SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.4 issue5Intervalos intergenésicos cortos en poblaciones de bajos recursosLagunas en la investigación de resistencia a los antibióticos author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.4 n.5 Washington Nov. 1998

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891998001100014 

Cambios en la mortalidad por cardiopatías en los Estados Unidos

 

 

Se estima que, de los 4,8 millones de residentes de los Estados Unidos que padecen insuficiencia cardíaca, 70% tienen 60 años o más de edad. Durante los últimos 10 años, entre los beneficiarios del Medicare1 ha aumentado el número de hospitalizaciones por esa causa. A pesar de que la tasa de letalidad por insuficiencia cardíaca es alta, es de esperar que ese número siga creciendo a medida que la población envejece. Un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) manifiesta las tendencias del país en insuficiencia cardíaca durante el período de 1980 a 1995.

En los Estados Unidos, las estadísticas de mortalidad se basan en la información consignada en los certificados de defunción registrados en las oficinas de estadísticas vitales y compilados por los CDC. Los datos sobre causas de muerte se refieren a las causas subyacentes registradas por el médico de cabecera o el médico forense en la manera prescrita por la OMS y aprobada por los CDC. Las tasas de mortalidad de la población estadounidense se calcularon mediante estimaciones de la Oficina de Censos. Las muertes por insuficiencia cardíaca se definieron como las de causa subyacente registrada con el código 428 de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-9). Esta categoría incluye la insuficiencia cardíaca congestiva, ventricular izquierda y no especificada.

En los 15 años que abarca el informe, las muertes por insuficiencia cardíaca aumentaron de 27 415 a 46 484; en 1995, aproximadamente 43 600 (94%) de ellas fueron de personas de 65 o más años de edad. La tasa general, que era de 10,3 por 100 000 en 1980, llegó a 11,7 en 1995. Las tasas de mortalidad por insuficiencia cardíaca fueron directamente proporcionales a la edad. Por ejemplo, en 1995, la tasa específica por edad del grupo de 85 o más años era 633.5; la del grupo de 75 a 84, 130,8 y la del grupo de 65 a 74, 32,2. A partir de 1988 hubo una redución de las tasas de mortalidad por esa causa en ambos sexos y en todos los grupos raciales. Además, la reducción anual más importante ocurrió en hombres de raza negra (3%) seguida de la de mujeres de raza negra (2,2%), hombres de raza blanca (1,7%) y mujeres de raza blanca (0,5%). En consecuencia, la brecha entre las dos razas disminuyó y la razón blanco: negro descendió de 1.3:1 a 1.1:1 en los hombres. Entre las mujeres descendió de 1.4:1 a 1.1:1.

En 1995 las tasas de IC ajustadas por edad de todos los grupos variaron mucho de un estado a otro. Los extremos fueron Nueva Hampshire (3, 4) y Misisipí (29,7). En las personas mayores de 65 años, esas tasas oscilaron entre 30,7 (Nueva Hampshire) y 255,6 (Alabama). La disminución registrada quiere decir o mejor supervivencia o diagnóstico equivocado de la causa subyacente de muerte en las personas mayores con IC. Este trastorno muchas veces se registra como causa contribuyente y no directa de muerte en los certificados de defunción. Aunque en realidad haya declinado la IC, deben continuarse los esfuerzos clínicos y de salud pública para enseñar a la gente a prevenir la hipertensión y el infarto agudo de miocardio, los dos factores prevenibles principales asociados con la IC. (Centers for Disease Control and Prevention. Changes in mortality from heart failure—United States, 1980-1995. JAMA 1988; 280(10):874-875.)

 

 

1 Programa social de seguro de enfermedad para personas de 65 o más años, personas que hayan recibido desembolsos por discapacidad durante 2 o más años y ciertos trabajadores y sus dependientes que necesiten trasplantes renales o diálisis.