SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.2 issue1Epidemiología y biología de la transmisión sexual del VIHUn sistema para evaluar la farmacodependencia en la ciudad de México author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.2 n.1 Washington Jul. 1997

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891997000700017 

En búsqueda de un tratamiento para la enfermedad de Alzheimer

 

 

El desarrollo de medicamentos para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer está en sus comienzos. A la fecha y en los Estados Unidos de América, solo dos drogas están aprobadas para su uso (tacrina y donepezil), aun cuando ninguna de ellas actúa sobre los procesos subyacentes responsables de la pérdida de neuronas y de sinapsis que lleva al deterioro intelectual y funcional. Dados el creciente envejecimiento de la población en general y los trágicos efectos de las enfermedades relacionadas con la mayor edad, es comprensible el interés en disponer de tratamientos para la enfermedad de Alzheimer. Entre los más recientes aportes a ese respecto, es de destacar la experiencia de Sano et al. con el uso de selegilina y alfatocoferol (vitamina E); con esos dos medicamentos se pretende retardar la progresión del daño neuronal y, en consecuencia, la aparición de manifestaciones de demencia. Si bien las conclusiones son alentadoras, cabe un interrogante acerca de la real significación de los resultados obtenidos, ya que los mismos autores reconocen el problema planteado por las comparaciones múltiples y la necesidad de apropiados ajustes estadísticos. En muchos aspectos, el estudio es similar al de la terapia antioxidativa a base de deprenil y tocoferol para la enfermedad de Parkinson (Deprenyl and Tocopherol Antioxidative Therapy of Parkinsonism, DATATOP), en cuyo caso se demostró que la selegilina pero no el alfatocoferol postergaban significativamente el requerimiento de levodopa en los pacientes con enfermedad de Parkinson. No obstante, esos beneficios no se siguieron observando con el ulterior seguimiento y los autores concluyeron que los efectos percibidos quizás no eran expresión de un retardo en la evolución del proceso de degeneración subyacente.

Cuando se estudian los efectos de drogas que curan una enfermedad o que conllevan beneficios ostensibles, los resultados son fáciles de interpretar. No sucede lo mismo cuando se pretende evaluar tratamientos diseñados para detener la gradual declinación observada en los pacientes con Alzheimer. El conocimiento que hasta ahora se tiene de la enfermedad sugiere que son varios los factores causales y que la secuencia de eventos degenerativos se produce en forma de cascada. Los antioxidantes como el alfatocoferol y la selegilina empleados por Sano et al., e incluso otros más poderosos, podrían tal vez emplearse como parte de estrategias combinadas orientadas a retardar y hasta detener el progreso de la enfermedad de Alzheimer. Otros tratamientos están en consideración: la terapia hormonal sustitutiva, los medicamentos antiinflamatorios y los factores de crecimiento neural. Así como la leucemia puede ser exitosamente tratada mediante el uso combinado de drogas que, empleadas en forma aislada, tienen cierto efecto sobre alguna de las variadas etapas del proceso patológico, también en el de Alzheimer podría ocurrir algo similar. Hasta la fecha, la vitamina E es de venta libre y la selegilina se obtiene por prescripción médica. Pero en su ya citado trabajo, Sano et al. advierten que se impone la prosecución de estudios adicionales para establecer la efectividad real del alfatocoferol y la selegilina en el tratamiento a largo plazo de la enferme dad de Alzheimer. En todo caso, bien vale alentar la continuidad de esas investigaciones, la búsqueda de tratamientos complementarios y el diseño de estrategias combinadas para, por lo menos, lograr una diferencia estimable entre los pacientes medicados y los pacientes controles. (Drachman DA, Leber P. Treatment of Alzheimer's disease: searching for a breakthrough, settling for less. N Engl J Med 1997;336:1245-1247).