SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.1 issue3Interrupción de la transmisión de la enfermedad de Chagas en el BrasilLa autoprescripción responsable de medicamentos adquiribles sin receta author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.1 n.3 Washington Mar. 1997

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891997000300014 

Recomendaciones en torno a la vacunación antipoliomielítica

 

 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en Atlanta, Georgia, Estados Unidos de América, han aceptado las recomendaciones de su Comité Consultivo sobre Prácticas de Inmunización y han modificado el régimen de vacunación antipoliomielítica en el país a partir de principios de 1997. Los Centros recomiendan que los niños estadounidenses reciban dos dosis inyectadas de virus inactivados (una a los 2 meses de edad y la otra a los 4), seguidas de dos dosis de vacuna oral a base de virus vivos atenuados (la primera entre los 12 y los 18 meses y la segunda entre los 4 y 6 años de edad). Este nuevo régimen se ha ideado con el fin de prevenir los ocho o nueve casos de poliomielitis yatrógena que se presentan en el país cada año.

La poliomielitis, que en Estados Unidos atacaba a millares de personas en los años cincuenta, ha dejado de ser un problema de salud pública, ya que desde 1979 no se ha notificado ningún caso de parálisis causada por el poliovirus salvaje. Este logro monumental se atribuye al uso generalizado de la vacuna oral, que protege no solo a la persona vacunada, sino también a otras personas susceptibles porque al diseminarse el virus de la vacuna en la comunidad se frena la propagación del poliovirus salvaje. Aunque la vacuna inyectada a base de virus inactivados confiere un grado de protección similar, no se considera tan eficaz como la vacuna oral para prevenir la diseminación comunitaria del poliovirus salvaje entre personas susceptibles.

Fuera de los Estados Unidos, las recomendaciones en torno a la vacunación son distintas. Los CDC, junto con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y el Club Rotario Internacional, anunciaron en noviembre de 1995 su apoyo a la política de inmunización recomendada por la OMS para la erradicación mundial de la poliomielitis. La política consiste en administrar a niños en países donde aún circula el poliovirus salvaje solamente la vacuna oral debido a su mayor eficacia directa e indirecta, a la facilidad de su administración y a su bajo costo (US$ 0,08 por dosis). La poliomielitis fue erradicada del hemisferio occidental en 1994 y se espera lograr su erradicación del mundo entero para el año 2000. (World Health Organization. Polio vaccination in the United States. EPI Newsletter 1996;XVIII:5-6.)