SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.1 issue1Nuevos cálculos de la mortalidad maternaLa terapia hormonal de reemplazo: uso y abandono author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.1 n.1 Washington Jan. 1997

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891997000100013 

¿Reducen la fertilidad los enjuagues vaginales?

 

 

Los enjuagues vaginales se han usado desde los comienzos de la civilización. Aunque habitualmente la comunidad médica los recomienda en mujeres con afecciones específicas, nunca ha habido un consenso sobre su utilidad en mujeres sanas. Según una encuesta realizada en Estados Unidos de América en 1988, 37% de las mujeres entre las edades de 15 y 44 años practican el lavado vaginal. De ellas, alrededor de 18% lo hacen con frecuencia semanal.

Los enjuagues vaginales pueden producir trastornos, entre ellos infección por clamidias, enfermedad pelviana inflamatoria y embarazo ectópico. Algunos estudios han sugerido una asociación entre el enjuague vaginal y el cáncer de cuello de útero y vagina, y un informe ha revelado un posible menoscabo de la fertilidad. Con el fin de explorar esta última posibilidad más detenidamente, un grupo de investigadores estudió, en una muestra de 840 mujeres casadas que ya habían dado a luz, la probabilidad mensual de quedar embarazada con y sin el uso de enjuagues vaginales.

Las mujeres que practicaban el lavado vaginal mostraron una reducción de 30% de las posibilidades de quedar embarazadas durante los meses en que trataron de concebir. La relación persistió aun después de hacer ajustes según factores covariantes y no fue posible explicarla en términos del uso de los enjuagues por razones médicas. La reducción tampoco guardó relación con el tipo de sustancia utilizada para hacer los lavados. Las mujeres de 18 a 24 años mostraron una mayor reducción de la fertilidad (50%) que las mujeres entre los 25 y 29 años (29%) o entre los 30 y los 39 (6%).

En conclusión, la práctica del lavado vaginal se asoció con una reducción de la fertilidad y es necesario llevar a cabo otras investigaciones para determinar si se trata de una relación causal. De ser así, hay que determinar hasta qué punto está mediada por el efecto de infecciones pelvianas. En el entretiempo, es necesario advertir a las mujeres que el lavado vaginal puede acarrear consecuencias desfavorables para su salud. (Day Baird D, et al. Vaginal douching and reduced fertility. Am J Public Health 1996;86:844-850).