SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.1 issue3Recomendaciones en torno a la vacunación antipoliomielítica¿Cuán beneficioso es el tratamiento de la hipertensión en la edad avanzada? author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.1 n.3 Washington Mar. 1997

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891997000300015 

La autoprescripción responsable de medicamentos adquiribles sin receta

 

 

En la 12.a Reunión Anual de la Federación Mundial de Fabricantes de Medicamentos que se celebró en Toronto, Canadá, en octubre de 1996, el Director de la OMS señaló las ventajas y desventajas de la autoprescripción de los fármacos adquiribles sin receta médica y declaró que su uso responsable puede mejorar el estado de salud de personas en el mundo entero. Simultáneamente instó a los delegados de la Reunión a apoyar el uso racional de los medicamentos y recomendó a los Estados que adaptaran a sus circunstancias particulares los criterios éticos delineados por la OMS en 1988 para la promoción de sustancias medicamentosas.

En junio de 1995 un Comité de Expertos de la OMS llegó a la conclusión de que la automedicación responsable puede "ayudar a prevenir y tratar afecciones que no requieren una consulta médica" y "aminorar la sobrecarga que tienen los servicios médicos como consecuencia del tratamiento de afecciones menores". El Director de la OMS se expresó a favor de la automedicación para el tratamiento de la diarrea infantil y de la anemia en mujeres, pero advirtió al mismo tiempo que una excesiva dependencia de los fármacos autorrecetados puede redundar en la búsqueda atrasada de atención médica, el uso inadecuado de fármacos mal rotulados o sin instrucciones y el desarrollo de microorganismos resistentes.

En general, el Director hizo hincapié en la necesidad de un sistema de automedicación inocua y racional, respaldado por medidas dirigidas no solo a asegurar el uso apropiado de los productos mismos, sino también a su promoción, monitoreo y comercialización adecuados. Algunas metas serían la inclusión en el envase de información fácil de entender y la diseminación de materiales educativos en las escuelas y centros de salud. Por último el Director de la OMS declaró que "si se ha de lograr el uso seguro de estos medicamentos, es imprescindible que las autoridades sanitarias, el personal de salud, los gremios de profesionales, las asociaciones de pacientes y las organizaciones de consumidores colaboren entre sí y con la industria farmacéutica". (World Health Organization. Dr. Nakajima calls for responsible self-medication. Comunicado de prensa WHO/72, 29 de octubre de 1996.)