SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.7 issue5Cómo presentar los resultados del metaanálisis de estudios por observación¿Podrá encontrarse una vacuna contra la enfermedad de Alzheimer? Algunos opinan que sí author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.7 n.5 Washington May. 2000

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892000000500009 

Instantáneas

 

Debate sobre cuándo suspender la vacunación contra la poliomielitis

 

 

Ahora que la campaña para la erradicación mundial de la poliomielitis ha llegado a su fase final, los científicos debaten cuándo y cómo debe suspenderse la vacunación contra la enfermedad una vez que esta haya sido erradicada. Los aspectos principales del debate se presentan en el número de marzo de 2000 del Bulletin of the World Health Organization.

Desde 1988, cuando la Asamblea Mundial de la Salud adoptó la resolución de erradicar la poliomielitis para el año 2000, el poliovirus salvaje ha sido eliminado de tres de los cinco continentes. El número de casos en el mundo se ha reducido en más de 95%, hasta llegar a la cifra inusitadamente baja de 20 000 casos en 1999, casi todos en Bangladesh, Etiopía, India, Nigeria y Paquistán. Ha habido grandes adelantos en estos países, así como en muchos otros donde la batalla contra la enfermedad ha sido muy difícil.

Muchos de los países donde la guerra y los conflictos internos han contribuido a la desintegración de los sistemas de salud han encontrado la manera de vacunar a los niños contra la poliomielitis. En 1999, los trabajadores de salud en la República Democrática del Congo vacunaron a más de ocho millones de niños durante una tregua mediada por las Naciones Unidas. Angola, Afganistán, Somalia y el sur del Sudán también lograron vacunar a millones de niños durante las campañas nacionales de inmunización.

Estos adelantos fomentan la esperanza de que la poliomielitis haya sido erradicada cuando llegue la fecha oficial establecida para la "certificación" en 2005. No obstante, la enfermedad seguirá planteando algunos problemas aun después de esa fecha, entre ellos su posible reaparición al cabo de unos años. Esta posibilidad se presenta en toda iniciativa de erradicación.

En el caso de la poliomielitis, es bien sabido que los poliovirus que contiene la vacuna pueden transmitirse entre individuos vacunados y de una persona vacunada a sus contactos. Algunos investigadores se preocupan por la posibilidad de que estos virus sigan alojados en el organismo de algunas personas después de suspendida la vacunación. No obstante, los estudios que se han llevado a cabo en diversos países no han dado indicios de que el virus siga circulando después del cese de la inmunización. Pese a estos estudios, algunos expertos han manifestado su inquietud al respecto porque, con el paso del tiempo, cada nueva generación que no ha tenido exposición al poliovirus se hará más susceptible a él, pudiendo surgir incluso la amenaza futura de una transmisión de proporciones epidémicas. Lo más importante es proteger a la población. De ahí que saber cómo y cuándo suspender la vacunación es una decisión que reviste una importancia decisiva en el contexto de la iniciativa de erradicación.

Después de la erradicación, la única fuente de poliovirus salvajes serán los laboratorios. La OMS ha ideado un plan de acción a escala mundial y un itinerario para la manipulación y el almacenamiento sin riesgos de estos y otros materiales peligrosos. Los laboratorios deberán adoptar rigurosas medidas de seguridad y destruir sus reservorios de virus o trasladarlos a depósitos especiales designados por la OMS. Aunque ello parezca sencillo, no todos los laboratorios llevan un inventario minucioso de sus reservorios víricos, de manera que los países deberán implantar medidas para ubicar todos y cada uno de los reservorios existentes.

En resumen, a la hora de determinar cómo y cuándo suspender la vacunación antipoliomielítica una vez que se haya erradicado la enfermedad, habrá que tener en cuenta los conocimientos científicos más recientes, los resultados de análisis de costos y beneficios, la factibilidad de responder a distintas eventualidades, la disponibilidad de vacunas contra la poliomielitis y el respaldo de los distintos comités decisorios en el mundo. (World Health Organization. Scientists debate when and how to stop polio vaccination after the disease is eradicated. Comunicado de prensa WHO/24, abril de 2000.)