titulación con las actividades y las funciones.
Resultados: Todas las titulaciones cuentan con competencias para las funciones de salud pública. La mayoría pueden participar en actividades de análisis de la situación de salud de la comunidad, y de diseño y puesta en marcha de programas e intervenciones sanitarias, fomento de la participación social y del control de los ciudadanos sobre su salud. Las actividades de control de enfermedades y de gestión de servicios y programas siguen restringidas a las profesiones sanitarias.
Conclusiones: Hay espacio académico para el desarrollo multidisciplinario de la salud pública en España mas allá de las profesiones consideradas sanitarias. La vinculación entre las competencias específicas de cada titulación y las actividades de salud pública permite identificar los contenidos de esta materia que deben incluirse en sus programas.

Palabras clave: Competencias profesionales. Salud pública. Títulos de grado.


ABSTRACT

Objective: To conform a frame of reference for the organization of the public health teaching in university degrees in Spain, in agreement with the directives of the European Space for Higher Education.
Methods Specific professional competencies in public health have been extracted from the Libros blancos published by the ANECA (National Agency of Quality Evaluation) for the degrees on medicine, pharmacy, nursing, human nutrition and dietetics, optics and optometry, veterinary, social work, occupational relations, teacher training, and environmental sciences. Following the framework proposed by the Working Group on professional competencies in public health in Spain, we have selected those competences that enable future professionals to participate in the development of the public health from their field of activity. We have also identified and correlated the specific competences of each degree with the corresponding activities and functions.
Results All the studied degrees have competences in public health functions. The majority has also defined activities in community health analysis, design and implementation of health interventions and programmes, promotion of social participation and citizen's control of their own health.
Conclusions There is academic space for the multidisciplinary development of the public health in Spain beyond the health professions. The identification of the specific competencies of each degree related with activities on public health reveal what are the contents to be in included in each syllabus.

Key words: Professional competencies. Public health. University degree.


 

Introducción

La adaptación de las titulaciones de grado al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) brinda la oportunidad de reorganizar los contenidos de salud pública impartidos en la universidad española en los programas de grado y posgrado, y siguiendo la filosofía de la convergencia europea adecuarlos a los diferentes perfiles profesionales1.

Las universidades europeas, siguiendo el acuerdo suscrito en Bolonia para lograr un sistema de titulaciones comparables2, impulsaron el Proyecto Tuning con el fin de determinar puntos de referencia en las competencias genéricas y específicas de cada disciplina3. Siguiendo este proyecto, y apoyada por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad (ANECA)4, una red de universidades españolas ha recogido en Libros Blancos los perfiles y competencias profesionales de las titulaciones de grado, para acomodar nuestros estudios al EEES5. Asimismo, tomando como referencia trabajos previos realizados en otros países y por otras instituciones6-8, un grupo de trabajo compuesto por profesionales de la salud pública definió las funciones esenciales y las competencias profesionales específicas de salud pública adaptadas a la realidad sanitaria, social y política de nuestro entorno9. Al igual que la red de universidades, este grupo de trabajo trató de identificar las habilidades que precisan los distintos profesionales para desarrollar en la práctica sus funciones y actividades características.

En salud pública, las competencias profesionales se refieren a las actitudes y capacidades necesarias para solucionar los problemas de salud de la comunidad de manera efectiva y eficiente10. La diversidad de sus competencias sugiere que son muchos los profesionales que están capacitados para ello. Esto explica que la multidisciplinariedad sea una de las características diferenciales de la salud pública respecto a otros campos11, y que la formación en esta materia se haya extendido desde las profesiones sanitarias a otras titulaciones.

En España, desde los años 1980 coincidiendo con el impulso que dio la Carta de Ottawa a la colaboración multidisciplinaria para promover la salud12, y con la reforma de los planes de estudio que propició la LRU (Ley de Reforma Universitaria), los contenidos de salud pública se han ido extendiendo en los diferentes planes de estudios. A los que ya constaban en titulaciones sanitarias con más tradición en el ámbito de la salud pública, como medicina, enfermería, farmacia y veterinaria, se han ido incorporado progresivamente contenidos de trabajo social, magisterio, óptica, nutrición humana y dietética, y relaciones laborales, actualmente denominadas ciencias laborales y recursos humanos.

Estos profesionales pueden continuar su formación con los programas de máster de salud pública, cuyos contenidos también están siendo replanteados en la actualidad con el objetivo de coordinar a universidades y escuelas de salud pública en España13. En este contexto, un grupo de profesores de medicina preventiva y salud pública de distintas universidades y escuelas están trabajando en el desarrollo de un posgrado de salud pública mediante la firma de un convenio interuniversitario. Este proceso se inició en 2006, y en marzo de 2007 contaba ya con nueve universidades adheridas (Autónoma de Barcelona, Autónoma de Madrid, Granada, Jaén, Las Palmas de Gran Canaria, Miguel Hernández, Pompeu Fabra, Santander, Santiago de Compostela y Zaragoza), junto con la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III y la Escuela Andaluza de Salud Pública14.

Estas circunstancias constituyen una oportunidad para replantear la adecuación de los contenidos de salud pública al EEES y dar coherencia al itinerario formativo que va del grado al posgrado.

En este artículo se identifican las competencias profesionales definidas en los Libros Blancos de las titulaciones de grado que cuentan con competencias de salud pública. La finalidad del estudio es contribuir a conformar un marco de referencia para la organización de los contenidos de salud pública en los programas de estas titulaciones.

 

Métodos

Se han identificado competencias específicas en titulaciones sanitarias, como medicina, farmacia, enfermería, nutrición humana y dietética, óptica y optometría, y veterinaria, y en titulaciones socioambientales, como trabajo social, ciencias laborales y recursos humanos, magisterio y ciencias ambientales.

El equipo de trabajo está constituido por docentes del área de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Alicante, con experiencia en la planificación y el desarrollo de los programas de salud pública en estas titulaciones, desde 1984, y que han participado en el Proyecto de Redes de Investigación en Dociencia en el EEES impulsado por dicha universidad15.

Las fuentes de información utilizadas han sido los Libros Blancos de las titulaciones mencionadas16-25 y el documento elaborado por el Grupo de Trabajo sobre competencias profesionales en salud pública9. En los Libros Blancos, la definición de los perfiles profesionales es el punto de partida para determinar las competencias profesionales de cada titulación, clasificadas como transversales o genéricas, si son comunes a todas las titulaciones, y como específicas si son características de alguna de ellas3.

El Grupo de Trabajo sobre competencias profesionales en salud pública la entiende como «el esfuerzo organizado por la sociedad para proteger, promover y restaurar la salud de las personas mediante acciones colectivas», siendo éste el referente para definir sus tres funciones esenciales9: a) valorar las necesidades de salud de la población; b) desarrollar las políticas de salud, y c) garantizar la prestación de servicios sanitarios. De estas funciones se derivan 11 actividades y 78 competencias profesionales.

Cada miembro del equipo extrajo de los Libros Blancos las competencias específicas definidas de las titulaciones en las que contaba con mayor experiencia docente: enfermería y magisterio (MCD), nutrición humana y dietética (RO), óptica y optometría (DG), trabajo social (CV y DG), ciencias laborales y recursos humanos, farmacia, ciencias ambientales (ER), medicina (MTR) y veterinaria (CA-D). Una vez extraídas las competencias se discutieron entre todos los miembros.

En magisterio, al tener diversas especialidades, el Libro Blanco presenta una doble clasificación de las competencias específicas: las comunes a todos los perfiles de maestros y las definidas para cada especialidad. Para ampliar la visión de los conocimientos y las habilidades que el profesorado puede aplicar al desarrollo de la salud pública, se decidió incluir las competencias de ambas clasificaciones.

Se identificaron 34 competencias definidas en el Libro Blanco de medicina16, 17 en el de farmacia17, 6 en el de enfermería18, 51 en el de nutrición humana y dietética19, 58 en el de óptica y optometría20, 41 en el de veterinaria21, 25 en el de trabajo social22, 75 en el de ciencias laborales y recursos humanos23, 22 en el de magisterio comunes a todos los maestros y 30 en la especialidad de educación infantil24, y 31 en ciencias medioambientales25. Posteriormente, cada docente seleccionó entre las competencias específicas que había identificado las que capacitaban para realizar actividades de salud pública, y quedaron 23 competencias específicas en medicina, 13 en farmacia, 6 en enfermería, 14 en nutrición humana y dietética, 23 en óptica y optometría, 15 en veterinaria, 6 en trabajo social, 3 en ciencias laborales y recursos humanos, 16 en magisterio (entre las comunes y las de educación infantil) y 10 en ciencias ambientales.

Por último, utilizando una plantilla con las actividades y funciones de salud pública, cada uno de los miembros del equipo fue relacionando las competencias específicas seleccionadas en cada titulación con las actividades y las funciones para las cuales el Grupo de Trabajo considera necesaria la adquisición de dichas competencias9.

 

Resultados

En las tablas 1-2-3 se muestran las competencias específicas extraídas de los Libros Blancos que capacitarían a los profesionales de las titulaciones sanitarias (medicina, farmacia, veterinaria, óptica y nutrición) para realizar actividades básicas de cada una de las funciones esenciales de la salud pública. En la tabla 4 se presentan las competencias específicas extraídas de los Libros Blancos que capacitarían a los profesionales de las titulaciones de ciencias socioambientales (ciencias del trabajo, ciencias ambientales, trabajo social y magisterio) para desarrollar actividades básicas de cada una de las funciones esenciales de la salud pública.

 

 

En la función de valorar las necesidades de salud de la población, en todas las titulaciones analizadas, excepto en veterinaria, se han definido competencias para la actividad de analizar la situación de salud de la comunidad. También para las actividades de describir y analizar la asociación y el impacto de los factores de riesgo, los problemas de salud y el impacto de los servicios sanitarios, a excepción de magisterio y trabajo social, se han encontrado competencias en la mayoría de las titulaciones, tanto sanitarias como socioambientales. En la actividad de controlar las enfermedades y las situaciones de emergencia se han identificado competencias sólo en las titulaciones sanitarias (tablas 1-2-3).

En la función de desarrollar las políticas de salud se han localizado competencias en la mayoría de los profesionales para participar en las actividades de diseñar y poner en marcha programas e intervenciones sanitarias, así como en la de fomentar la participación social y fortalecer el grado de control de los ciudadanos sobre su propia salud. En medicina y farmacia se encuentra un mayor número de competencias relacionadas con el desarrollo de la primera actividad, y en magisterio con el desarrollo de la segunda. Los profesionales de medicina, farmacia y nutrición humana y dietética, junto con los de magisterio y ciencias ambientales, cuentan con competencias para fomentar la defensa de la salud en las políticas intersectoriales.

Para contribuir a definir la ordenación del sistema de salud también se encuentran competencias en medicina y farmacia, y en ciencias laborales y recursos humanos entre las titulaciones socioambientales (tablas 2 y 4).

Medicina, nutrición humana y dietética, y veterinaria, tienen competencias para el desarrollo de las tres actividades incluidas en la función de garantizar los servicios sanitarios. Entre las socioambientales, las titulaciones de ciencias ambientales, y las de ciencias laborales y recursos humanos, cuentan con competencias para la gestión de servicios y programas, así como para evaluarlos, mientras que sólo en la titulación de ciencias ambientales se encuentran competencias para realizar inspecciones y auditorías (tablas 3 y 4).

 

Discusión

Los perfiles y las competencias profesionales definidas en los Libros Blancos muestran que hay espacio académico para el desarrollo interdisciplinario de la salud pública en España. En todas las titulaciones consideradas se identifican competencias específicas que capacitan para desarrollar las funciones y actividades de salud pública definidas por el Grupo de Trabajo sobre competencias profesionales en salud pública. En general, las titulaciones sanitarias cuentan con mayor número de competencias para el desempeño de las tres funciones esenciales, pero entre las titulaciones socioambientales también se encuentran competencias que pueden contribuir a su desarrollo.

Probablemente, ninguna otra área de conocimiento como la salud pública abarque tanto la materia inerte (desde contaminantes físicos y químicos hasta cambios climáticos) como lo biológico (desde genes hasta nutrientes) y lo social (desde la cultura de la nutrición o la influencia del estado de bienestar en la salud hasta el modo de proveer servicios adecuados en un mundo globalizado). Aceptar este reto con coherencia intelectual supone la creación y la transmisión de una base de conocimientos diversa, y a la vez específica, para la salud pública, que combine como ciencias constituyentes la medicina, las ciencias sociales, las ciencias ambientales, la biología y las ciencias de la conducta. Para una base de información científica tan grande es necesario establecer una jerarquía, determinada por la vinculación de la salud pública con la acción. Por tanto, no sólo hay que describir fenómenos sino decidir el mejor punto de entrada para la acción, contando con diferentes tipos de profesionales formados para ello. Precisamente, nuestro trabajo aporta información acerca de las contribuciones que pueden realizar profesionales procedentes de otras disciplinas para desarrollar en la práctica las bases teóricas de la salud pública.

Una limitación del estudio es que algunos Libros Blancos están en proceso de revisión y sus propuestas no se consideran vinculantes hasta que sean valoradas por el Consejo de Coordinación Universitaria y el Ministerio de Educación y Ciencia5. No obstante, son instrumentos válidos para reflexionar acerca de los profesionales que tienen capacidad para contribuir a la salud pública y en quéáreas específicas de actividad. Hay que tener en cuenta que los Libros Blancos han sido elaborados sin una especial referencia a la salud pública, y por ello la mayoría de sus competencias profesionales están enfocadas a los servicios individuales, algo que quizás convendría replantear. Sería interesante incluir la opinión de los estudiantes y de las asociaciones y sociedades profesionales sobre sus competencias para intervenir en actividades de salud pública.

La vinculación de las competencias específicas de cada titulación con las actividades de salud pública permite identificar los contenidos de esta materia que deben encontrarse en cada uno de sus programas. Es un punto de partida para determinar los contenidos transversales que deben incluir todos los programas (como conceptos generales de salud pública y epidemiología) y los contenidos específicos adecuados a cada grupo profesional (evaluación de riesgos en la asignatura de salud laboral en ciencias laborales y recursos humanos, o seguridad alimentaria en la asignatura de salud pública en nutrición humana y dietética).

La docencia de la salud pública debería plantearse la mejoría de la salud como un bien social. En este sentido, la salud pública puede considerarse el resultado de la interacción de ciencia, ética y voluntad política. Además, la consecución de bienes sociales depende de la reflexión y la discusión sobre valores y virtudes cívicas, que son objetivos (instrumentos) de trabajo de las ciencias políticas y morales. Con este planteamiento es sustancial el trabajo, dentro y fuera de las aulas, de competencias relacionadas con una ética propia para la salud pública. Dichas competencias tienen cabida en actividades relacionadas con el diseño y el desarrollo de programas de intervenciones sanitarias.

La mayoría de los conocimientos en la salud pública son sobre factores de riesgo, y gran parte de las intervenciones sanitarias se realizan desde una perspectiva médica en grupos de alto riesgo. La formación en el método clínico de los médicos facilita la deriva al enfoque de riesgo, y también al liderazgo médico que impide una acción comunitaria e intersectorial efectiva. Así, las actividades de fomentar la participación social y fortalecer el grado de control de los ciudadanos sobre su salud, pueden verse limitadas por la competencia de reconocer y asumir el liderazgo del médico en los equipos multidisciplinarios. Además, muchos médicos entienden por trabajo intersectorial que otros profesionales hagan lo que el médico quiere que hagan. Esta tendencia puede deberse a que la intervención en salud pública todavía se considera en nuestro entorno una actividad exclusivamente médica.

En el ámbito internacional hay experiencias similares a la de este trabajo, donde se definen competencias de salud pública adecuadas al perfil profesional. Un ejemplo es el análisis de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) sobre las funciones de enfermería en la prestación de servicios de salud pública. Los contenidos identificados por la OPS26 suponen un mayor reconocimiento del papel que puede desempeñar la enfermería en la salud pública que el concedido en España en su Libro Blanco. Una tendencia similar parece encontrarse en la definición específica del perfil y las competencias profesionales del nutricionista-dietista en salud pública en Latinoamérica27-29.

En el Libro Blanco del título de grado de maestro, la mayoría de las competencias relacionadas con la salud pública se concentran en las actividades de educación y promoción de la salud. No obstante, los organismos y las instituciones del ámbito de la salud han reconocido en los maestros competencias en salud pública que van más allá de las relacionadas con la tradicional educación sanitaria30. De hecho, se han elaborado propuestas de programas de salud pública para ser integrados en los currículos de esta titulación31.

En la Cátedra UNESCO de Salud Visual y Desarrollo, se consideró que los agentes y grupos de interés implicados en la salud visual no eran meros receptores y portadores de información sino sujetos activos de desarrollo, identificando funciones32 para las que apenas se encuentran definidas competencias en el Libro Blanco de la titulación de óptica y optometría español.

La relación entre el trabajo social y la salud pública queda reflejada en la mayoría de las páginas web de las universidades europeas33. Los trabajadores sociales son parte integral de los equipos interdisciplinarios de salud pública. Su finalidad es mejorar la salud y el bienestar de los individuos, las familias y las comunidades en situación de desigualdad social34. Estos profesionales trabajan en una gran variedad de entornos, como escuelas, hospitales, unidades de salud, servicios sociales de ayuntamientos, organismos autónomos y otras instituciones que desarrollan programas diseñados para mejorar el bienestar social y la calidad de vida35. Sin embargo, pese a la variedad de actividades de salud pública que desempeñan, las competencias definidas en su Libro Blanco se concentran en cometidos relacionados con el diagnóstico de la situación de salud de la comunidad y con la promoción de la salud.

En titulaciones como ciencias laborales y recursos humanos, la vinculación con la salud pública está claramente definida porque la propia materia de salud laboral representa un área específica de acción. Actualmente, en la universidad española se están realizando experiencias de adaptación de los contenidos, los objetivos y las estrategias de la salud pública al contexto particular de los centros de trabajo, para adecuarlo a su perfil profesional1,15. No obstante, en el Libro Blanco de la titulación se echan en falta competencias como las relacionadas con la actividad de defensa de la salud en las políticas intersectoriales, pues hay una legislación de prevención de riesgos laborales que estos profesionales han de impulsar como defensa de la salud de los trabajadores36.

Puesto que en la mejora de la salud intervienen otros sectores además del sanitario, los profesores y profesionales de la salud pública debemos favorecer la formación que los distintos sectores necesitan, asumiendo el reto de adaptar los fundamentos de la salud pública al espacio profesional de cada uno de ellos. Pero también hay que reconocer entre las competencias de la salud pública el espacio que pueden ocupar los diversos profesionales, y llevar a cabo una aproximación pragmática y ecléctica. Esto supone conocer la existencia y los límites de las diferentes opciones dentro de la salud pública, aprovechar en la práctica esta riqueza y diversidad de enfoques, y seleccionar los más adecuados en cada caso.

 

Bibliografía

1. Ronda E, Davó MC, Álvarez-Dardet C. Propuesta de adaptación de un programa de salud laboral al programa de convergencia europea en educación superior. Arch Prev Riesgos Labor. 2005;8:115-8.         [ Links ]

2. Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). El Espacio Europeo de Educación Superior. Programa de Convergencia Europea. El crédito europeo [monografía de internet]. Madrid: ANECA; 2003 [citado 30 Abr 2007]. Disponible en: http://www.aneca.es/publicaciones/docs/publi_credito europeo.pdf.         [ Links ]

3. González J, Wagenaar R, editores. Tuning educational structures in europe project. Informe final. Fase Uno [monografía de internet]. Bilbao: Universidad de Deusto, Universidad de Groningen; 2003 [citado 30 Abr 2007]. Disponible en: http://www.relint.deusto.es/TUNINGProject/spanish/doc2_fase1.asp.         [ Links ]

4. Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Madrid; actualizado 18 octubre 2007 [citado 20 Abr 2007]. Disponible en: http://www.aneca.es.         [ Links ]

5. Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Programas de Convergencia Europea. Libros Blancos. Madrid; actualizado 18 octubre 2007 [citado 25 Mar 2007]. Disponible en: http://www.aneca.es/modal_eval/conver_docs_titulos.html.         [ Links ]

6. The Public Health Functions Project. The Public Health Workforce: an agenda for the 21st Century [monografía de internet]. US Departament of Health and Human Services. Washington, DC; 1997 [citado 6 Sep 2006]. Disponible en: http://www.health.gov/phfunctions/pubhlth.pdf.         [ Links ]

7. The Report of the Chief Medical Officer. The Chief Medical Officer's Project to Strengthen the Public Health Function. London: Department of Health; 1999.         [ Links ]

8. Organización Panamericana de la Salud. La salud pública en las Américas. Nuevos conceptos, análisis del desempeño y bases para la acción. PAHO, 2002.         [ Links ]

9. Benavides FG, Moya C, Segura A, et al. Grupo de Trabajo sobre Competencias Profesionales en Salud Pública. Las competencias profesionales en salud pública. Gac Sanit. 2006;20:239-43.         [ Links ]

10. Segura A, Larizgoitia I, Benavides FG. La profesión de salud pública y el debate de las competencias profesionales. Gac Sanit. 2003;17:23-34.         [ Links ]

11. Consell Catalá d'Especialitats en Ciéncies de la Salut. Competencias profesionales en salud pública. Barcelona: Institut Universitari de Salut Pública de Catalunya. Institut d'Estudis de la Salut, 2000.         [ Links ]

12. Conferencia Internacional sobre Promoción de Salud. Carta de Ottawa para la promoción de la salud. Rev Sanid Hig Publica. 1987;61:129-33.         [ Links ]

13. Benavides F, Bolumar F, Gómez-López L. El Espacio Europeo de Educación Superior, una gran oportunidad para la salud pública. Gac Sanit. 2006;20:89-90.         [ Links ]

14. Convenio de colaboración para el desarrollo de programas oficiales de posgrado de salud pública entre la Universidad Autónoma de Barcelona, la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Granada, la Universidad de Jaén, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la Universidad Miguel Hernández, la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad de Santiago de Compostela, la Universidad de Zaragoza, la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III y la Escuela Andaluza de Salud Pública. Mimeo, 2006.         [ Links ]

15. Ronda E, Davó MC. Valoración del esfuerzo y tiempo en el seguimiento de la materia de Salud Laboral. En: Martínez MA, Carrasco V, editores. Investigar en diseño curricular. Redes de docencia en el Espacio Europeo de Educación Superior. Alcoy: Marfil; 2006.         [ Links ]

16. Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Libro Blanco del título de grado en medicina. Madrid; actualizado 18 octubre 2007 [citado 25 Sep 2007]. Disponible en: http://www.aneca.es/activin/docs/libroblanco_medicina_def.pdf.         [ Links ]

17. Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Libro Blanco del título de grado en farmacia. Madrid; actualizado 18 octubre 2007 [citado 25 Sep 2007]. Disponible en: http://www.aneca.es/activin/docs/libroblanco_farmacia_def.pdf.         [ Links ]

18. Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Libro Blanco del título de grado en enfermería. Madrid; actualizado 18 octubre 2007 [citado 6 Sep 2006]. Disponible en: http://www.aneca.es/modal_eval/docs/libroblanco_jun05_enfermeria.pdf.         [ Links ]

19. Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Libro Blanco del título de grado en ciencia y tecnología de los alimentos/nutrición humana y dietética. Madrid; actualizado 18 octubre 2007 [citado 6 Sep 2006]. Disponible en: http://www.aneca.es/modal_eval/docs/libroblanco_jun05_nutricion.pdf.         [ Links ]

20. Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Libro Blanco del título de grado en óptica y optometría. Borrador. Madrid; actualizado 18 octubre 2007 [citado 6 Sep 2006]. Disponible en: http://www.aneca.es/modal_eval/docs/libroblanco_optica_borrador.pdf.         [ Links ]

21. Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Libro Blanco del título de grado en veterinaria. Madrid; actualizado 18 octubre 2007 [citado 25 Sep 2007]. Disponible en: http://www.aneca.es/activin/docs/libroblanco_jun05_veterinaria.pdf.         [ Links ]

22. Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Libro Blanco del título de grado en trabajo social. Borrador. Madrid; actualizado 18 octubre 2007 [citado 6 Sep 2005]. Disponible en: http://www.aneca.es/modal_eval/docs/libroblanco_trbjsocial_borrador.pdf.         [ Links ]

23. Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Libro Blanco del título de grado en ciencias laborales y recursos humanos. Madrid; actualizado 18 octubre 2007 [citado 4 Abr 2007]. Disponible en: http://www.aneca.es/modal_eval/docs/libroblanco_rrhh_def.pdf.         [ Links ]

24. Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Libro Blanco del título de grado en magisterio. Madrid; actualizado 18 octubre 2007 [citado 6 Sep 2006]. Disponible en: http://www.aneca.es/modal_eval/docs/libroblanco_jun05_magisterio1.pdf.         [ Links ]

25. Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Libro Blanco del título de grado en ciencias ambientales. Madrid; actualizado 18 octubre 2007 [citado 25 Sep 2007]. Disponible en: http://www.aneca.es/activin/docs/libroblanco_ambientales_def.pdf.         [ Links ]

26. Programa de Organización y Gestión de Sistemas y Servicios de Salud (HSO), División de Desarrollo de Sistemas y Servicios de Salud (HSP), Organización Panamericana de la Salud, Organización Mundial de la Salud. La enfermería de salud pública y las funciones esenciales de salud pública: bases para el ejercicio profesional en el siglo XXI. Rev Enferm IMSS. 2004;12:159-70.         [ Links ]

27. Associaçao Brasileira de Nutricionistas. Conclusoes e recomendaçoes da Conferencia sobre adestramento de nutricionistas em saúde pública. Bol Ass Bras Nut. 1966;2:18-24.         [ Links ]

28. Organización Panamericana de la Salud. II Conferencia sobre adiestramiento del nutricionista dietista de salud pública. Sao Paulo, Brasil 21-27 enero de 1973. En: Formación académica del nutricionista dietista en América Latina. Publicación Científica N.o 340. Washington, DC: OPS; 1977. p. 43-82.         [ Links ]

29. Organización Panamericana de la Salud, Comisión de Estudios sobre Programas Académicos en Nutrición y Dietética. La formación actual del nutricionista dietista en América Latina y su proyección hacia el año 2000: memoria de la IV Reunión de CEPANDAL. Washington, DC: Organización Panamericana de la Salud; 1991.         [ Links ]

30. Preparación del maestro para la educación sanitaria. Informe de un Comité Mixto OMS/UNESCO de Expertos. Serie de Informes Técnicos N.o 193. WHO Press; 1960.         [ Links ]

31. Gestal JJ, Romaní M, Aguiar MR. La formación del maestro en salud pública. Adaxe. 1992;8:81-6.         [ Links ]

32. Cátedra UNESCO de Salud Visual y Desarrollo. Primer Forum: Salud visual en Centroamérica. Universidad Politécnica de Cataluña; 2004 [citado 22 Abr 2007]. Disponible en: http://bibliotecnica.upc.es/bib170/unescovision/www/docs/informe_salud.doc.         [ Links ]

33. Universidades en Europa [página de Internet] [citado 29 Abr 2007]. Disponible en: http://www.icetex.gov.co/BancoConocimiento/U/Universidades/menueuropa.htm.         [ Links ]

34. Fernández García T, Alemán Bracho C, coordinadores. Introducción al trabajo social. Madrid: Alianza Editorial; 2005.         [ Links ]

35. Public Health Social Work [página de Internet] [citado 28 Abr 2007]. Disponible en: http://www.socialworkers.org/research/naswResearch/PublicHealth/default.asp#refs.         [ Links ]

36. García AM, Delclós J, Benavides FG, et al, Salud laboral. En: Ruiz Frutos C, García AM, Delclós J, et al., editores. Salud laboral, conceptos y técnicas para la prevención de riesgos laborales. Barcelona: Masson; 2007. p. 43-50.         [ Links ]

 

 

Dirección para correspondencia:
Correo electrónico: mdavo@ua.es
(M.C. Davó)

Recibido el 22 de mayo de 2007
Aceptado el 9 de octubre de 2007