SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.2 issue5Resultados promisorios de una vacuna anticóleraProbable contaminación del agua de consumo por Toxoplasma author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.2 n.5 Washington Jan. 1997

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891997001100013 

Aparición de resistencia a los fármacos antirretrovirales disponibles

 

 

La aparición de resistencia en pacientes tratados con zidovudina durante 6 meses fue descrita inicialmente en 1989; hacia 1995, sobre la base de datos corroborados in vitro, se había observado resistencia a todos los medicamentos empleados como tratamiento de la infección por virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). En su revisión bibliográfica, Nájera Morrondo clasifica esos fármacos en tres grupos ¾nucleósidos inhibidores de la transcriptasa inversa (zidovudina, didanosina, zalcitabina, stavudina y lamivudina); inhibidores de la transcriptasa inversa no nucleósidos (nevapirina, delavirdina, lovirida y atevirdina), e inhibidores de la proteasa (saquinavir, ritonavir, indinavir, nelfinavir y SC-55389A)¾, a la vez que destaca las mutaciones virales más puntuales y la alta resistencia que confieren (de 10 a 1000 veces mayor).

Se definen varios conceptos clave respecto de los inhibidores de la transcriptasa inversa, como el de resistencia natural, que es consecuencia de la enorme variabilidad genética del virus y de la gran dinámica viral que se produce con la progresión de la enfermedad. La resistencia cruzada se describe como un fenómeno producido cuando una población de virus resistentes a un medicamento antirretroviral muestra resistencia a otros medicamentos con los que no ha entrado en contacto. El fenómeno de resensibilización ocurre cuando la presencia de una mutación que confiere resistencia a un fármaco permite recuperar la sensibilidad perdida a otro. En el caso de los inhibidores de la proteasa, se ha comprobado la existencia de distintos modelos de resistencia, entre ellos la de tipo natural. Cuando se acumulan varias mutaciones, se obtiene un alto grado de resistencia (mayor de 100 veces) y se producen resistencias cruzadas. (Nájera Morrondo A. Epidemiología de las resistencias a los antirretrovíricos. Pub Of SEISIDA 1997;8:16­20).