SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.4 issue5Cambios en la mortalidad por cardiopatías en los Estados UnidosLa salud de los hombres en la Región de las Américas author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.4 n.5 Washington Nov. 1998

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891998001100015 

Lagunas en la investigación de resistencia a los antibióticos

 

 

El uso de las fluoroquinolonas para tratar al ganado pecuario puede contribuir a aumentar la resistencia de bacterias como Campylobacter y Salmonella que se transmiten a los seres humanos por medio de los alimentos. Las fluoroquinolonas son importantes en el tratamiento de infecciones invasoras por Salmonella y Campylobacter y el aumento de la resistencia de esas bacterias debe contemplarse con preocupación. Si bien hasta el momento no se han documentado extensamente los efectos en la salud humana del uso de estos antibióticos en el ganado, hay razones para considerar que puede haber consecuencias deletéreas para la salud humana si la resistencia aumenta y se dispersa. El doctor David Heymann, Director de la División de Vigilancia y Control de Enfermedades Emergentes y Otras Enfermedades Transmisibles, OMS, advierte que es necesario investigar y reunir datos sobre este posible problema.

Desde que se empezaron a emplear las fluoroquinolonas en varios países, en los animales comestibles se han encontrado salmonelas de susceptibilidad reducida a esos antibióticos. También han surgido cepas resistentes de Campylobacter. Se ha observado también que con el uso de fluoroquinolonas en humanos, han surgido cepas resistentes de microorganismos patógenos, lo que ha limitado los beneficios terapéuticos de estos antibióticos contra enfermedades importantes como la gonorrea y la fiebre tifoidea.

Con objeto de conocer el impacto médico del uso de quinolonas en animales, la OMS convocó una reunión de 60 expertos en salud humana y veterinaria, la cual se celebró en Ginebra en junio de 1998. En ella se acordó que en la investigación futura debe hacerse hincapié en determinar el alcance del uso de quinolonas en medicina no humana, mejorar el conocimiento epidemiológico de cómo se desarrolla, crece y se transmite la resistencia a antibióticos tanto en humanos como en animales, idear tecnologías de vigilancia específicamente para conseguir los datos que faltan, determinar los mecanismos y grados de resistencia a las quinolonas de organismos patógenos zoonóticos importantes y lo que significa esa resistencia en función de la salud humana, formular estrategias para un uso prudente que aproveche al máximo su efecto terapéutico en animales y minimice el desarrollo de la resistencia y buscar alternativas tales como vacunas en lugar de agentes antimicrobianos para la prevención de enfermedad en los animales. (Organización Mundial de la Salud. Major gaps in research on antibiotic resistance needs filling. Comunicado de prensa WHO/46, 9 de junio de 1998.)