SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.8 issue5El antígeno 3 de la fase intrahepática: ¿base para una vacuna contra la malaria?Uso del tampón para diagnosticar enfermedades de transmisión sexual author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.8 n.5 Washington Nov. 2000

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892000001000008 

Instantáneas

 

 

¿Cuánto tiempo hay que fumar para volverse adicto al cigarrillo?

 

 

Siempre se ha pensado que la dependencia de la nicotina, que se caracteriza por tolerancia, ansia de fumar y síntomas de abstinencia cuando no se fuma, se produce poco a poco y después de un largo consumo cotidiano de cigarrillos de un mínimo de media cajetilla. Esta creencia se ha basado en el hecho de que algunos adultos, cuyos niveles de absorción y metabolismo de la nicotina no difieren de los de otros fumadores, no desarrollan dependencia pese a que fuman hasta un máximo de cinco cigarrillos diarios. Pero es hora de reexaminar esta creencia, según indican los resultados de un estudio efectuado en adolescentes en el que se examinó la relación entre la aparición de los primeros síntomas de dependencia y la duración y frecuencia del consumo de tabaco.

Los adolescentes estudiados formaron parte de una cohorte de 681 estudiantes de séptimo grado entre las edades de 12 y 13 años. El período de seguimiento fue de un año y la información sobre el consumo de tabaco se obtuvo mediante tres entrevistas confidenciales con cada estudiante durante ese período. El período de latencia hasta la aparición de síntomas de dependencia se calculó a partir del momento en que el estudiante empezaba a fumar con una frecuencia mínima de una vez al mes.

Se encontró que 22% de los 95 sujetos que habían empezado a fumar esporádicamente notificaron algún síntoma de dependencia de la nicotina a las cuatro semanas de haber empezado a fumar una vez al mes. Uno o más síntomas fueron notificados por 60 de estos individuos (63%), de los cuales 62% habían notificado el primer síntoma antes de empezar a fumar diariamente o habían empezado a fumar diariamente solamente después de haber tenido el primer síntoma. Estos resultados llevaron a los investigadores, de la Universidad de Massachusetts, a la conclusión de que los primeros síntomas de dependencia de la nicotina pueden aparecer a los pocos días o semanas de iniciado el consumo ocasional, a menudo incluso antes del consumo diario. Es primera vez que se obtienen datos de esta naturaleza. Para explicar el hecho de que algunas personas no se vuelven adictos a pesar de que fuman a diario, los investigadores postulan que podría haber tres tipos de fumadores: los que adquieren la adicción muy rápido, los que se tornan adictos gradualmente después de fumar con más regularidad, y los que pueden fumar poco o dejar el hábito y reiniciarlo sin volverse adictos. También existe la posibilidad de que los adolescentes sean más sensibles a la nicotina que los adultos. En todo caso, estos resultados ponen de manifiesto la necesidad de advertirles a los adolescentes que es muy difícil, si no imposible, jugar con el cigarrillo unos cuantos días y después dejarlo. La mayor parte de las veces ello conduce a una adicción que dura el resto de la vida. (DiFranza JR, Rigotti NA, McNeill AD, Ockene JK, Savageau JA, St Cyr D, et al.) Initial symptoms of nicotine dependence in adolescents. Tob Control 2000;9(3):313-319.)