SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.3 issue6Los edificios modernos y sus efectos sobre la saludVentajas y desventajas del tratamiento antirretrovírico para la infección por VIH author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.3 n.6 Washington Jun. 1998

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891998000600008 

Los peligros de consumir suplementos de carotenoides para prevenir el cáncer

 

 

Algunos científicos afiliados con la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IRACA) de la OMS han emitido una advertencia contra el consumo de suplementos dietéticos a base de sustancias derivadas de frutas y verduras frescas, y particularmente los comprimidos a base de carotenoides, para la prevención del cáncer. Según afirmaron estos expertos, las frutas y verduras frescas son la primera línea de defensa contra la enfermedad.

En las dos últimas décadas numerosos estudios epidemiológicos en distintos países han demostrado que una dieta rica en frutas y vegetales reduce el riesgo de padecer de cáncer. Los resultados de estos estudios han dado pie a la creencia muy difundida de que los constituyentes de las plantas, tales como los carotenos y el caroteno beta en particular, pueden proteger contra el cáncer.

En diciembre de 1997, un grupo de 23 científicos procedentes de 10 países se reunió en Lyon, Francia, para evaluar todos los estudios que se han publicado sobre los efectos de los carotenos en la salud. Examinaron, entre otros, los resultados de ensayos clínicos en que se administraron altas dosis de caroteno beta para reducir la incidencia del cáncer y la mortalidad que lo acompaña en poblaciones de personas sanas. Se llegó a la conclusión de que ningún estudio reveló un efecto protector beneficioso. Más bien, la administración de altas dosis de caroteno beta a fumadores aumentó el riesgo de cáncer de pulmón y la mortalidad por enfermedades cardiovasculares.

El grupo de expertos declaró que antes de poder promover la distribución poblaciones de caroteno beta y otros carotenoides como agentes preventivos antineoplásicos es necesario tener mucha más información sobre la forma en que estas sustancias influyen sobre los procesos que llevan a la formación de un tumor. En este momento todo parece señalar que el consumo de frutas y verduras frescas es una medida más eficaz para la prevención del cáncer que el consumo de uno o varios de sus constituyentes en forma de suplementos dietéticos. (World Health Organization. Carotenoid pills should not be promoted for cancer prevention. Press release WHO/4, 12 January 1998).