SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.2 issue1Dos organismos internacionales aúnan esfuerzos para combatir la malariaHacia un consenso internacional para el empleo de terapia antirretroviral author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.2 n.1 Washington Jul. 1997

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891997000700014 

Reconsideración de los riesgos asociados con la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob

 

 

Del 24 al 26 de marzo de 1997 y en una reunión organizada a ese efecto, los expertos de la OMS coincidieron en la necesidad de efectuar una revisión de los conceptos vigentes acerca de las encefalopatías espongiformes transmisibles y de establecer normas de seguridad para los productos medicinales de origen animal y humano, particularmente en referencia a la sangre y sus fracciones. En el curso de la reunión se brindó información reciente y fundamentada por estudios de transmisión experimental y datos epidemiológicos. Así, Paul Brown, de los Institutos Nacionales de Salud, Bethesda, Estados Unidos de América, presentó resultados sugerentes de la presencia de infectividad en la sangre, sea entera o fraccionada. Hasta ahora, esos materiales se han considerado carentes de riesgo, ya que no existían pruebas de transmisión de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (CJ) por transfusión de sangre o de hemoderivados. Sin embargo, Brown ha demostrado que fracciones plasmáticas obtenidas de ratones adaptados a la infección por CJ humana son capaces de transmitir la enfermedad después de su inoculación intracerebral en ratones sanos. Estos datos, a esa fecha todavía no publicados, en rigor confirman una anterior referencia a CJ humana transmitida a partir de glóbulos blancos y de sangre entera. Si bien Brown advirtió que no era conveniente extrapolar los resultados de estudios experimentales en animales a casos clínicos en humanos, de igual forma sugirió que el plasma, y sobre todo su crioprecipitado, podrían representar una amenaza hasta ahora no considerada.

La OMS ha recomendado que los criterios de selección de donantes de sangre excluyan a las personas con riesgo de CJ y de otras encefalopatías espongiformes transmisibles, es decir, todas las que registren antecedentes familiares de esas enfermedades y también aquellas que alguna vez hayan recibido extractos de hipófisis humana (hormona de crecimiento y gonadotropina) o injertos de duramadre humana. Aunque esas recomendaciones concuerdan con normas ya en práctica en muchos países, su aplicación puede causar algunos problemas logísticos. Al respecto, cabe debatir si sería realmente efectivo excluir a todas las personas que en los pasados 10 años recibieron injertos de duramadre, cuando en rigor muchos de los pacientes sometidos a intervenciones neuroquirúrgicas ignoran ese detalle y por lo tanto no lo pueden aportar en el interrogatorio.

Pero existe una preocupación más acuciante suscitada por las posibles pruebas de una vinculación entre la encefalopatía espongiforme bovina y la nueva variante de CJ. Si ese fuera el caso, todas las reservas de sangre en el Reino Unido presentarían condiciones de riesgo, incluidos algunos productos plasmáticos tan difundidos como la inmunoglobulina. Pero como bien expresó el encargado del Servicio de Transfusión de Sangre del Reino Unido, hay que tener presente que el agente causal de la CJ clásica y su nueva variante pueden comportarse de forma muy diferente entre sí.

La reunión concluyó con un acuerdo unánime sobre la necesidad de continuar haciendo estudios sobre el tema. Por su parte, Brown está planeando experimentos para evaluar métodos que permitan la remoción de contaminantes celulares del plasma que inhibirían la detección de su infectividad. En cuanto a disposiciones ya adoptadas por organismos del Reino Unido, es de destacar la asignación de £ 8 millones para el desarrollo de investigaciones sobre las encefalopatías espongiformes transmisibles. (Morris K. WHO reconsiders risks from Creutzfeldt-Jakob disease. Lancet 1997;349:1001).