SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.2 issue5Déficit de folato y síntomas de depresiónResultados promisorios de una vacuna anticólera author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.2 n.5 Washington Jan. 1997

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891997001100011 

Trascendencia del análisis genómico de Helicobacter pylori

 

 

La labor realizada por Tomb et al., quienes lograron secuenciar en su totalidad el genoma de la bacteria Helicobacter pylori, ha suscitado un interés justificado debido a sus implicaciones clínicas. Desde comienzos de siglo la úlcera péptica se había relacionado con el estrés, factores dietéticos e hiperacidez gástrica. Por consiguiente, la hipótesis de que la enfermedad fuera causada por una bacteria, según plantearon Warren y Marshall en 1983, fue inicialmente recibida con escepticismo. Al año siguiente, sin embargo, Hugh et al. publicaron los resultados de un estudio epidemiológico sobre las variaciones de la incidencia de úlcera péptica en diferentes estados australianos, demostrando con ello su relación con factores ambientales, como la contaminación del agua de consumo. Posteriormente, la comprobación de que H. pylori, microorganismo flagelado gramnegativo que se recupera de casi la mitad de la población en el mundo, posee una enzima que le permite sobrevivir a un pH ácido y colonizar la mucosa gástrica, dio lugar a un creciente número de investigaciones que, en su conjunto, han revolucionado conceptos tradicionales acerca de la fisiología gástrica, sus alteraciones y los tratamientos adecuados. La presencia de la bacteria en la mucosa intestinal se asocia con una gastritis crónica activa y, por ende, con enfermedades más graves, incluida la gastritis atrófica crónica (precursora de los carcinomas gástricos), la úlcera péptica y los linfomas gástricos.

Se sabe que muy pocos microorganismos sobreviven en ambientes hiperácidos, pero la potente ureasa propia de H. pylori le permite a esta bacteria sobrevivir en esas condiciones. De ahí que la ureasa, principal elemento antigénico de la bacteria, constituya un factor de referencia conveniente para el diagnóstico. Muchas de las investigaciones que todo esto ha generado actualmente pueden evaluarse en su verdadero contexto, dada la información aportada por el análisis genómico de H. pylori. En virtud de su importancia como agente patógeno humano y del interés que revisten su biología y evolución, la secuenciación genómica de H. pylori que han logrado Tomb et al. abre nuevas perspectivas para un mejor conocimiento de su patogenia, su tolerancia a un medio ácido, su variación antigénica y su carácter microaerófilo. Más aún, el establecimiento de factores que determinan su virulencia permitiría precisar los mecanismos asociados con la colonización inicial, su persistencia a largo término y la promoción de diversas enfermedades gastroduodenales, para sobre esa base planificar el diseño de medicamentos adecuados y el desarrollo de vacunas específicas. (Tomb J-F, White O, Kervalage AR, Clayton RA, Sutton GG, Fleishmann RD, et al. The complete genome sequence of the gastric pathogen Helicobacter pylori. Nature 1997;338:539­547).