SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.4 issue3Nueva revista electrónica de la OMS sobre salud reproductiva¿Cómo ven los médicos el auge de la medicina científicamente validada? author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.4 n.3 Washington Sep. 1998

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891998000900009 

Adelantos hacia la eliminación de la lepra

 

 

Desde que en 1992 se puso en marcha el plan de acción mundial para eliminar la lepra como problema de salud pública, los datos provenientes de los países endémicos muestran cuán eficaz es la poliquimioterapia (PQT) para sanar a los pacientes y reducir la prevalencia de la enfermedad. Solo el hecho de que en 1996 casi todos los pacientes conocidos estaban bajo tratamiento con PQT representa un logro considerable. Ahora lo importante es hacer llegar esa tecnología eficaz a los casos con poco o ningún acceso a la PQT y ponerla en práctica hasta en los lugares con una mínima infraestructura de salud.

En los países endémicos, los datos para monitorear la eliminación de la lepra están bien estandarizados y son generados por sistemas nacionales de información. Sin embargo, en el contexto de la eliminación de la enfermedad, todavía es un problema calcular la proporción de la población que alcanza el programa. La OMS, en colaboración con los programas nacionales de los principales países endémicos, ha promovido iniciativas de vigilancia para la eliminación de la lepra y el uso de un sistema de información geográfica que permite estar al tanto de las situaciones operacionales o epidemiológicas que requieran intensificar los esfuerzos. El caso de lepra se define como una persona que tiene una o más de las siguientes manifestaciones y todavía no ha completado el tratamiento: una o varias lesiones hipopigmentadas o rojizas con pérdida de sensibilidad; afección de los nervios periféricos evidenciada por un espesamiento característico acompañado de pérdida de sensibilidad, y frotis cutáneo positivo para bacilos acidorresistentes. La definición incluye a pacientes que abandonaron la PQT y presentan más tarde signos de enfermedad activa, así como a pacientes con recidivas después de completar el curso de tratamiento. No incluye a personas curadas con reacciones tardías o discapacidades residuales.

A pesar de que el progreso de la estrategia mundial ha sido muy satisfactorio y en muchos países hay solo una pequeña proporción de casos nuevos, aún queda una tarea formidable, especialmente en cuanto a la detección de casos de lepra que no se han descubierto por una variedad de razones. Para llegar a esos enfermos la OMS está impulsando las campañas de eliminación de la lepra, que permiten descubrir zonas donde existen grandes números de casos pasados por alto. Es de esperar que con esta mayor detección de casos se manifieste una posible subestimación anterior de la enfermedad en algunas partes del mundo o, por otro lado, la tendencia a sobrediagnosticarla y a tratar casos inactivos como si fueran nuevos. Las tasas más altas de nuevos casos se están detectando en algunas islas del Pacífico, Asia sudoriental, África sudoriental y occidental y Suramérica. La detección ha aumentado considerablemente en países hiperendémicos como el Brasil, Indonesia y la India, y la prevalencia se ha reducido 85% en los últimos 13 años. En la India, las tasas de detección son de las más altas del mundo (53 por 100 000) y no muestran una tendencia a declinar, pero la situación varía mucho de un estado a otro y las razones no se han dilucidado por completo. En Indonesia, la detección ha aumentado 67% pero el gran número de casos multibacilares que se siguen registrando al año quizá no pueda explicarse solo como resultado de esa intensificación. En el Brasil, la detección de casos aumentó al comenzarse el programa nacional, pero las campañas iniciadas en 1997 no han contribuido a incrementarla.

Es importante comprender que los cambios en las tendencias reflejan principalmente cambios en la intensidad de las actividades programáticas y no variaciones en la transmisión de la enfermedad. La introducción a gran escala de campañas para eliminar la lepra con el fin de concienciar a las comunidades y ampliar la cobertura de los servicios de PQT y la participación de los servicios generales de salud en las actividades de eliminación resultaron en un aumento notable de la detección de casos, especialmente en 1997. Lo más probable es que la aplicación continua de este método de campaña y la búsqueda activa de casos eleven aun más las cifras de detección en los próximos años, a medida que se descubran los casos ocultos. (World Health Organization. Trends in leprosy detection. Wkly Epidemiol Rec 1998;73(23):169-176; World Health Organization. Leprosy elimination campaigns (LECs): Progress during 1997-1998. Wkly Epidemiol Rec 1998; 73(24):177-182.)