SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.6 issue3Tratamiento comunitario para el control del tracomaEl cinc y su efecto sobre la duración de la diarrea persistente author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.6 n.3 Washington Sep. 1999

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891999000800010 

Razón cintura:caderas como factor predictor de hipertensión arterial

 

 

En 1985, la Conferencia sobre las Implicaciones de la Obesidad para la Salud señaló que la gordura corporal y su topografía ayudan a predecir la ulterior aparición de enfermedades crónicas, tales como cardiopatía coronaria, cáncer, hiperlipidemias, diabetes del adulto, y otras. Asimismo, los resultados de numerosos estudios apuntan a una estrecha relación entre un exceso de tejido graso en la región abdominal y el infarto del miocardio, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes. La OMS recomienda usar la antropometría para vigilar los factores de riesgo de las enfermedades crónicas y realizar estudios para definir la asociación entre dichos factores y resultados específicos, como la hipertensión arterial.

En la Universidad Federal de Rio de Janeiro, Brasil, un grupo de investigadores ha estudiado la asociación entre la razón cintura:caderas (RCC) y la tensión arterial. El estudio, que se basó en un muestreo bietápico por conglomerados, se efectuó en 3282 individuos mayores de 20 años que fueron encuestados en Rio de Janeiro en 1995-1996. A cada individuo se le midieron la estatura, el peso, la circunferencia de la cintura y de las caderas y la tensión arterial. Se consideró hipertensa a toda persona con una tensión sistólica ³ 140 mmHg o diastólica ³ 90 mmHg, o en tratamiento con antihipertensivos. Se calcularon la sensibilidad y especificidad de distintos puntos de corte de la RCC para predecir la hipertensión arterial según edad, sexo y presencia de sobrepeso, usando como base los parámetros de la OMS.

El estudio no reveló diferencias importantes en la capacidad predictiva de la RCC en distintas edades, pero sí mostró la necesidad de tener diferentes puntos de corte para hombres y mujeres. Se encontró que el mejor punto de corte para los hombres era de 0,95 y para las mujeres, de 0,80. En comparación con la razón cintura:estatura (RCE) y la circunferencia de la cintura (CC), la RCC tuvo mayor capacidad para predecir la hipertensión arterial y mostró menor correlación con el índice de masa corporal, lo cual implica que una RCC alta obedece principalmente a la concentración de la gordura en la región abdominal y no a un aumento de la masa corporal total. Esto a su vez permite identificar con mayor precisión a las personas en riesgo de sufrir enfermedades crónicas, particularmente la hipertensión arterial. Al compararse entre sí los diferentes valores antropométricos, la RCE mostró la especificidad más baja; la RCC mostró el mejor rendimiento entre los hombres; en las mujeres, la CC y la RCC se comportan de forma similar y, en mujeres con exceso de peso, la CC tiene alta sensibilidad y baja especificidad.

La distribución de la gordura en los diferentes compartimientos del cuerpo sigue siendo objeto de estudio, ya que se cree que la presencia de tejido graso cerca de las vísceras, más que en el panículo adiposo subcutáneo, es factor de riesgo de morbilidad y mortalidad. Para cuantificar la grasa visceral es necesario aplicar tecnologías de alto costo, como la tomografía computadorizada o la resonancia magnética. Se usan, por lo tanto, diferentes medidas antropométricas como marcadores de esa distribución. (Pereira AR, Sichieri R, Marins MRV. Razao cintura/quadril como preditor de hipertensão arterial. Cad Saude Publica 1999;15(2):333-344).