SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.8 issue4Soplan vientos traicionerosLa hipocolesterolemia y la mortalidad por enfermedades no cardiovasculares author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.8 n.4 Washington Oct. 2000

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892000000900011 

Instantáneas

 

Efectos de añadir interleucina-2 a los medicamentos anti-VIH

 

 

Un primer ensayo clínico controlado de carácter aleatorizado sobre el uso de interleucina-2 (IL-2), el primero en realizarse en esta era de tratamientos antirretrovíricos de alta actividad (HAART), reveló que la combinación de un tratamiento inmunológico con antirretrovíricos de alta potencia aumenta muy notablemente los recuentos de linfocitos CD4+ sin aumentar la cantidad de VIH en la sangre. Estos resultados, que se dieron a conocer en el número de julio de 2000 de la Journal of the American Medical Association, corroboran los de estudios anteriores según los cuales la terapia con IL-2 a altas dosis puede aumentar los recuentos de células CD4+ en pacientes con infección temprana por VIH. Estos estudios tuvieron lugar, sin embargo, antes de la aparición de la HAART en 1996, de manera que no se sabía si se podía obtener una respuesta terapéutica intensificada al administrar la IL-2 en combinación con un régimen potente a base de antirretrovíricos combinados.

El estudio, que se llevó a cabo de abril de 1996 a abril de 1998 en ocho centros clínicos, evaluó a 78 pacientes positivos a VIH que ya estaban recibiendo tratamiento con antirretrovíricos combinados por indicación de sus médicos particulares. Al inicio del estudio, estos voluntarios tenían muy pocos síntomas o estaban asintomáticos, y tenían recuentos de linfocitos T CD4+ compatibles con enfermedad moderada (200 a 500 células por microlitro). Los voluntarios fueron asignados aleatoriamente a uno de dos grupos: a 37 se les empezó a administrar IL-2 además del tratamiento antirretrovírico, y a los otros 41 se les mantuvo con el tratamiento antirretrovírico exclusivamente. Los que integraron el primer grupo recibieron IL-2 dos veces al día por 5 días (a una dosis inicial de 7,5 millones de unidades internacionales) por inyección subcutánea cada 8 semanas por un total de 6 ciclos durante el año de tratamiento activo. Todos los voluntarios recibieron seguimiento durante un año adicional.

Al cabo de un año de tratamiento, los recuentos de células CD4+ en el grupo que recibió IL-2 habían aumentado un promedio de 112%, mientras que en el grupo que solamente recibió antirretrovíricos el aumento fue de solamente 18%. También se observó que el primer grupo tenía una carga vírica ligeramente menor que el grupo testigo, y que más voluntarios del primer grupo mostraron una fuerte supresión del virus, con concentraciones víricas inferiores a 50 copias por mL.

Pese a que este estudio es el primero en revelar un efecto favorable de la IL-2 sobre la carga vírica, las diferencias observadas entre los dos grupos no fueron muy grandes y es posible que los efectos beneficiosos de la IL-2 se vean parcialmente eclipsados por el efecto de la HAART. Datos más extensos que permitirán conocer más a fondo los efectos de la IL-2 sobre la carga vírica se darán a conocer públicamente antes de finales de 2000, cuando se publiquen los resultados de dos estudios más extensos de fase 2. (National Institute of Allergy and Infectious Diseases. Adding IL-2 to potent anti-VIH drugs increases CD4+ T-cell counts without raising HIV levels. Comunicado de prensa de los Institutos Nacionales de Salud, 8 de julio de 2000.)