SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.7 issue1Las enfermedades cardiovasculares: ¿cuándo empieza el peligro?El tabaquismo del adulto y la depresión en niños y adolescentes: ¿se asocian? author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.7 n.1 Washington Jan. 2000

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892000000100013 

El tabaco, el alcohol y el riesgo de cáncer de las vías aerodigestivas superiores

 

 

En países en desarrollo, los cánceres de las vías aerodigestivas superiores ¾cavidad bucal, faringe y laringe ¾ ocupan el tercer lugar entre las neoplasias que afectan a los hombres y el cuarto entre las que afectan a las mujeres. Asimismo, estas neoplasias y la mortalidad que con ellas se asocia muestran una tendencia ascendente en casi todas partes. Se sabe desde hace mucho tiempo que el tabaco y el alcohol se asocian con el riesgo de este tipo de cáncer, junto con una dieta pobre en frutas y legumbres y otros factores de carácter ambiental. Incluso se postula la presencia de una interacción entre el alcohol y el cigarrillo, según la ubicación del tumor. Aunque se han efectuado estudios para determinar los riesgos atribuibles por separado al alcohol y al tabaco, la alta correlación entre ambos y el escaso número de sujetos de estudio que nunca han fumado o bebido han impedido llegar a conclusiones concretas. A esta dificultad se suma la del carácter multidimensional de estas variables, siendo escasos los estudios que han tenido en cuenta la intensidad y la duración de la exposición al tabaco y al alcohol.

Valiéndose de datos arrojados por un estudio de 784 casos hospitalizados y 1 578 testigos (apareados según sexo, edad, período de admisión y zona de captación hospitalaria), un grupo de investigadores brasileños examinó el efecto combinado del consumo de alcohol y cigarrillos en el riesgo de sufrir cánceres escamocelulares de las vías aerodigestivas superiores. Los sujetos fueron entrevistados y sometidos a preguntas sobre sus hábitos de consumo de tabaco y alcohol y otras características. Se efectuó un análisis de regresión logística que reveló una interacción entre la exposición acumulada al tabaco y al alcohol y el riesgo de neoplasias escamocelulares de las vías aerodigestivas. Los efectos combinados del alcohol y el tabaquismo moderado en el riesgo de cánceres faríngeos excedieron los esperados con el modelo multiplicativo (P = 0,007). No obstante, no hubo confirmación estadística de una interacción con los cánceres de cavidad bucal (P = 0,28) o faringe (P = 0,95). Entre las personas que nunca habían fumado, las que habían sido fuertes bebedoras tuvieron un riesgo 9,2 veces mayor (IC95%: 1,7 a 48,5) de sufrir un cáncer de la cavidad bucal, faringe y supraglotis que las que nunca habían bebido, observándose una tendencia ascendente en relación directa con la exposición acumulada (P = 0,013).

Los autores concluyen que hay poca uniformidad en la interacción que se produce entre el tabaco y el alcohol y los cánceres escamocelulares de faringe, y a la vez subrayan que el efecto depende del grado de exposición al tabaco. El alcohol puede tener un efecto promotor, pero también actúa como factor de riesgo independiente. (Schiecht NF, Franco EL, Pintos J, Hegassa A, Kowlaski LP, Oliveira BV, et al. Interaction between tobacco and alcohol consumption and the risk of cancers of the upper aero-digestive tract in Brazil. 1999;150(11): 1129-1137).