SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.8 issue5Beneficios de la vitamina C en fumadores con enfermedad coronariaVacuna contra el cólera protege a una población peruana author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.8 n.5 Washington Nov. 2000

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892000001000011 

Instantáneas

 

 

Por qué hay resistencia a la cloroquina en algunos casos de malaria

 

 

Según datos recién publicados, diversas mutaciones en uno solo de los genes de Plasmodium falciparum ¾el gen pfcrt del cromosoma 7, que corresponde a la proteína PfCRT de la membrana de la vacuola digestiva¾ son las responsables de la resistencia del parásito a la cloroquina. Se cree que las mutaciones genéticas se asocian con una acidificación del medio interno de la vacuola digestiva que podría alterar las concentraciones de cloroquina o reducir la fijación del fármaco a la hematina. El gen pfcrt ha sido identificado en cepas de parásitos de América del Sur, África y Asia. Anteriormente se pensaba que la resistencia a la cloroquina, al haber aparecido independientemente en cepas del Viejo y Nuevo Mundo, era atribuible a distintos genes, lo cual dificultaba la elaboración de marcadores genéticos para la detección de cepas de plasmodios resistentes en distintas partes del mundo. El estudio reciente ha revelado que todas las cepas africanas y asiáticas de P. falciparum resistentes a la cloroquina poseen una de dos variantes del gen pfcrt que difiere del gen en cepas no resistentes por siete u ocho mutaciones diminutas. En América del Sur, la resistencia a la cloroquina se asocia con otras variantes del gen pfcrt con muchas mutaciones, lo cual respalda la teoría de que la resistencia surgió independientemente en el Nuevo Mundo. Lo importante, sin embargo, es que todas las variantes resistentes de las tres regiones poseen dos mutaciones específicas del gen pfcrt.

El hallazgo del gen pfcrt, tras más de 15 años de estudios, tiene dos implicaciones favorables: 1) ayudará a los investigadores a entender mejor las bases moleculares de la resistencia y, por lo tanto, a encontrar nuevos fármacos antimaláricos; y 2) permitirá que los científicos en zonas maláricas efectúen tamizajes para detectar la presencia de cepas de P. falciparum resistente a la cloroquina.

Aunque los científicos creen haber encontrado la clave de la resistencia a la cloroquina, fármaco antimalárico barato que ha sido ampliamente utilizado en poblaciones de escasos recursos, falta contestar varios interrogantes: ¿Qué función desempeña el gen pfcrt en la resistencia a otros antimaláricos? ¿Por qué ciertas formas de cloroquina modificada muestran igual eficacia contra cepas de P. falciparum resistentes y sin resistencia? Esta última observación ha llevado a los investigadores a formular un segundo modelo hipotético, según el cual las mutaciones que alteran la proteína PfCRT pueden afectar, directa o indirectamente, al movimiento de la cloroquina a través de la membrana del compartimiento digestivo del parásito. Actualmente se efectúan abundantes estudios para dilucidar estos mecanismos. (Fidock DA, Nomura T, Talley AK, Cooper RA, Dzekunov SM, Ferdig MT, et al. Mutations in the P. falciparum digestive vacuole transmembrane protein PfCRT and evidence for their role in chloroquine resistance. Molec Cell 2000;6:861-871.)