SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.3 issue1Vacunación BCG y enfermedades atópicasValor predictivo del metanálisis author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.3 n.1 Washington Jan. 1998

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891998000100009 

Cambios demográficos y epidemiológicos en América Latina

 

 

Las variaciones demográficas y socioeconómicas contribuyen a largo plazo a cambiar los patrones de salud y enfermedad, y dan lugar a la situación que se ha denominado transición epidemiológica. En general, la disminución de la mortalidad por enfermedades infecciosas, especialmente en los niños, ha mejorado la esperanza de vida. En la mayoría de los países de América Latina asumen cada vez más importancia las enfermedades crónicas y degenerativas. La transición epidemiológica, caracterizada por la coexistencia de enfermedades crónicas y accidentes con enfermedades infecciosas, varía en función del ritmo de los cambios demográficos y de los procesos de urbanización e industrialización. Por eso, Albala et al. diseñaron un estudio descriptivo poblacional para comparar la situación transicional de Chile, Guatemala, México y Uruguay (países en distintas etapas de transición epidemiológica) con los Estados Unidos de América y Canadá (países desarrollados en etapa epidemiológica avanzada). Como fuente de datos demográficos, socioeconómicos y de mortalidad, los autores recurrieron a información oficial de organizaciones nacionales e internacionales, tales como el Banco Mundial, la OPS, las Naciones Unidas, el Centro Latinoamericano de Demografía, el Instituto Nacional de Estadística y otros registros gubernamentales.

De acuerdo con los resultados obtenidos, Guatemala se encuentra en una etapa pretransición con una elevada proporción de enfermedades transmisibles entre las causas de muerte (61%), en relación con México (22%), Chile (13%) y Uruguay (7%). México se ubica en una situación de prolongada transición, en tanto que Chile se aproxima a Uruguay en su acceso al período postransición. Pese a las tasas decrecientes de mortalidad, la proporción de muertes por enfermedades crónicas y accidentes ha ascendido a 30%, excepto en Uruguay. En lo que se refiere a la mortalidad por enfermedades cardiovasculares y cáncer, en Chile y Uruguay las tasas ajustadas por edad son similares a las registradas en los Estados Unidos y Canadá, pero mayores que en México y Guatemala.

En los cambios de los patrones de salud influye primero la transición demográfica, cuando disminuyen la mortalidad por enfermedades infecciosas y la fecundidad, y, en segundo lugar, la epidemiológica, cuando las enfermedades crónicas empiezan a predominar como causas de muerte. Los patrones de salud de los países de América Latina están profundamente influidos por ambas transiciones. En muchos países, el descenso de las tasas de mortalidad ha precedido al de la natalidad, en ocasiones por dos o más decenios, con el consiguiente aumento de la población (3% o más al año). A medida que disminuye la fecundidad aumenta la población mayor de 65 años y con ello la carga de enfermedades no transmisibles. Según los autores, en América Latina no se ha otorgado suficiente importancia a las intervenciones que podrían prevenir la alta prevalencia de factores de riesgo de enfermedades crónicas. Para las próximas décadas es de esperar un incremento de las enfermedades no transmisibles. Por lo tanto, se necesita analizar profundamente la transición demográfica y epidemiológica, con el fin de adecuar las políticas de salud a las nuevas situaciones de pretransición, transición y postransición. (Albala C, Vio F, Yáñez M. Transición epidemiológica en América Latina: comparación de cuatro países. Rev Med Chile 1997;125:719­727.)