SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.8 issue5Descubrimiento sorprendente sobre los vectores resistentes a los plaguicidas¿Cuánto tiempo hay que fumar para volverse adicto al cigarrillo? author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.8 n.5 Washington Nov. 2000

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892000001000007 

Instantáneas

 

 

El antígeno 3 de la fase intrahepática: ¿base para una vacuna contra la malaria?

 

 

Aunque los mecanismos no se han dilucidado, se sabe que en seres humanos se consigue inmunidad contra la malaria mediante la exposición a miles de picaduras de anofelinos infestados que han sido sometidos a irradiación. Partiendo de esta observación, se han elaborado vacunas a base de esporozoitos irradiados. Sin embargo, la capacidad inmunógena de estas vacunas es pobre y existe el inconveniente de que los esporozoitos son muy difíciles de cultivar en el laboratorio. Por lo tanto, la única forma de administrarlos que da buenos resultados consiste en exponer al individuo a centenares de picaduras de mosquitos infectados en 12 a 14 ocasiones distintas.

Las vacunas elaboradas hasta ahora a partir de subunidades parasitarias no confieren un grado similar de protección. No obstante, estudios recientes indican que los parásitos de fase intrahepática o preeritrocítica, que es la posterior a la picadura, desempeñan una función esencial en la producción de inmunidad debido a la presencia en ellos del antígeno 3 (LSA-3), proteína con un peso de 200 kilodaltones, que posee propiedades inmunógenas y antigénicas notables.

Un grupo de investigadores europeos identificó el gen completo del LSA-3 y determinó su secuencia de bases, expresión, ubicación y grado de conservación. Usó como modelo al chimpancé (Pan troglodytes), cuya tasa de transformación de esporozoitos en trofozoitos intrahepáticos es muy similar a la del ser humano, para poner a prueba una "vacuna" a base de lipopéptidos y proteínas recombinantes del LSA-3. La inmunización con LSA-3 confirió protección contra provocaciones heterólogas posteriores con esporozoitos de P. falciparum administrados en grandes cantidades. Los buenos resultados obtenidos confirmaron que el antígeno LSA-3 de P. falciparum intrahepático es un buen candidato para la elaboración de una vacuna contra la malaria. (Daubersies P, Thomas AW, Millet P, Brahimi K, Langermans JAM, Ollomo B, et al. Protection against Plasmodium falciparum malaria in chimpanzees by immunization with the conserved pre-erythrocytic liver-stage antigen 3. Nature Med 2000; 6(11):1258-1263.)