SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.2 issue3Hacia una definición del autismoLa salud del niño en edad escolar author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.2 n.3 Washington Sep. 1997

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891997000900012 

Avances en el tamizaje de pacientes de cáncer

 

 

Por primera vez se dispone de pruebas que confirman un descenso pequeño pero sostenido de las tasas de mortalidad por cáncer. Este descenso, observado en el período de 1990 a 1995, ha sido el resultado de medidas de prevención, diagnóstico temprano y tratamiento. En los niños, los beneficios del tratamiento son fácilmente cuantificables. En adultos, ya se ha documentado la contribución de la prueba de Papanicolaou a la reducción de la incidencia de cáncer cervical; la de la mamografía al diagnóstico oportuno del cáncer de mama, y la de la prueba de sangre oculta en heces a la detección de pólipos premalignos y de carcinomas intestinales en estadio temprano. En cambio, la radiografía de tórax y la citología de esputo no se han mostrado efectivas para el tamizaje de pacientes con cáncer de pulmón. La lucha contra el tabaquismo ha tenido algún éxito entre varones adultos, pero su influencia sobre las mujeres y los adolescentes de ambos sexos no ha sido tan notable.

En relación con el tamizaje de dos tipos de cáncer cuya incidencia ha aumentado en los últimos años —el cáncer de próstata y el melanoma maligno—, un editorial firmado por Chabner, Haluska y Talcott examina cuatro artículos sobre estos temas publicados en el mismo número de la revista. Tres de ellos se refieren al cáncer de próstata y a su diagnóstico por detección del antígeno específico de próstata (PSA), cuyas concentraciones en sangre están aumentadas en 90% de los hombres con cánceres prostáticos de 1 cm de diámetro o más. De estos tumores, solo 30% son palpables por examen digital del recto. Dado que pocos tumores detectados por determinación del PSA producen síntomas, corresponde evaluar si los costos del diagnóstico y tratamiento, así como los efectos adversos de este último en el largo plazo, se ven compensados por un beneficio ostensible para el paciente.

Concluyen Carter, et al., autores de los tres artículos citados, que la mayoría de los tumores asociados con concentraciones séricas de PSA entre 4 y 5 ng/mL requieren tratamiento, en tanto que una concentración inicial de 2 ng/mL solamente impone la repetición de la prueba a los 2 años. En cambio, Catalona, et al. intentan mejorar la sensibilidad de la prueba mediante la determinación de la razón de PSA libre a PSA total, ya que esta sirve para identificar a pacientes en alto riesgo aun dentro del grupo con concentraciones menores de 4 ng/mL. Partin, et al. describen, por otra parte, un conjunto de parámetros para predecir la extensión de la enfermedad y su curabilidad: la presencia simultánea de una biopsia con lectura de Gleason de bajo grado, una concentración de PSA menor de 10 ng/mL y un tumor no palpable equivale a una probabilidad de 60% de que la enfermedad esté confinada a la próstata y sea, por tanto, curable por cirugía o radiación. En cambio, la combinación de concentraciones de PSA superiores a 20 ng/mL, tumor palpable y lectura de Gleason compatible con diferenciación celular escasa a moderada indicaría una probabilidad de curación menor de 10%.

El aumento de la incidencia de melanoma cutáneo —en Estados Unidos de América se diagnosticaron 40 000 casos en 1996— no se debe a una mayor detección de casos, sino a un incremento verdadero, probablemente consecuencia de una mayor exposición al sol. Si bien la detección temprana de nevos displásicos reviste urgencia, ya que la curación está directamente relacionada con la extensión y profundidad de la lesión maligna, no es fácil hacer el diagnóstico clínico, ni siquiera para los expertos, según aseveran Tucker, et al. Ya que en alrededor de 10% de los pacientes se constata una predisposición heredada a desarrollar nevos displásicos y melanomas, se anticipa que el análisis genético podría ser útil para identificar a pacientes en alto riesgo en quienes correspondería efectuar controles periódicos.

El editorial aquí resumido presenta numerosos avances en la lucha contra el cáncer, desde las investigaciones genéticas en curso hasta varias medidas ya adoptadas para prevenir, diagnosticar y tratar la enfermedad. Todos estos avances despiertan la esperanza de que en un futuro cercano se llegue a controlar el cáncer. (Chabner BA, Haluska FG, Talcott JA. Screening strategies for cancer: implications and results. JAMA 1997; 277:1475-1476).