SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.5 issue3Uso racionalDecisiones diversas author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.5 n.3 Washington Mar. 1999

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891999000300017 

AMPLIACIÓN DE LAS INDICACIONES

 

 

Levonorgestrel: empleo como anticonceptivo de emergencia (OMS/HRP)

Los investigadores que trabajan con el Programa Especial de Investigaciones, Desarrollo y Formación de Investigadores sobre Reproducción Humana copatrocinado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, la OMS y el Banco Mundial han confirmado que el uso de levonorgestrel solo como anticonceptivo de emergencia es más eficaz y afecta adversamente a un número mucho menor de usuarios que el régimen de Yuzpe (que consiste en la administración de anticonceptivos orales mixtos que contienen un estrógeno y un progestágeno administrados en dos dosis a intervalos de 12 horas).

El levonorgestrel es uno de los dos compuestos activos fabricados en píldoras anticonceptivas compuestas de administración oral. En el régimen empleado como anticonceptivo de emergencia, se administran dos píldoras, cada una de 0,75 mg de levonorgestrel, a un intervalo de 12 horas. Los cálculos del número de embarazos que podrían haber ocurrido si no se hubiera administrado ningún tratamiento mostró que el levonorgestrel había prevenido 85% de los embarazos indeseados y el régimen de Yuzpe, 57%. La frecuencia de buenos resultados obtenidos con ambos tratamientos es todavía mayor en las mujeres que comenzaron a recibirlos más temprano (al cabo de 24 horas): 95 y 77%, respectivamente.

Las mujeres toleraron mucho mejor el levonorgestrel que el régimen de Yuzpe. Las reacciones adversas fueron iguales con ambos métodos: náusea, vómito, mareo, cansancio, cefalea, sensibilidad mamaria anormal y dolor de la región inferior del abdomen, pero se notificaron con menos frecuencia en las mujeres tratadas con levonorgestrel. La mitad de las mujeres sometidas al régimen de Yuzpe notificaron náusea en comparación con solo 25% de las tratadas con levonorgestrel. Ocurrió vómito en 20% de las mujeres tratadas con el régimen de Yuzpe y solamente en 6% de las que recibieron levonorgestrel.