SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.6 issue1Reacciones adversasRetiros del mercado author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.6 n.1 Washington Jul. 1999

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891999000600013 

Uso racional

 

 

Importante advertencia sobre el uso de Abbokinasa® (Estados Unidos de América)

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha recomendado que se reserve el uso de Abbokinasa® solamente para los casos en que un médico haya considerado otras posibilidades y determinado que ese producto reviste importancia crítica para la atención de un paciente específico en una situación particular.

La FDA no tiene conocimiento de ningún caso de enfermedades infecciosas atribuibles al uso de Abbokinasa®. Sin embargo, hay una mínima probabilidad de que se haya reconocido como tal y notificado a la FDA algún caso de enfermedad infecciosa causada por dicho fármaco. Por tanto, se ignora el riesgo real que tiene un paciente de contraer una enfermedad infecciosa por causa del uso de ese producto. Cuando se piense recetarlo, se recomienda tener en cuenta la conveniencia de emplear otras clases de tratamiento. La FDA ha autorizado el uso de Abbokinasa® para el tratamiento de la embolia pulmonar, la trombosis de las arterias coronarias y la eliminación de obstrucciones de catéteres intravenosos. Cabe señalar que no lo ha autorizado para eliminar las obstrucciones venosas y arteriales periféricas ni de cánulas arteriovenosas.

 

Alcanfor y mentol: advertencia sobre peligro de incendio (Estados Unidos de América)

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha propuesto una enmienda a la monografía final de los antitusígenos de venta libre, para revisar las advertencias colocadas en las etiquetas y las indicaciones para productos inhalables de uso tópico que contienen alcanfor y mentol como ingredientes activos. La nueva información indica que el uso de estos productos medicamentosos cerca de una llama, en agua caliente o en un horno microondas, puede causar un incendio y graves quemaduras al usuario. Los productos para inhalación deben agregarse a agua fría en un vaporizador.

 

Sulfato de magnesio: enmienda de la rotulación (Reino Unido)

En el futuro, se exigirá que en la rotulación de las preparaciones inyectables a base de sulfato de magnesio se indique que este se incluye en forma de heptahidrato y se exprese la concentración aproximada de iones de magnesio en mmol por mL. Se ha introducido este cambio por causa de errores ocurridos en un ensayo clínico para el estudio del tratamiento de lactantes asfixiados en el momento de nacer.

Las existencias usadas en el ensayo se han ordenado según el contenido de sulfato de magnesio anhídrido en lugar de heptahidrato, empleado en el producto comercial. Esto llevó a que la concentración de magnesio fuera aproximadamente el doble de la prevista. El error se descubrió después de haber ocurrido varios efectos adversos imprevistos. A petición del Comité de Inocuidad de los Medicamentos, la Farmacopea Británica ha considerado el resultado del estudio y ha accedido a revisar, de la misma manera, su monografía sobre el sulfato de magnesio inyectable.

 

Análogos de nucleósidos: se revisa la información sobre el producto por causa de esteatosis hepática y acidosis láctica (Portugal)

La esteatosis hepática y la acidosis láctica causadas por análogos de nucleósidos son reacciones conocidas desde hace algunos años. Por lo general, los análogos de nucleósidos se recomiendan para el tratamiento de la infección por el VIH, administrados junto con otros antirretrovíricos. Esta relación se describió en un principio con la administración de didanosina, pero se notificaron otros casos más tarde al administrar otros análogos de nucleósidos, a saber, zalcitabina y zidovudina. Últimamente, el análisis de los primeros datos de inocuidad postventa de la estavudina y lamivudina ha revelado varios casos de acidosis láctica y esteatosis hepática, algunos de los cuales fueron mortales. Se ha declarado que esas reacciones podrían atribuirse a toxicidad mitocondrial.

Casi todos los casos ocurrieron en pacientes del sexo femenino con obesidad o en tratamiento concomitante con otros nucleósidos análogos. Por lo general, esas reacciones se presentaron cierto tiempo después de comenzar el tratamiento y a menudo fueron mortales.

 

Povidona yodada (yodopovidona): advertencia sobre dosis excesiva (Austria)

El Ministerio Federal de Trabajo, Salud y Asuntos Sociales ha hecho una advertencia después de recibir informes de intoxicación por yodo por causa del uso inapropiado de grandes cantidades de povidona yodada (yodopovidona) para desinfección. Recalcó que el producto debe emplearse de conformidad con la información pertinente.

 

Carboplatino: es prevenible la pérdida de la audición por causa del tratamiento (Estados Unidos de América)

Se ha demostrado que la administración de tiosulfato sódico intravenoso previene la pérdida de la audición causada por carboplatino administrado para tratar los tumores cerebrales.

Los investigadores informan sobre 29 pacientes con tumores cerebrales malignos tratados con carboplatino, junto con alteración osmótica de la barrera hematoencefálica, para intensificar la distribución de ese producto suplementado con tiosulfato sódico intravenoso (de 4 a 20 g/m2) 2 horas más tarde. En estudios hechos con animales se ha demostrado que el tiosulfato sódico puede causar convulsiones si se administra cuando la barrera hematoencefálica está abierta, de ahí que se aplique a intervalos de 2 horas.

De la muestra anterior de 19 pacientes tratados de forma similar, a quienes no se les administró tiosulfato sódico, 15 (79%) sufrieron una marcada pérdida de la audición de alta frecuencia causada por carboplatino. En comparación, fue menor el número de pacientes del grupo tratado con sulfato sódico que sufrió pérdida de la audición y quienes la sufrieron en algún grado pudieron recibir más tratamientos de carboplatino antes de que ocurriera.

El tiosulfato sódico parece ligarse al platino del carboplatino antes de que se produzcan lesiones del oído interno. Es el primer medicamento que, según se ha demostrado, impide la pérdida de la audición provocada por la quimioterapia.