SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.8 issue6El consumo de calcio y fibra en la dieta y el riesgo de sufrir pólipos intestinales¿Es beneficiosa la dosis de refuerzo de la vacuna contra Haemophilus influenzae? author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.8 n.6 Washington Dec. 2000

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892000001100009 

Instantáneas

 

Relación entre salud materna e intervalo entre embarazos

 

 

El riesgo de diversos trastornos perinatales, como el bajo peso al nacer, la muerte neonatal y el parto prematuro, parece verse aumentado por un intervalo demasiado corto o demasiado largo entre embarazos. Hay menos datos acerca del efecto que tiene en la morbilidad y mortalidad maternas el intervalo entre gestaciones. En un estudio muy extenso efectuado por Eastman en 1944 en una muestra de 5 158 mujeres, no se detectó ninguna asociación entre dicho intervalo y la anemia materna, la hemorragia posparto, la fiebre del puerperio y la mortalidad materna. Se observó un riesgo aumentado de toxemia conforme aumentaba el intervalo entre embarazos. En este estudio, sin embargo, no se hicieron ajustes para compensar el efecto de factores de confusión y hubo pocas mujeres con intervalos cortos entre gestaciones. Otros dos estudios de casos y testigos efectuados en fecha más reciente han arrojado resultados contradictorios en cuanto a la relación entre mortalidad materna y el espaciamiento entre embarazos. La base de datos del Sistema de Información Perinatal Latinoamericano y Caribeño de Montevideo, Uruguay, que contiene datos sobre las características sociodemográficas de la madre y los resultados gestacionales, ofreció una oportunidad para estudiar los efectos del intervalo entre embarazos en la morbilidad y mortalidad maternas.

En el estudio, retrospectivo y transversal, se incluyeron 456 889 mujeres que ya habían tenido un niño vivo o un mortinato con más de 19 semanas de gestación como resultado de un embarazo simple. Las principales variables de interés fueron las siguientes: muerte materna, preeclampsia, eclampsia, diabetes mellitus de origen gestacional, hemorragia durante el tercer trimestre, ruptura prematura de las membranas, hemorragia posparto, endometritis puerperal y anemia materna. Para cada una de estas variables se calcularon las razones de posibilidades (odds ratio) brutas y ajustadas. Se observaron intervalos cortos (< 6 meses) y largos (> 59 meses) entre embarazos en 2,8 y 19,5% de las mujeres estudiadas, respectivamente. Después de hacer ajustes para compensar la influencia de los principales factores de confusión, se encontró que, en comparación con las mujeres con intervalos de 18 a 23 meses entre gestaciones, aquellas cuyos intervalos eran de 5 meses o menos corrían un mayor riesgo de muerte materna (RP: 2,54; IC95%: 1,22 a 5,38), hemorragia durante el tercer trimestre (RP: 1,73; IC95%: 1,42 a 2,24), ruptura prematura de las membranas (RP: 1,72; IC95%: 1,53 a 1,93), endometritis puerperal (RP: 1,33; IC95%: 1,22 a 1,45) y anemia (RP: 1,30; 1,18 a 1,43). Al comparar a las mujeres con intervalos de 18 a 23 meses entre gestaciones con aquellas cuyos intervalos eran de 59 meses como mínimo, se halló que estas últimas tenían un riesgo notablemente mayor de sufrir preeclampsia (RP: 1,83; IC95%: 1,72 a 1,94) y eclampsia (RP: 1,80; IC95%: 1,38 a 2,23).

La conclusión que se desprende de este estudio es que tanto un intervalo intergestacional menor de 6 meses como uno mayor de 59 meses se asocia con un mayor riesgo de morbilidad y mortalidad maternas. (Conde-Agudelo A, Belizán JM. Maternal morbidity and mortality associated with interpregnancy interval: cross sectional study. BMJ 2000;321: 1255-1259).