SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.4 issue3Adelantos hacia la eliminación de la lepraTratamiento de la osteoporosis posmenopáusica author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.4 n.3 Washington Sep. 1998

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891998000900010 

¿Cómo ven los médicos el auge de la medicina científicamente validada?

 

 

Según un estudio reciente realizado en Londres, la medicina basada en pruebas científicas puede definirse como "el uso concienzudo, explícito y juicioso de la mejor información científicamente validada para tomar decisiones relacionadas con el cuidado de pacientes a nivel individual. En la práctica, significa integrar la pericia clínica con la mejor posible información externa proveniente de investigaciones sistemáticas". Esta definición apareció en la carta que acompañaba a un cuestionario que se envió a 452 médicos generales en el sur de Inglaterra con objeto de determinar su actitud hacia la evidence-based medicine, es decir, hacia la práctica clínica basada en los resultados de estudios científicos. La muestra, que representaba 25% de los médicos generales de la antigua comarca de Wessex, se seleccionó por medio de un sistema de números aleatorios generados por el programa de computadora Microsoft Excel. El cuestionario contenía: 1) escalas analógicas visuales para determinar las actitudes de los médicos encuestados hacia la medicina científicamente validada; 2) preguntas cerradas para estimar cuán familiarizados estaban con las fuentes de esa información y cuán útil les parecía, cómo obtener acceso a Medline y otras bases de datos, su comprensión de términos técnicos y cómo estimaban que sería la mejor forma de progresar de la práctica basada en opiniones a una basada en pruebas científicas; y 3) una sección de expresión libre sobre lo que consideraban como principales barreras en la práctica de esa medicina.

Aparte de dos cuestionarios devueltos por médicos jubilados, se recibieron 302 respuestas (67%). En general, todos los que respondieron tenían una buena opinión de la medicina basada en pruebas científicas y estaban de acuerdo con que esa práctica mejora la atención de los pacientes. Tenían poco conocimiento de las revistas de resúmenes y de revisiones y de las bases de datos (solo 40% habían oído hablar de la Cochrane Database of Systematic Reviews [base de datos Cochrane de revisiones sistemáticas]) y entre los que las conocían, muchos no las usaban. En cirugía, 20% tenían acceso a las bases de datos bibliográficos y 17% a la world wide web. La mayoría tenían algún conocimiento de los términos técnicos y consideraban que la barrera principal a la práctica de la medicina científicamente validada era la falta de tiempo libre. Pensaban, además, que la mejor manera de unirse a ese movimiento era mediante el uso de lineamientos o protocolos elaborados por colegas. En conclusión, según las opiniones recibidas, el mejor método de abrir el camino hacia la medicina científicamente validada sería promover y mejorar el acceso a resúmenes de informes y no pretender enseñar a todos los médicos a explorar la literatura y hacer sus propias evaluaciones críticas. Los generalistas que tienen la habilidad para obtener la información científica e interpretarla deben recibir apoyo para desarrollar lineamientos y consejos basados en información científicamente validada. (McColl A, Smith H, White P, Field J. General practitioner's perceptions of the route to evidence based medicine: A questionnaire survey. Br Med J [en línea] 1998;316:361-365[10 pantallas]. Se consigue en: www.bmj.com/cgi/content/full/316/7128/361 ).