SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.6 issue1La conexión entre la salud bucodental y las enfermedades cardiovascularesReacciones adversas author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.6 n.1 Washington Jul. 1999

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891999000600011 

Un paso más hacia la eliminación de la lepra

 

 

La lepra, una de las enfermedades más temidas a través de los siglos, está próxima a desaparecer del mundo como problema de salud pública. Sin embargo, a fines del año 2000, todavía habrá cerca de 10 países donde la carga de esa enfermedad excederá el límite de un caso por 10 000 habitantes, que tiene como objetivo la Organización Mundial de la Salud. Desde 1985, el tratamiento con múltiples medicamentos ha reducido 85% de la prevalencia mundial de la lepra y el número de países con más de un caso por 10 000 se ha reducido de 122 a solo 28. Mientras que en 1985 había más de 5 millones de pacientes de lepra registrados para tratamiento en todo el mundo, actualmente quedan 800 000. En 1995, la OMS empezó a distribuir los tres medicamentos indicados en paquetes nuevos de burbujas muy resistentes a la intemperie a más de 4 millones de pacientes que residen en 71 países donde la lepra es endémica. De 2 a 3 millones de personas se han salvado así de la discapacidad irreversible que puede causar la lepra no tratada.

A pesar de esos triunfos, la OMS y sus asociados en la lucha antileprosa no piensan dormirse en los laureles. En abril de 1999 el Grupo Asesor sobre la Eliminación de la Lepra se reunió en la sede de la OMS para considerar nuevas formas de hacer llegar el tratamiento a los pacientes dondequiera que vivan y conseguir que el número de casos de la enfermedad siga disminuyendo en todos los países. Con objeto de lograr su objetivo más rápidamente, el Grupo redactó una estrategia enfocada en dos propósitos: 1) examinar inmediatamente la situación de cada uno de los países que no han logrado reducir la lepra a un caso por 10 000 habitantes, para determinar qué recursos les hacen falta para cumplir con ese objetivo en el año 2000 o lo más pronto posible; y 2) en los países que han logrado ese objetivo, garantizar que se mantenga el terreno ganado a nivel nacional y trabajar hacia un límite de menos de un caso por 10 000 en los distritos o provincias. Uno de los problemas principales es que la lepra suele estar confinada a zonas endémicas de difícil acceso o donde por otros motivos se hace difícil llegar a los pacientes. Además es bastante común que en esos lugares haya retrasos de índole burocrática en la distribución de los medicamentos y falta de personal suficiente para diagnosticar y tratar los casos.

La OMS estima que todavía quedan casi dos millones de enfermos por detectar en los próximos 2 o 3 años y que 90% de ellos viven en 13 países de África, las Américas y Asia. En esos países las tasas de prevalencia eran de 4,4 por 10 000 a principios de 1999. En la reunión del Grupo Asesor se hizo hincapié en fortalecer los vínculos con organizaciones no gubernamentales y otras entidades y en forjar nuevas alianzas. Los miembros individuales de la Federación Internacional de Asociaciones contra la Lepra y la Fundación Nippon del Japón han sido por largo tiempo aliados de la OMS en el esfuerzo por derrotar esta enfermedad. Los fondos donados por la Fundación Nippon durante 5 años han permitido hacer llegar gratuitamente a los pacientes los medicamentos para el tratamiento de la lepra. (Organización Mundial de la Salud. Leprosy elimination moves a step nearer. Comunicado de prensa, 19 de abril de 1999.)