SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.6 issue5La mortalidad en la población latina: algunas hipótesisTendencias de la mortalidad materna asociada con eclampsia en México author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.6 n.5 Washington Nov. 1999

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49891999001000008 

¿Deben vacunarse contra la influenza las personas infectadas por el VIH?

 

La vacuna contra la influenza se recomienda para pacientes infectados por el VIH, aunque no se han efectuado estudios para determinar su eficacia en este grupo. Los pacientes con infección por el VIH-1, particularmente los que tienen bajos los recuentos de linfocitos CD4+, suelen tener una respuesta muy débil a la vacuna contra la influenza. Esto ha llevado a algunos salubristas a insistir en que la vacunación de estas personas no es efectiva en función de su costo. Por añadidura, la vacuna se ha asociado con aumentos transitorios de la replicación del VIH y con pequeñas reducciones del porcentaje de células CD4+. No obstante, las implicaciones clínicas de estos dos fenómenos todavía no se han esclarecido.

Con el fin de estimar el posible beneficio de la vacunación anti-influenza de personas infectadas por el VIH, se llevó a cabo un estudio aleatorizado a doble ciego en una muestra de estos pacientes obtenida en la consulta externa de un hospital militar estadounidense. La eficacia, riesgos e inmunogenicidad de la vacuna se determinaron mediante una comparación con el grupo control, que recibió placebo. Se hicieron mediciones de anticuerpos anti-influenza y de ARN de VIH-1 en plasma, así como recuentos de linfocitos CD4+ al ingreso en el estudio y uno y tres meses después de la vacunación. También se efectuaron cultivos víricos en los sujetos que tenían síntomas respiratorios y se entrevistó a estos pacientes para obtener datos sobre su sintomatología.

De los sujetos que recibieron placebo, 23 (49%) notificaron síntomas respiratorios, igual que 16 (29%) de los que fueron vacunados (P = 0,04). En 10 de los controles y ninguno de los individuos vacunados se confirmó por pruebas de laboratorio la presencia de influenza sintomática (P < 0,001). La eficacia protectora de la vacuna se estimó en 100% (IC95%: 73 a 100%) y no se observó ningún efecto sobre las concentraciones plasmáticas de ARN del VIH-1 o los recuentos de células CD4+. De estos resultados se desprende que la vacuna anti-influenza muestra gran eficacia en personas infectadas por VIH-1 sin alterar de manera importante la carga vírica o los recuentos linfocitarios. (Tasker SA, Treanor JJ, Paxton WB, Wallace MR. Efficacy of influenza vaccination in HIV-infected persons. Ann Intern Med 1999;131:430-433).