SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.3 issue1Reacciones adversasJakarta Declaration on health promotion into the 21st century author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.3 n.1 Washington Jan. 1998

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891998000100018 

USO RACIONAL

 

 

Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina: angioedema (Alemania)

La Comisión de Medicamentos de la Profesión Médica Alemana ha recordado a los profesionales de la salud que deben tener presente el riesgo de angioedemas relacionados con el uso de inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (ECA), aun durante la administración prolongada, así como de edemas recurrentes.

Se sabe que ocurren angioedemas en la cara, boca, lengua, garganta y laringe durante el tratamiento con inhibidores de la ECA, a menudo al comienzo. Esta es una reacción grave que puede avanzar muy rápido, de manera que aun la intubación de urgencia puede fallar. Una tumefacción inicialmente leve y reversible puede agravarse y causar obstrucción potencialmente mortal de las vías respiratorias. Todavía no se puede estimar debidamente el valor de las medidas basadas en el tratamiento medicamentoso, como el uso de altas dosis de glucocorticoides, antihistamínicos, epinefrina e inactivadores del componente 1 del complemento (C1).

En la literatura médica se han publicado informes de casos de angioedema recurrente (hasta 18 episodios) en pacientes en cuyo caso no se reconoció la relación con un inhibidor de la ECA y se siguió administrando el medicamento sin control.

De 1991 a 1996, la Comisión recibió 79 informes de angioedema que ocurrió de la manera siguiente: 13% de los casos en las primeras 24 horas transcurridas después del tratamiento inicial; 35% en los primeros 21 días y 24% en los primeros 6 meses (hasta 3 años). Nueve de los citados fueron casos recurrentes. El total de casos clasificados como potencialmente mortales fue de 32%. Un paciente murió a pesar de haber sido sometido a traqueotomía de urgencia.

 

Mefloquina: se restringe el uso (Irlanda, Reino Unido y Nueva Zelandia)

Irlanda. Por la atención dada en los medios de información a la mayor incidencia de efectos neurosiquiátricos vinculados con el uso de mefloquina, producto antimalárico, la Junta Irlandesa de Medicamentos ha recordado a los médicos que no se puede recetar el producto para los siguientes:

  • Uso profiláctico en pacientes con insuficiencia renal o deficiencia grave de la función hepática.
  • Uso profiláctico en pacientes con antecedentes de psicosis o epilepsia.
  • Uso en pacientes con hipersensibilidad conocida a la mefloquina o a compuestos afines (p. ej., la quinina).
  • Uso simultáneo con halofantrina.

La mefloquina se recomienda para el tratamiento y la prevención de la malaria causada por Plasmodium falciparum en lugares donde existe resistencia multimedicamentosa al tratamiento antimalárico.

Las personas que tomen mefloquina deben buscar atención médica inmediata si sufren alteraciones psicológicas, tales como depresión, confusión, ansiedad, alucinación, reacciones psicóticas o paranoides, sueños anormales y otras alteraciones del sueño, pérdida de la memoria y alteración de la capacidad de raciocinio.

 

Reino Unido. Para reducir a un mínimo la frecuencia de reacciones psiquiátricas y evitar la descontinuación prematura de la profilaxis antimalárica, el Comité de Inocuidad de los Medicamentos recomienda lo siguiente:

  • El uso profiláctico de la mefloquina está contraindicado en pacientes con antecedentes de alteraciones neurosiquiátricas, incluidas la depresión y las convulsiones.
  • Se debe informar a los pacientes de las reacciones adversas que pueden asociarse con la mefloquina y aconsejarles que, en caso de que se presenten, pidan consejo al médico sobre otros antimaláricos antes de tomar la dosis siguiente.

Siempre y cuando se use el producto de la forma debida, los riesgos asociados con los antimaláricos profilácticos son superados con creces por sus beneficios.

 

Nueva Zelandia. El Centro para la Vigilancia de Reacciones Adversas ha emitido recomendaciones similares a raíz de la inquietud surgida en el Reino Unido.

 

Carbamazepina: riesgo de convulsiones por privación del alcohol en el tratamiento de pacientes ambulatorios (Alemania)

La Comisión de Medicamentos de la Profesión Médica Alemana ha expedido una notificación de los riesgos observados en el tratamiento ambulatorio de la privación del alcohol con carbamazepina. Es cada vez más común el uso de este producto para ese fin, incluso para la prevención de las convulsiones, aunque la indicación registrada establece su uso específico en los hospitales.

La profilaxis de las convulsiones solo puede garantizarse si la carbamazepina se administra en un principio de manera rápida y a dosis elevadas. Puesto que el peligro de convulsiones por privación es mayor en los primeros días en que se deja de consumir alcohol, se debe administrar carbamazepina en las dosis siguientes:

Primer día: de 600 a 1 200 mg (según el grado de intoxicación alcohólica residual)
Segundo día: 1 200 mg
Tercer día: 800 mg

Cuarto día: 400 mg

El fabricante recalca la necesidad de observación dentro del hospital; por tanto, conviene establecer un breve contacto diario con el paciente para poder hacer una evaluación segura del curso de los síntomas de privación.

 

Jugo de toronja: interacción con medicamentos (Nueva Zelandia)

El jugo de toronja puede aumentar la biodisponibilidad de algunos medicamentos, como los bloqueadores de los canales de calcio, la ciclosporina, la terfenadina, el midazolam y los estrógenos. Un componente del jugo de toronja inhibe el metabolismo de esos productos en la pared intestinal y por lo tanto estos no deben tomarse en la primera hora después de haber bebido jugo de toronja o de haber comido la fruta.

 

Ciclopentiazida: se restringe su uso (Nueva Zelandia)

La Sección de Terapéutica ha restringido las indicaciones para la ciclopentiazida (Navidrex®: Ciba-Geigy), diurético a base de tiazida.

Se han suprimido las siguientes indicaciones:

  • hipercalciuria idiopática y como tratamiento para prevenir la formación de concreciones calcáreas en las vías urinarias;
  • edema causado por insuficiencia cardíaca.

Se han agregado las siguientes contraindicaciones:

  • hipertensión durante el embarazo (ya que las tiazidas no previenen ni alteran la toxemia del embarazo y pueden afectar al feto);
  • depuración de creatinina de menos de 30 mL por minuto (puesto que las tiazidas no tienen efecto alguno en esas condiciones);
  • estados de intensa pérdida de potasio (agregada por razones de seguridad).

Revisión de la posología y administración:

  • Se ha reducido la dosis diaria máxima de 1,5 mg a 1 mg;
  • en casos de hipertensión, el efecto completo de la dosis administrada se logra al cabo de 4 a 6 semanas;
  • es aconsejable suspender los diuréticos, incluida la ciclopentiazida, por varios días antes de comenzar el tratamiento con inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA);
  • en casos de insuficiencia cardíaca, la dosis inicial recomendada se ha reducido de 0,5­1 mg diarios, a 0,25­0,5 mg diarios.

 

Bloqueadores de los canales de calcio (de acción breve): enmienda de la autorización de venta (Alemania)

El Instituto Federal de Medicamentos y Dispositivos Médicos ha enmendado la autorización de los productos medicinales que contengan amlodipina, felodipina, isradipina, nicardipina, nifedipina, nilvadipina, nimodipina, nisoldipina y nitrendipina, antagonistas del calcio a base de dihidropiridina, con efecto a partir del 1 de julio de 1997.

Las indicaciones se han restringido exclusivamente a las siguientes:

  • angina de pecho vasoespástica (angina de Prinzmetal, angina variante);
  • angina de pecho estable crónica;
  • hipertensión esencial;
  • crisis hipertensiva;
  • síndrome de Raynaud.

Las contraindicaciones se han ampliado para incluir:

  • angina de pecho inestable;
  • infarto agudo del miocardio (en las 4 semanas posteriores).

Las secciones sobre reacciones adversas contendrán una advertencia de que, a veces, los pacientes con angina de pecho pueden experimentar un aumento de la frecuencia, duración y gravedad de los ataques anginosos, especialmente al comienzo del tratamiento.

Con respecto a los productos a base de nifedipina de liberación inmediata, se advierte además que conviene iniciar el tratamiento solo cuando otros productos están contraindicados y que no se debe pasar de la dosis diaria máxima de 60 mg.

 

Transmisión del virus de la hepatitis C por dispositivos de punción digital con resorte (Francia)

El virus de la hepatitis B se puede transmitir mediante el uso incorrecto de dispositivos de punción digital con resorte para el control de la glucosa sanguínea. Se han notificado casos de transmisión del virus de la hepatitis C por no haberse reemplazado las partes desechables.

En una circular distribuida en Francia se reformularon las siguientes reglas para el empleo de dispositivos de punción con aguja. Se deben preferir siempre los dispositivos de uso único. Es preciso aplicar los siguientes reglamentos cuando varios pacientes deben usar el mismo dispositivo, como es el caso cuando se enseña a grupos de diabéticos a controlar la concentración de glucosa en la sangre:

"¾ Los repuestos (lanceta, boquilla de plástico, etc.) deben instalarse inmediatamente antes del uso;
¾ es preciso retirar las partes desechables de inmediato cada vez que se usen;
¾ el cuerpo del dispositivo debe desinfectarse después del uso de la forma recomendada por el fabricante;
¾ hay que respetar las instrucciones para el empleo dadas por el fabricante".

La boquilla de plástico, que entra en contacto con la piel y que a veces se contamina con sangre, es un importante vector potencial y debe reemplazarse cada vez que se use. Estas reglas son sencillamente un asunto de sentido común.

 

Hepatitis y lupus causados por minociclina: precaución durante el tratamiento prolongado del acné (Gran Bretaña)

La minociclina es una tetraciclina ampliamente recetada para el tratamiento del acné. Un equipo británico ha recogido alrededor de 30 casos de efectos adversos de origen inmunitario, algunos de ellos graves, en pacientes tratados con este medicamento.

Los autores examinaron 11 casos de lupus y 16 casos de hepatitis notificados hasta abril de 1994 al Comité de Inocuidad de los Medicamentos, guardián de la farmacovigilancia en Gran Bretaña. También notificaron siete casos propios.

 

Lupus. Los casos de lupus ocurrieron casi en su totalidad en mujeres jóvenes. Las manifestaciones clínicas pueden comprender afección articular grave (poliartralgia y poliartritis), fiebre y a veces otros síntomas, tales como mialgia y eritema (y, en un caso, con afección hepática). Los pacientes examinados tenían anticuerpos antinucleares, pero no anticuerpos anti-ADN específicos. Se recuperaron por completo cuando se suspendió la minociclina. Se volvió a administrar el medicamento para provocar la reacción en dos casos: reaparecieron anticuerpos antinucleares en ambos y un paciente tuvo manifestaciones clínicas.

En la literatura médica se han publicado desde 1992 varios casos aislados con resultados clínicos y de laboratorio similares.

 

Hepatitis. Los 21 casos de hepatitis descritos en la publicación británica tuvieron un número igual de hombres y mujeres. Hubo casos de hepatitis grave y de afección articular. Ocurrieron dos defunciones: una por la pancitopenia inducida por el producto y la otra por hepatitis (este último paciente había recibido otros medicamentos poco antes y se sospechó que la causa de defunción era vírica). En los demás casos, la lesión hepática desapareció sin secuelas al suspender el tratamiento.

Cuatro de los pacientes atendidos por el equipo británico se sometieron a biopsia del hígado: las lesiones histológicas correspondieron a hepatitis activa crónica (tres casos) o a hepatitis aguda con necrosis generalizada (un caso).

Nunca se había descrito hepatitis activa crónica de origen inmunoalérgico (eosinofilia con anticuerpos antinucleares) causada por minociclina. Los pocos casos de hepatitis previamente atribuibles a la minociclina eran agudos, causados ya fuera por un mecanismo tóxico dependiente de la dosis (sobre todo después de inyección intravenosa) o un mecanismo inmunoalérgico.

Estos efectos adversos parecen observarse exclusivamente con la minociclina y no con las tetraciclinas propiamente dichas. Exigen un nuevo examen de la relación entre los riesgos y los beneficios de la minociclina en el tratamiento del acné, comparada con la ofrecida por otras tetraciclinas empleadas para esta indicación. Algunos autores británicos prefieren usar las tetraciclinas más antiguas (oxitetraciclina y tetraciclina) e indican que la minociclina debe usarse solo si esos antibióticos no surten efecto.

En el prospecto actual de la minociclina se deben mencionar esos efectos adversos y es preciso informar activamente a los profesionales de la salud.

 

Interacción de la carbamazepina con la nefazodona

La nefazodona es un antidepresivo con numerosos efectos farmacológicos. Inhibe la reabsorción neuronal de serotonina y noradrenalina y antagoniza los receptores adrenérgicos 5-HT2 y a1.

Se notificaron elevadas concentraciones séricas y efectos tóxicos de la carbamazepina en dos pacientes después de agregarse nefazodona a su régimen terapéutico.

Ambos pacientes recibieron 1 000 mg diarios de carbamazepina y uno también recibió respiridona. El tratamiento con nefazodona se inició con una dosis de 100 mg dos veces al día que aumentó a 150 mg dos veces al día al cabo de una semana. Aproximadamente 2 semanas más tarde, ambos pacientes notificaron síntomas de mareo, ataxia, sedación y dificultad para hablar. Se determinó una elevación de las concentraciones séricas de carbamazepina en ambos pacientes, reduciéndose la dosis a 600 mg diarios y descontinuándose la respiridona en uno de los pacientes. Ulteriormente, ambos pacientes se estabilizaron.

No se ha estudiado el mecanismo de esta interacción, pero se cree que entraña inhibición del metabolismo de la carbamazepina por la nefazodona. Conviene observar las concentraciones séricas de carbamazepina y la respuesta clínica del paciente cuando se inicie o suprima la administración concurrente.

 

Soñodor®: se recomienda su retiro del mercado (España)

El Soñodor®, combinación a dosis fijas de piritildiona y difenhidramina usada como hipnosedante, se asocia con un riesgo inaceptablemente elevado de agranulocitosis y de lesiones cutáneas graves. Estos graves efectos indeseados se atribuyen a la piritildiona porque no han sido observados con otros preparados que contienen difenhidramina sola. La piritildiona es un hipnosedante similar a los barbitúricos, mal investigado y desarrollado, actualmente retirado del mercado en la mayoría de los países. Se bien oficialmente es un medicamento de prescripción obligatoria, en España la mayor parte se dispensa sin receta. El día 1 de febrero de 1996 la Comisión Nacional de Farmacovigilancia recomendó a la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios la retirada de la piritildiona del mercado, pero hasta ahora el Ministerio no la ha retirado. En el último año se han identificado tres casos más de agranulocitosis y uno de reacción cutánea grave.

 

Nifedipina: restricción del uso (Irlanda)

Varios estudios recientes indican que se ha comprobado la presencia de un mayor riesgo de accidentes cardiovasculares y mortalidad en pacientes con angina inestable y después de un infarto del miocardio tratado con nifedipina, bloqueador de los canales de calcio de acción breve.

Después de examinar y evaluar datos obtenidos a escala nacional, la Junta Irlandesa de Medicamentos recomienda lo siguiente:

  • En lo que respecta a cardiopatía isquémica, se debe emplear el medicamento solo para la profilaxis de la angina estable. Está contraindicado para pacientes con angina inestable.
  • Se recuerda a los prescriptores que el tratamiento de la hipertensión con nifedipina de acción breve puede provocar una caída súbita de la tensión arterial y taquicardia.

 

Bloqueadores de los canales de calcio (de acción breve): recordatorio sobre el uso de nifedipina (Alemania)

Como complemento de los recientes estudios en que se notifica un mayor riesgo de accidentes cardiovasculares y mortalidad en pacientes con angina inestable y después de un infarto del miocardio tratado con nifedipina, bloqueador de los canales de calcio de acción breve, la Comisión de Medicamentos de la Profesión Médica Alemana recomienda observar estrictamente las recomendaciones autorizadas para este producto, es decir, la hipertensión y la angina de pecho estable.

Señala la Comisión que, en general, la nifedipina y otros antagonistas del calcio de acción breve (dihidropiridinas) están contraindicados para tratar la angina de pecho inestable y el infarto agudo del miocardio. Para profilaxis secundaria después de un infarto agudo del miocardio, los medicamentos preferidos son los antagonistas de los receptores b-adrenérgicos y no los antagonistas del calcio. Por lo general, conviene evitar la administración de antagonistas del calcio a pacientes con insuficiencia cardíaca que tengan también una afección post-infarto. La Comisión advierte que el uso contrario a las recomendaciones autorizadas puede causar la muerte.

Se debe informar a los pacientes de esta situación porque su falta de acatamiento podría desencadenar complicaciones atribuibles al medicamento.

 

Antagonistas del calcio (de acción breve): no se recomienda la nifedipina (Nueva Zelandia)

A la luz de estudios recientes en que se notificó una mayor mortalidad en pacientes con cardiopatía isquémica tratados con bloqueadores de los canales de calcio de corta duración, incluida la nifedipina, la Sección de Terapéutica del Ministerio de Salud ha realizado un examen de los bloqueadores de los canales de calcio de acción breve y prolongada en esos pacientes.

El examen llevó a la conclusión de que los datos que sugieren una posible asociación entre los bloqueadores de los canales de calcio a base de dihidropiridina de acción breve y una mayor mortalidad cardiovascular no se pueden extrapolar al verapamilo, al diltiazem ni a los antagonistas del calcio a base de dihidropiridina de acción prolongada.

No se recomienda la monoterapia con bloqueadores de los canales de calcio de acción breve para pacientes con angina o pruebas clínicas de arteriopatía coronaria.

Los antagonistas del calcio de acción prolongada pueden mejorar la observancia del tratamiento y las pruebas actuales indican que se pueden usar inocuamente como monoterapia en pacientes que no toleren otros medicamentos y como tratamiento coadyuvante. También pueden emplearse para tratar la hipertensión, de conformidad con las directrices nacionales e internacionales.

 

Ticlopidina: riesgo de agranulocitosis y anemia aplásica (España)

En julio de 1997 la Comisión Nacional de Farmacovigilancia examinó la relación entre beneficios y riesgos de la ticlopidina. Se trata de un antiagregante plaquetario autorizado en España para la prevención secundaria del accidente cerebrovascular y del accidente isquémico transitorio. No se ha demostrado su eficacia para la prevención de la cardiopatía isquémica.

El Sistema Español de Farmacovigilancia ha recibido un número considerable de notificaciones de agranulocitosis y de anemia aplásica asociadas con el uso de ticlopidina, sobre todo durante los tres primeros meses de tratamiento. También se ha observado un elevado consumo de ticlopidina en indicaciones no autorizadas, como la prevención secundaria de la cardiopatía isquémica. Dado que el ácido acetilsalicílico a dosis máximas de 300 mg al día tiene una relación entre beneficio y riesgo más favorable en la indicación autorizada, la Comisión acordó:

1) Recordar que la ticlopidina es un antiagregante de segunda línea para la prevención secundaria del accidente cerebrovascular y del accidente isquémico transitorio en los pacientes que no toleran el ácido acetilsalicílico a dosis bajas.

2) Respetar estrictamente las indicaciones autorizadas para este medicamento y recordar que la ticlopidina no está autorizada para la prevención de la cardiopatía isquémica (excepto en los pacientes con claudicación intermitente), porque no ha mostrado ninguna eficacia en esta indicación.

3) Cumplir rigurosamente la norma de realizar recuentos hematológicos cada 15 días durante los tres primeros meses de tratamiento.

 

Errores de medicación: sulfato de magnesio (Estados Unidos de América)

El Instituto para las Prácticas de Medicación Seguras (Institute for Safe Medication Practices) ha alertado a los hospitales sobre el riesgo de errores de medicación con sulfato de magnesio y ha citado los ejemplos siguientes:

1) Con las existencias de planta de un hospital se preparó por error una infusión de 51 gramos que llevó a la administración de una sobredosis masiva al paciente. El médico había prescrito una infusión de 2 gramos de sulfato de magnesio en un período de 4 horas; cambió de parecer, tachó el "2" y escribió "5" antes del 2. La enfermera leyó "51 gramos".

2) Un farmacéutico despachó una infusión de 10 mL (40 mEq) de sulfato de magnesio en lugar de los 10 mEq prescritos.

3) Un paciente recibió una sobredosis después de que la enfermera programó accidentalmente la bomba de infusión para que funcionara a 310 mL por hora en lugar de 30 mL por hora.

4) Un médico recetó una solución dextrosada normal al 0,45% con 150 mg (1,2 mEq) de sulfato de magnesio para su administración en dosis de 125 mL/m2/hora a un niño de 18 meses. Por error el farmacéutico anotó en la receta 150 mEq (18,5 g) de sulfato de magnesio. Otro farmacéutico puso en tela de juicio la receta, pero el primero, pensando que la había anotado en miligramos, dijo que estaba correcta.

5) Un paciente recibió 16 gramos (130 mEq) en lugar de 16 mEq (2 g) porque en una receta impresa se citaba, por error, una dosis de 16 gramos. El farmacéutico no puso en tela de juicio esta receta. El ISMP señala que las dosis de sulfato de magnesio se expresan en seis designaciones diferentes: %, mg, g, mL, mEq y mOsm y, para empeorar las cosas, algunos prescriptores recetan el medicamento por el número de frascos o ampollas. Además, si se dispone de frascos de sulfato de magnesio en las existencias de planta, se podría dar una receta incorrecta o mal interpretada sin doble verificación.

Las siguientes medidas, junto con la educación continua del personal, podrían ayudar a prevenir futuros errores:

  • Preparar protocolos para el uso de la inyección de sulfato de magnesio, incluidos los métodos de rotulación, las dosis máximas y las tasas de infusión. El ISMP ofrece un modelo.
  • Incorporar advertencias sobre dosis excesivas al sistema computadorizado de la farmacia para pacientes adultos y pediátricos.
  • Normalizar la terminología y los métodos para recetar sulfato de magnesio (por ejemplo, gramos o mEq, sin que se permitan otras designaciones).
  • Exigir una doble verificación independiente de todos los cálculos, preparaciones de dosis y graduación de la bomba de infusión.
  • Reducir el tamaño y la cantidad de los frascos de sulfato de magnesio en las existencias de planta del hospital o eliminar esas existencias mediante la preparación de todas las infusiones intravenosas en la farmacia.
  • Usar soluciones comerciales previamente mezcladas, que son una opción más segura que el medicamento concentrado en ampollas o frascos.

 

Aspartamo: no se respalda su relación con tumores cerebrales (Estados Unidos de América)

La Administración de Alimentos y Medicamentos ha examinado los datos sobre la incidencia de cáncer para determinar si existe una relación entre el uso del edulcorante artificial aspartamo y los tumores cerebrales, después de la publicación de un artículo en que se planteó esa pregunta.

El análisis de la base de datos públicos del Instituto Nacional del Cáncer no respaldó esa relación. Según esos datos, la incidencia general de cáncer cerebral y del sistema nervioso central comenzó a aumentar en 1973 y siguió subiendo hasta 1985, año a partir del cual se mantuvo estable hasta 1990, y luego se redujo levemente hasta 1993 (el último año registrado).

La pregunta sobre la existencia de una relación entre los tumores cerebrales y el aspartamo se hizo en un principio en los años setenta cuando se estaba estudiando el aspartamo para fines de autorización. El organismo había llegado a la conclusión de que el aspartamo no causaba lesiones cerebrales y de que había suficiente información para confirmar que tampoco ocasionaba tumores cerebrales.

 

Productos medicinales en combinaciones fijas: nota de orientación (Comisión Europea)

La Comisión Europea ha preparado una nota de orientación para solicitar autorización de venta de los productos medicinales en combinaciones fijas. La orientación pide que se justifique la combinación particular de sustancias activas propuestas e incluye varios aspectos, como la mejor evaluación de la relación entre riesgos y beneficios, la simplificación del tratamiento, las indicaciones y las reglas generales.

El texto completo puede solicitarse a la Agencia Europea para la Evaluación de Medicamentos: European Medical Evaluation Agency (EMEA), 7 Westferry Circus, Canary Wharf, Londres E14 4HB, Reino Unido (Fax: +44-171-418 8551, correo electrónico: mail@emea.eudra.org ).

 

REFERENCIAS

Australian Adverse Reactions Bulletin. Vol. 16, No. 2, mayo de 1997.

Butlletí Groc (Barcelona). Vol. 10, No. 2, marzo-abril de 1997.

Butlletí Groc (Barcelona). Vol. 10, No. 3, mayo-junio de 1997.

Medicine Control Agency, Commitee on Safety of Medicine. Current problems in pharmacovigilance. Vol. 23, diciembre de 1997.

Drug Information Centre. MEDFILE, Vol. 11, No. 6, junio de 1997.

Food and Drug Administration. HHS News. Comunicado de prensa, 16 de mayo de 1997.

Food and Drug Administration. HHS News. Comunicado de prensa, 8 de julio de 1997.

Food and Drug Administration. HHS News. Comunicado de prensa, 13 de agosto de 1997.

Précrire International. Vol. 6, No. 29, junio de 1997.

Précrire International. Vol. 6, No. 30, agosto de 1997.

WHO Drug Information. Vol. 10, No. 4, 1997.

WHO Drug Information. Vol. 11, No. 1, 1997.

WHO. DRS Information Exchange Service. Alert. No 62, 15 de septiembre de 1997.

WHO. DRS Information Exchange Service. Alert. No 63, 16 de septiembre de 1997.

WHO. DRS Information Exchange Service. Alert. No 64, 19 de septiembre de 1997.

WHO. DRS Information Exchange Service. Alert. No. 66, 10 de noviembre de 1997.

WHO Pharmaceuticals Newsletter. Nos. 1­2, enero-febrero de 1997.

WHO Pharmaceuticals Newsletter. Nos. 3­4, marzo-abril de 1997.

WHO Pharmaceuticals Newsletter. Nos. 5­6, mayo-junio de 1997.

WHO Pharmaceuticals Newsletter. Nos. 7­8, julio-agosto de 1997.