SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.7 issue1Retiros del mercadoDecisiones diversas author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.7 n.1 Washington Jan. 2000

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892000000100019 

REACCIONES ADVERSAS

 

 

Efectos adversos asociados con el uso del alendronato (Australia)

El alendronato sódico (Fosamax®) se empezó a vender en Australia a fines de 1996 y desde entonces el Australian Drug Reactions Advisory Committee (ADRAC), en su informe publicado en agosto de 1999, señaló haber recibido 331 informes de reacciones adversas sospechadas y en 91% de los casos el alendronato fue el único medicamento en duda. Cincuenta y cuatro por ciento de los informes se relacionan con trastornos digestivos; el otro efecto importante se ha observado en el sistema musculoesquelético, que se mencionó en 18% de los informes.

Los efectos digestivos más destacados, que son la esofagitis y la úlcera esofágica, fueron notificados poco tiempo después de la comercialización del producto. Actualmente el ADRAC ha recibido 52 informes de esofagitis, ulceración esofágica o estenosis del esófago. También se han notificado al ADRAC casos de dispepsia (44), náusea (43), dolor abdominal (37) y disfagia (23). En los 180 informes de trastornos digestivos, las edades de los pacientes oscilaron entre 18 y 91 años (mediana: 71) y todos, a excepción de cinco, tenían como mínimo 50 años. Ochenta y siete por ciento de los pacientes han sido de sexo femenino y la mayoría de los trastornos se han asociado con dosis diarias de 10 mg, aunque el resto de los pacientes consumían dosis de 40 mg.

También se han notificado 61 episodios de problemas musculoesqueléticos: 35 casos de dolor muscular, 29 casos de dolor articular y 6 casos de dolor óseo.

Reacciones neurotóxicas mortales en conexión con el uso del sellador quirúrgico Quixil® (Reino Unido)

La Agencia para el Control de los Medicamentos ha emitido una advertencia a los profesionales de la salud sobre algunas dudas en conexión con la inocuidad de Quixil®, producto sellador a base de fibrina plasmática humana y destinado al uso en cirugía para facilitar la hemostasis y reducir la hemorragia durante las operaciones de hígado. Contiene proteína coagulante y trombina humanas, así como diversos excipientes, entre ellos la glicina, la arginina y el ácido tranexámico. El producto está autorizado solamente en el Reino Unido, Israel, Brasil y México.

Desde que la venta del producto se autorizó en el Reino Unido, la Agencia ha recibido informes de reacciones neurotóxicas mortales en conexión con su uso no autorizado en procedimientos neuroquirúrgicos. Aunque estas podrían haber sido provocadas por varios de los constituyentes del producto, el mecanismo exacto de la reacción aún no se conoce. Como resultado de esta información, la Agencia ha emitido el siguiente mensaje de urgencia para todos los profesionales de la salud:

Quixil® no debe usarse en procedimientos quirúrgicos en los que se entra en contacto con el líquido cefalorraquídeo o la duramadre, como sería el caso de las operaciones neurológicas y de la espinal dorsal. Se reitera que Quixil® solo se autoriza para la cirugía del hígado y se advierte categóricamente que no debe prescribirse para otros propósitos. En particular, no hay pruebas de inocuidad en procedimientos quirúrgicos cardiotorácicos, vasculares, neurológicos o de oídos, nariz y garganta.

Repaso de las reacciones adversas asociadas con los antagonistas de los receptores de la angiotensina II (Australia)

El losartán, sal potásica que se vende desde fines de 1997 con el nombre de Cozaar®, fue el primer antagonista de los receptores de la angiotensina II (ARA) en ser autorizado para el tratamiento de la hipertensión en Australia. Se comercializó después el irbesartán (Avapro®, Karvea®) a mediados de 1998 y se espera que en un futuro se vendan más productos de este tipo.

Hasta noviembre de 1998, el Australian Drug Reactions Advisory Committee (ADRAC) había recibido 230 informes de posibles reacciones adversas asociadas con el uso del losartán, más 133 informes similares en conexión con el uso del irbesartán. En la mayoría de los informes (64%), el ARA era el único medicamento sospechado. La edad de los pacientes varió de 25 a 93 años (mediana: 67) y 68% eran mayores de 60. Las reacciones casi siempre empezaron en las primera semanas del tratamiento y en 24 informes se observó una recurrencia de los síntomas cuando se volvió a administrar el fármaco.

Principales interacciones medicamentosas asociadas con los macrólidos (Francia)

Algunos macrólidos se asocian con un riesgo importante de interacciones medicamentosas peligrosas. Estas se indican en el cuadro 1.