SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.3 issue2Efficiency of oxidant gas generator cells powered by electricity or solar energyDiferencias epidemiológicas de la infección por Helicobacter pylori en países desarrollados y en desarrollo author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.3 n.2 Washington Feb. 1998

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891998000200008 

Instantáneas

 

Puesta al día sobre la prevalencia mundial de la hepatitis C

 

 

Desde que informamos en esta revista acerca de la revisión preliminar de la OMS sobre la hepatitis C (Rev Panam Salud Publica/Pan Am J Public Health 1(5)1997:399), ha aumentado a 130 el número de países y territorios que han notificado el número de casos conocidos a la Organización. No obstante, hasta agosto de 1997 se seguía estimando en alrededor de 3% la población del mundo infectada por el virus de la hepatitis C (VHC), lo que se traduce a más de 170 millones de portadores crónicos en riesgo de desarrollar cirrosis o cáncer de hígado, o ambas enfermedades. La alta prevalencia de la hepatitis C y la necesidad de comprender mejor su epidemiología requieren vigilancia mundial a fin de poder determinar las medidas que deben implantarse para su prevención y control.

El descubrimiento relativamente reciente del VHC en 1989 hace que en la comunidad científica reine todavía cierta incertidumbre con respecto a la evolución natural de la hepatitis C, sus consecuencias patológicas, la carga socioeconómica que representa y el tratamiento más apropiado de las formas agudas o crónicas. Tampoco se conoce bien su incidencia a escala mundial porque la infección aguda es con gran frecuencia asintomática. Se sabe, sin embargo, que entre las formas de transmisión más importantes figuran las transfusiones de sangre no tamizada, el uso de instrumentos mal esterilizados y el de agujas compartidas por toxicómanos. También se transmite por vía sexual y perinatal y, con menos frecuencia, por medio de las prácticas culturales y sociales que involucran procedimientos percutáneos (por ejemplo, agujerear las orejas u otras partes del cuerpo, la circuncisión y los tatuajes).

De los 28 países y territorios de la Región de las Américas que notificaron casos a la OMS, 17 tienen prevalencias menores de 1%; siete, de 1 a 2,4%; dos, de 2,5 a 4,9%; uno, de 5 a 10%, y uno de más de 10%. Puesto que aún no existe una vacuna anti-VHC ni un tratamiento efectivo de bajo costo, la prevención es primordial. Deben, por lo menos, observarse las siguientes medidas de precaución:

  • Tamizaje de la sangre y sus productos derivados.
  • Aplicación efectiva de precauciones universales y métodos de barrera.
  • Eliminación de agujas desechables y esterilización apropiada de material reutilizable como las jeringas.
  • Promoción de educación pública sobre los riesgos del uso de material no esterilizado.

Esta puesta al día tiene el objeto de estimular la recolección de nuevos datos más precisos en todas partes del mundo para mejorar el conocimiento epidemiológico de la hepatitis C. (World Health Organization. Hepatitis C: global prevalence, update. Wkly Epidemiol Rec 1997;72:341­344.)