SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.4 issue5Estrategias para reducir a un mínimo la transmisión nosocomial del sarampiónUn mejor detector de vinchucas para uso doméstico author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.4 n.5 Washington Nov. 1998

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891998001100010 

Instantáneas

 

Carcinógeno en la orina de recién nacidos de madres que fuman

 

 

En la primera orina de bebés cuyas madres fuman durante el embarazo se ha encontrado la nitrosamina cancerígena 4-(metilnitrosamino)-1-(3-piridil)-1 butanona (NNK). Stephen Hecht, científico afiliado al centro de estudios sobre el cáncer de la Universidad de Minnesota, Estados Unidos de América, condujo los estudios que llevaron a este descubrimiento. La NNK es uno de los cancerígenos más potentes derivados del tabaco y los hallazgos del doctor Hecht sugieren que la sustancia no solo es recibida sino metabolizada por el feto.

Se informó de esta novedad a la reunión de la Sociedad Americana de Químicos, que se celebró en Boston en agosto. Para el estudio, se analizaron a ciegas mediante cromatografía de gas muestras de la primera orina de 48 recién nacidos. Los metabolitos de NNK se detectaron en 22 de las 31 muestras de bebés cuyas madres habían fumado cuando estaban embarazadas. No se encontraron metabolitos de esa clase en los bebés de las madres que no fumaban. La concentración de productos de NNK en los recién nacidos corresponde a 10% de los que se encuentran en los adultos fumadores. No obstante, constituye una exposición considerable para el feto, ya que la madre suele mantener el hábito de fumar durante todo el embarazo. Los resultados del estudio se consideran concluyentes, pues las concentraciones de metabolitos encontradas fueron muy altas en proporción al tamaño de los bebés. Lo más probable es que los bebés excreten estas sustancias en el fluido amniótico, donde recircula constantemente.

Por supuesto, es bien conocido que el hábito de fumar en una embarazada se asocia con bajo peso al nacer, desarrollo subnormal y problemas del oído que pueden requerir cirugía. Habiendo datos que indican que 60% de las mujeres que fuman mantienen el hábito durante la gestación, esta información debe usarse para fortalecer los mensajes al público sobre los efectos del hábito de fumar en las embarazadas. (Wise J. Carcinogen in tobacco smoke can be passed to fetus. Br Med J 1998;317:555.)