SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.6 issue1Reaparece el paludismo en la Amazonia peruanaUso de un sucedáneo de la sangre en casos de trauma author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.6 n.1 Washington Jul. 1999

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891999000600008 

Incidencia y tratamiento del carcinoma ductal in situ en mujeres hispanas y de otras minorías

 

 

En los Estados Unidos de América, las tasas de incidencia del carcinoma de mama in situ en las mujeres se ha incrementado repentinamente en los últimos 15 años. El aumento ha sido especialmente notable con respecto al carcinoma ductal de mama in situ (CDMS), calculado en 21,4% al año entre 1982 y 1990. Las tasas de incidencia de este tipo de cáncer varían según el grupo étnico de las pacientes. De 1973 a 1992, las tasas ajustadas por edad del CDMS fueron un poco más bajas en las mujeres de etnia negra que en las de etnia blanca. Las tasas de incidencia de todos los carcinomas in situ fueron considerablemente más bajas en las mujeres de cultura hispánica (7,8 por 100 000) que en las blancas no hispánicas (17,3 por 100 000) en el período de 1988 a 1992. Hay pocos datos publicados sobre el peso de esta enfermedad en las mujeres de grupos indígenas autóctonos. El gran aumento de casos de CDMS plantea un problema de salud pública y a la vez un dilema clínico, ya que se ignora el alcance de la cirugía necesaria para erradicar el cáncer. Actualmente las opciones de tratamiento incluyen, además de la mastectomía, la cirugía conservadora de la mama con o sin radiación. Esta cirugía menos extensa parece estar teniendo resultados aceptables desde el punto de vista clínico y superiores en el sentido psicosocial.

La población multiétnica del estado de Nuevo México ofrece la oportunidad de investigar el CDMS en mujeres de estratos sociales y económicos diversos así como la forma de tratamiento que reciben en zonas rurales y urbanas. En ese estado, las tasas de incidencia muestran variaciones correspondientes a grupo étnico y además el uso de cirugía conservadora de la mama es bajo comparado con el de otras zonas del país. En un estudio reciente se investigó la información sobre incidencia del CDMS en mujeres hispanas y de origen indígena que se encuentra disponible en el Registro de Tumores de Nuevo México para el período de 1973 a 1994. También se estudiaron con datos de 1985 a 1994 las características de pacientes y médicos que pudieran estar relacionadas con el uso de cirugía conservadora. Estos factores se evaluaron por regresión logística múltiple.

Los resultados indican que en las mujeres hispanas las tasas de incidencia de CDMS fueron 50% menores que en mujeres blancas no hispanas. La incidencia más baja se encontró en las mujeres indígenas. Se observó que desde 1985 hasta 1994 se había manifestado en las mujeres de Nuevo México un aumento anual de 21% en las tasas de incidencia de CDMS, frente a un aumento de 17% en todo el país. Entre las indígenas, las tasas de incidencia aumentaron más del doble entre 1990 y 1994. En cuanto a la cirugía conservadora de la mama, su uso aumentó 5,8% anualmente entre 1985 y 1994 y ese fue el tratamiento recibido en 1994 por 50% de las mujeres hispanas y blancas no hispanas. Su uso se diferenció por grupo de edad y fue más común en el de 70 a 79 años y menos común en el de 30 a 39 años. El lugar geográfico donde se llevó a cabo el tratamiento fue el factor más importante asociado con el empleo de ese tipo de cirugía (P < 0,001). Las probabilidades de recibir tratamiento conservador fueron 5,8 veces superiores en el norte del estado que en el sur. No se encontraron diferencias significativas atribuibles a etnia, residencia urbana o rural, estrato socioeconómico ni características del médico.

Debe notarse que el CDMS se diagnostica principalmente por mamografía, procedimiento cuyo empleo también aumentó durante el período estudiado. Es decir, que las tasas reducidas de incidencia de la enfermedad en hispanas e indígenas podrían reflejar un menor acceso y uso de la mamografía en estos grupos. Sin embargo, no se observó una proporción de la enfermedad correspondiente a esa hipótesis. Por lo tanto, las variaciones étnicas en las tasas pueden deberse a diferencias en factores de riesgo de carcinoma. En otros estudios se ha documentado que existe el doble de nulíparas entre las mujeres blancas no hispanas que entre las hispanas. Además, aquellas suelen tener mayor edad al primer alumbramiento. Las tasas de nacimiento en madres adolescentes son dos veces más altas entre las hispanas y las indígenas. En cuanto al tratamiento mediante cirugía conservadora tendente a conservar la mama, las variaciones mostradas probablemente reflejan diferencias en la práctica médica y en las recomendaciones según la localidad y deben conocerse los factores determinantes. (Adams-Cameron M, Gilliland FD, Hunt WC, Key CR. Trends in incidence and treatment for ductal carcinoma in situ in Hispanic, American Indian, and non-Hispanic white women in New Mexico, 1973-1994. Cancer 1999;85:1084-1090.)