SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.3 issue3Importancia del lapso desde el último parto para el pronóstico del cáncer de mama primarioLas causas de muerte sospechadas y las establecidas posmórtem en pacientes con sida author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.3 n.3 Washington Mar. 1998

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891998000300009 

Revisión del Reglamento Sanitario Internacional

 

 

La OMS está revisando las normas del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) con el fin de adaptarlas al presente volumen del tráfico y el comercio internacionales, teniendo en cuenta las tendencias actuales en la epidemiología de las enfermedades transmisibles y la amenaza de las enfermedades emergentes. El RSI revisado proporcionará un mecanismo para la notificación inmediata de todos los brotes de enfermedades que exijan atención urgente a nivel internacional. Para agilizar el proceso, los brotes se caracterizarán inicialmente en función del síndrome clínico en vez del diagnóstico preciso. Según el Reglamento, un brote deberá notificarse solamente si cumple dos criterios: corresponder a la definición de caso de uno de los síndromes especificados y constituir un acontecimiento que exija atención inmediata en el ámbito internacional. Una vez notificado el brote, la OMS tomará la decisión de hacerlo público en consulta con el Estado Miembro afectado. Si una investigación ulterior indica que el brote no tiene importancia desde el punto de vista internacional, se hará un declaración pública al respecto. Según el RSI revisado, no será necesario notificar más los brotes habituales de enfermedades endémicas. Por lo tanto, el cólera no será notificable a menos que el brote ocurra en una zona donde no es endémico, se trate de un serotipo nuevo, sea de gravedad singular o provoque restricciones de viaje o comercio por parte de otros Estados Miembros.

Con las definiciones de caso correspondientes a los síndromes se procura asegurar que todos los brotes de enfermedades transmisibles que representen un peligro internacional sean notificables en función del nuevo Reglamento. Los síndromes propuestos para notificación son fiebre hemorrágica aguda, síndrome respiratorio agudo, síndrome diarreico agudo, ictericia aguda y síndromes neurológicos agudos, así como una categoría que incluye otros síndromes notificables de origen infeccioso. La notificación de un síndrome será normalmente seguida de un informe sobre la enfermedad específica en cuanto se confirme el diagnóstico. Cuando el diagnóstico se conoce, puede notificarse la enfermedad en vez del síndrome correspondiente. Los países determinarán si un brote debe notificarse o no, de acuerdo con los criterios médicos, epidemiológicos y operacionales siguientes: alto riesgo de propagación a escala internacional; tasa de letalidad anormalmente elevada; aparición desusada; síndrome recientemente reconocido; gran interés por parte de los medios de comunicación; o riesgo de que se impongan restricciones a los viajes o al comercio.

Los cambios del RSI no afectarán de modo alguno las actividades regulares de vigilancia y notificación de enfermedades a la OMS. El RSI revisado no suplantará esas actividades ni interferirá con ellas. Se está llevando a cabo un estudio piloto en ciertos países para evaluar la rapidez y facilidad de la forma de notificación por síndrome. También se han realizado seminarios en cada región de la OMS para dar a conocer los cambios propuestos. El nuevo texto, en preparación por un pequeño grupo de expertos en salud pública y ley internacional, se enviará a principios de 1998 a los Estados Miembros y a las organizaciones interesadas para suscitar comentarios. (World Health Organization. Revision of the International Health Regulations: Progress report, January 1998. Wkly Epidemiol Rec 1998;73:17­19.)