SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.2 issue4Revisión crítica de las posibles causas de la reaparición de fiebre tifoidea en Chile, 1977-1990Política sobre medicamentos author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.2 n.4 Washington Oct. 1997

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891997001000016 

Consecuencias conductuales del tratamiento de la farmacodependencia en presidiarios

 

 

El tratamiento intracarcelario de presidiarios farmacodependientes, en combinación con un seguimiento después de su salida de la cárcel, reduce en 57% la probabilidad de un arresto posterior y en 37% la probabilidad de que vuelvan a consumir drogas. A esta conclusión llegaron los autores de un estudio de 18 meses de duración, efectuado en Delaware, Estados Unidos de América, en 448 presidiarios de ambos sexos y publicado hace poco en la Journal of Drug Issues. Para hacer el estudio se aplicó un modelo terapéutico comunitario en tres fases orientado hacia la reintegración social y la modificación de la conducta delictiva. La primera fase del tratamiento tuvo lugar dentro de la cárcel; la segunda durante la etapa de rehabilitación laboral y la tercera después de la liberación completa.

Según los resultados, al cabo de 18 meses de seguimiento 77% de los individuos sometidos a las tres fases del tratamiento no habían sido arrestados de nuevo y 47% no habían vuelto a consumir drogas. De los que solo recibieron tratamiento durante su rehabilitación laboral y después de salir de la cárcel, 57% no habían sido arrestados y 31% no habían usado drogas. De los individuos que no fueron tratados, solo 46% seguían libres y 16% no habían usado drogas nuevamente. Estos datos son de suma importancia para los formuladores de políticas, los prisioneros y sus familias, y el público en general, puesto que demuestran que el tratamiento intracarcelario de presos drogadictos, seguido de un tratamiento inmediato de refuerzo tras la puesta en libertad, redunda en una mayor seguridad para el público y aminora la carga de los servicios de salud. Los investigadores responsables del presente estudio observarán de nuevo a los individuos estudiados a los 42 y 54 meses de su salida de la cárcel. (National Institutes of Health. Later criminal behavior and drug use dramatically reduced by drug treatment beginning in prison. Comunicado de prensa, 18 de julio de 1997).