SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.3 issue6Improving health in the communityPrimary care psychiatry author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.3 n.6 Washington Jun. 1998

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891998000600017 

EVALUATING HIV PREVENTION INTERVENTIONS
Por Joanne E. Mantell, Anthony T. DiVittis y Marilyn I. Auerbach.
New York: Plenum Press; 1997, 295 pp.
ISBN 0 306 45476 9

 

 

La idea de crear este libro surgió en 1986, cuando los autores diseñaban, ejecutaban y evaluaban una serie de intervenciones para reducir los riesgos de infección por VIH como parte de un proyecto a cargo del programa denominado Gay Men's Health Crisis. Este fue uno de los primeros programas con ese fin patrocinados por el Gobierno federal de los Estados Unidos de América. En el transcurso de esa tarea se comenzaron a recibir solicitudes de asistencia para evaluar otros programas de organizaciones comunitarias o de agencias oficiales y con ello se hizo evidente la utilidad de compartir experiencias, para así lograr mejores resultados en materia de prevención del sida. A ese respecto, los autores asimilaron tres lecciones: 1) la conveniencia de proveer metodologías y criterios de interpretación apropiados para médicos asistenciales e investigadores, para así desmitificar la aparente complejidad de los sistemas de evaluación; 2) la convicción de que toda evaluación, aun la más sencilla, puede mejorar la práctica de un programa instituido y las probabilidades de su continuación futura; y 3) el carácter imprescindible de la evaluación. Puesto que la misma no requiere métodos de investigación costosos ni tampoco un diseño científico laborioso, es inadmisible no efectuarla. Si bien es obvio que el rigor técnico asegura los mejores resultados, aun las evaluaciones imperfectas pueden aportar información útil. Más vale disponer de algún conocimiento inmediato que postergar esa posibilidad hasta lograr condiciones propicias en un futuro lejano, ya que las poblaciones vulnerables al VIH/sida no disponen de mucho tiempo de espera.

Para evaluar los programas de prevención del sida se emplean los mismos sistemas que en otros aspectos de la salud pública en general. Es decir, no existe una metodología específica para el síndrome. Sin embargo, su aplicación en el contexto de la epidemia implica problemas éticos, tanto para los investigadores responsables de las intervenciones y de su evaluación como para los que están involucrados en estudios epidemiológicos, psicosociales, clínicos y básicos. En consecuencia, al hacerse una investigación debe preservarse la calidad de la información sin por ello comprometer el carácter confidencial de los datos aportados por los sujetos encuestados.

En los capítulos de este libro se discuten sucesivamente todos los aspectos que competen a la evaluación de una campaña para la prevención del VIH/sida. Esos aspectos incluyen una consideración de los distintos tipos de evaluación, los recursos necesarios en cada caso, el contexto social y político en que se desarrolla, la selección del diseño de la evaluación, la validez relativa de los métodos cualitativos y cuantitativos, los procedimientos de codificación y confiabilidad, las barreras eventuales a la evaluación y forma de superarlas, la difusión de los resultados, y la evaluación de la intervención en los niveles individual y comunitario.

En la primera década de la epidemia, su prevención se vio afectada por el estigma conferido a los primeros grupos diagnosticados y por la escasez de información científica. Si poco se sabía sobre las conductas de riesgo, menos aún sobre la forma de cambiarlas. A la misma vez se ejercía presión para apresurar la implementación de los programas de prevención y quizá los iniciales fueron instituidos por personas guiadas por las mejores intenciones pero con poco adiestramiento en educación para la salud y evaluación de resultados. Además, todavía faltaba la experiencia para adecuar el mensaje a poblaciones determinadas, según fuera la influencia ejercida por factores como extracción étnica, valores culturales y religiosos, orientación sexual, drogadicción, y otras características. Hoy se da por entendido que toda campaña debe planearse o modificarse en función del grupo social al que está dirigida.

El libro contiene numerosos ejemplos de la evaluación de programas de prevención llevados a cabo en los Estados Unidos (entre otros, para instruir a los estudiantes de escuela secundaria, promover la esterilización de jeringas usadas por drogadictos y el empleo de preservativos por diferentes tipos de usuarios, difundir propaganda en transportes subterráneos) y en otros países (como el proyecto ACAN en Chile, las encuestas en bares de Montreal, el asesoramiento de prostitutas en Nigeria y de mujeres infectadas en Kenia, el adiestramiento de asistentes sociales en el Reino Unido, la propaganda en los mercados de Sudáfrica, la información difundida entre estudiantes noruegos, y demás).

En las conclusiones se destaca la vigencia de dos principios: el primero, que ningún país está a salvo de la epidemia, y segundo, que el éxito de la prevención a menudo depende de la ayuda que se brinde al público para que cambie de conducta y mantenga ese cambio de forma permanente. Además, el buen desarrollo de un programa requiere un enfoque interdisciplinario y la posibilidad de contar con la colaboración de profesionales, paraprofesionales y miembros de la comunidad a la que está dirigido el plan, para que todos ayuden a reconocer las necesidades de la comunidad, los objetivos que se busca alcanzar, las modalidades que pueden hacer más efectiva la intervención, la evaluación del proceso y su instrumentación, y los mecanismos para difundir los resultados alcanzados, no solo en publicaciones y reuniones científicas, sino también entre los integrantes de la comunidad, para que se percaten del valor de su contribución. Según los autores, la necesidad de evaluar los resultados de un programa es evidente para todos, pero son pocos los que conocen la forma apropiada de llevarlo a cabo. Puede decirse que la evaluación no comienza cuando se solicita a alguien que complete un cuestionario, sino al efectuarse la primera reunión para determinar las consecuencias de esa intervención y los pasos siguientes. En ese sentido, el libro está dirigido a investigadores, profesionales de la salud pública y trabajadores sociales. A los más expertos les servirá de guía para desarrollar y evaluar intervenciones de prevención contra el VIH/sida. Para los menos informados, será una documentación que incluye tanto la descripción de procedimientos como las formas de valorar, analizar, notificar, publicar y difundir los resultados. Hoy ha llegado a ser inexcusable omitir la evaluación de cualquier programa de prevención.

 

 

Nota de la Redacción: Los interesados en adquirir el libro deben solicitarlo a: Plenum Press, 233 Spring Street, New York, NY 10013-1578, EUA. Teléfono: (212) 620-8000; Fax: (212) 463-0742; Correo electrónico: 74763.2222@compuserve.com