SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.1 issue2Efecto letal de la tuberculosis en pacientes de sidaCarta en pro de los derechos sexuales y reproductivos author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.1 n.2 Washington Feb. 1997

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891997000200015 

Necesidad urgente de planificación familiar en países en desarrollo

 

 

En el mundo en desarrollo, más de 100 millones de mujeres casadas (una quinta parte del total) desean prevenir el embarazo pero no usan métodos anticonceptivos, bien sea por temor a sus efectos secundarios, falta de acceso a información o a servicios de calidad, o la desaprobación del cónyuge. Según un estudio efectuado por el Programa de Información Poblacional de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore, Estados Unidos de América, se necesitan estrategias que presten atención específica a estos problemas a fin de cubrir las necesidades aún no satisfechas de millones de mujeres que desean planificar su familia. En términos absolutos, la India tiene el mayor número de mujeres (cerca de 30 millones) en esta situación. Le siguen otros países del Asia, con un total de 32 millones, así como del África, con 22; de América Latina, con 11; y del Cercano Oriente y el Norte de África, con 6. Entre los países con un gran número o porcentaje de mujeres cuyas necesidades en el campo reproductivo no están satisfechas figuran Bangladesh, Egipto, Indonesia, México, Nigeria, Pakistán y Vietnam.

Estas conclusiones se basan en los resultados de encuestas a gran escala y en estudios efectuados en distintos países sobre las preferencias y prácticas reproductivas de la población femenina. Aunque existe poca información sobre las preferencias reproductivas de mujeres solteras, el elevado número de abortos practicados anualmente en el mundo en desarrollo es un indicador adicional de la urgente necesidad de poner los anticonceptivos al alcance de todas las mujeres. Para poder establecer buenos programas de planificación familiar, hay que empezar por saber qué factores obstaculizan el acceso a los anticonceptivos, qué puede hacerse al respecto y qué medidas se pueden adoptar para mejorar y ampliar las redes de comunicación y de servicios destinadas a la población femenina. Es fundamental adoptar una estrategia a base de cuatro elementos: 1) mejores servicios de planificación familiar y mayor acceso a los anticonceptivos; 2) asesoramiento individual y uso de los medios de comunicación pública; 3) uso de anticonceptivos por el hombre y no solo por la mujer y participación del hombre en la planificación de la familia; y 4) vínculos más fuertes con otros servicios de salud maternoinfantiles. (The Johns Hopkins University. Hopkins report: millions of women need family planning in the developing world. Comunicado de prensa, 15 de noviembre de 1996.)