SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.8 issue3Nuevos conocimientos sobre la latencia de Mycobacterium tuberculosis en el organismoIdoneidad de los estudios en gemelos para investigar el sistema inmunitario author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.8 n.3 Washington Sep. 2000

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892000000800011 

Instantáneas

 

¿Por qué varía la absorción de calcio en mujeres sanas perimenopáusicas?

 

 

Los beneficios que puede rendir el calcio dependen no solamente de la cantidad ingerida en la dieta, sino de la capacidad del organismo para absorber este nutriente. Los estudios efectuados hasta el momento se han limitado, en su mayor parte, a medir la ingestión de calcio sin tener en cuenta la cantidad absorbida, que puede variar desde menos de 10% hasta más de 60% en mujeres relativamente sanas.

No se conocen bien los factores que explican por qué algunas mujeres absorben mal el calcio mientras que otras lo absorben con gran eficiencia. Se ha demostrado en algunos estudios que factores tales como la edad, las concentraciones de estrógenos y la ingesta habitual de calcio explican solo una mínima parte de la variación observada en la cantidad de calcio absorbida por el organismo. La eficiencia de esta absorción también parece relacionarse inversamente con la cantidad de calcio ingerida en la dieta. Además, las concentraciones séricas de 25-hidroxivitamina D, el tiempo entre la ingestión por vía oral y la llegada al ciego, y el calcio urinario parecen ser fuentes de variación importantes, según algunos estudios. No obstante, una fracción cuantiosa de la variación individual observada no ha sido explicada aún, especialmente en mujeres sanas.

Wolf et al., de la Universidad de Pittsburgh, Pensilvania, emprendieron un estudio con el fin de explorar otras posibles causas de la variación en la eficiencia de la absorción del calcio. Reunieron una muestra de 142 mujeres sanas pre y perimenopáusicas, a las cuales les hicieron determinaciones del porcentaje de calcio absorbido. También examinaron sus hábitos alimentarios, estilo de vida y concentraciones de hormonas calciotrópoicas, así como la presencia de polimorfismos de los genes de los receptores de la vitamina D. La asociación entre las variables independientes y la absorción de calcio se determinó mediante coeficientes de correlación de Pearson. Se emplearon pruebas t y análisis de la varianza para determinar las medias no ajustadas de las diferencias en la fracción de calcio absorbida según los diferentes genotipos. Un análisis de regresión múltiple por etapas se empleó para determinar qué factores tenían mayor valor predictivo independiente en términos de la absorción de calcio.

Los resultados revelaron una absorción media de 35% con un recorrido de 17 a 58%. Se encontró una asociación positiva entre el porcentaje de calcio absorbido y el índice de masa corporal (r = 0,22; P = 0,007), ingestión de lípidos en la dieta (r = 0,29; P = 0,001), concentraciones séricas de dihidroxivitamina D 1,25 [1,25(OH)2D] (r = 0,23; P = 0,006), y concentraciones séricas de hormona paratiroidea (r = 0,21; P = 0,015). La fracción de calcio absorbida mostró una relación inversa con la ingestión total de calcio (r = -0,18; P = 0,030), fibra (r = -0,19; P = 0,028), alcohol (r = -0,14; P = 0,094); con la actividad física (r = -0,22: P = 0,007) y con síntomas de estreñimiento (r = -0,16; P = 0,059). Según el análisis de regresión múltiple por etapas, el consumo de lípidos, de fibra y de alcohol, así como las concentraciones séricas de 1,25(OH)2D, son factores predictivos independientes en relación con la absorción de calcio y explican 21,02% de la variación observada. Las mujeres en el tercil más bajo en términos de la razón de lípidos a fibra en la dieta mostraron una absorción de calcio 19% inferior a la de las mujeres en el tercil más alto (prueba de tendencia, P < 0,001).

En resumen, las mujeres sanas muestran una amplia variación en el porcentaje del calcio ingerido que absorben. La razón de lípidos a fibra en la dieta parece guardar una relación importante con las diferencias de absorción entre mujeres en la población en general. (Wolf RL, Cauley JA, Baker CE, Ferrell RE, Charron M, Caggiula AW, et al. Factors associated with calcium absorption efficiency in pre-and perimenopausal women. Am J Clin Nutr 2000;72(2):466-471).