SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.9 issue1Enmiendas a la rotulaciónNuevas indicaciones author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.9 n.1 Washington Jan. 2001

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892001000100017 

Información farmacológica

 

REACCIONES ADVERSAS

 

 

Depresión por isotretinoína (Roacutan®)

La notificación de numerosos casos de depresión asociados con la administración tópica de isotretinoína (Roacutan®) en diversos países (Australia, EE.UU., Francia y Gran Bretaña) ha motivado que los prospectos de las especialidades que contienen este principio activo destaquen este efecto adverso.

La isotretinoína está indicada para el tratamiento del acné nodular y quístico que no responde a otros tratamientos y, en general, se estima que produce efectos adversos psiquiátricos (depresión, intento de suicidio, etc.) en un 5% de los casos. En algunos pacientes la instauración del tratamiento ha inducido depresión por primera vez, mientras que en otros ha originado recaídas. Aunque se desconoce el mecanismo de esta reacción adversa, se ha observado que en algunos pacientes, el cuadro depresivo desaparece al interrumpir el tratamiento y reaparece cuando se instaura de nuevo. Sin embargo, no todos los casos se recuperan rápidamente, ni siquiera con tratamiento antidepresivo.

Algunos autores postulan que estos pacientes (habitualmente adolescentes o muy jóvenes) con formas graves de acné pueden tener cierta tendencia a la depresión y al suicidio por su aspecto físico, y que el tratamiento con isotretinoína podría agravarla. Sin embargo, también hay que tener en cuenta que la incidencia de depresión por isotretinoína es mucho más baja que la incidencia de depresión en la población general y, además, que la mejoría del acné reduce la depresión y la ansiedad anteriores al tratamiento.

Por todo ello, se recomienda que el tratamiento y seguimiento sea realizado por un especialista, que deberá observar si aparecen manifestaciones de depresión en el paciente y evaluar la necesidad de interrumpir el tratamiento. Adicionalmente, no se debería utilizar la isotretinoína en las formas leves de acné, ya que este medicamento se asocia con otras reacciones adversas graves (elevada teratogenicidad).

AINE e infecciones graves de los tejidos blandos (Nueva Zelandia)

Hace poco, el Comité de Reacciones Adversas a los Medicamentos de Nueva Zelandia analizó varios estudios en los que se señaló una relación entre el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINE) durante las infecciones víricas y la manifestación subsiguiente de fascitis necrosante. No hay pruebas fehacientes de esa relación, pero el asunto da lugar a varias preguntas:

  • ¿Hay alguna relación entre el uso de AINE y la fascitis necrosante, independientemente del trastorno para el cual se emplean esos productos?
  • ¿Aumentan los AINE el riesgo de otras infecciones graves de los tejidos blandos, además de la fascitis necrosante?
  • ¿Causan todos los AINE, o solo algunos, infecciones graves de la piel y de los tejidos blandos?

Por ende, se ha agregado a la lista de reacciones adversas que son motivo de preocupación cualquier infección grave de los tejidos blandos después del uso de un AINE. El objetivo es acopiar más información sobre la experiencia local, mientras el Comité sigue investigando en la literatura médica internacional nuevos estudios de casos y testigos y otros materiales en los que se examine una posible relación.

Anticonceptivos orales y tromboembolia venosa (Nueva Zelandia)

Entre 1987 y el 30 de junio de 2000 se notificaron al Centro de Vigilancia de Reacciones Adversas de Nueva Zelandia 30 casos (nueve de ellos mortales) de embolia pulmonar causada por anticonceptivos orales (AO) de la tercera generación y uno por AO de la segunda generación. A pesar de que en la actualidad se usan poco los AO de la tercera generación y hay dos usuarias de AO de la segunda generación por cada usuaria de AO de la tercera generación, estos últimos siguen predominando en los informes de embolia pulmonar.

El riesgo de tromboembolia venosa con AO de la tercera generación es aproximadamente del doble que con los de la segunda generación. Además, en un estudio reciente de las defunciones por embolia pulmonar en mujeres de 15 a 49 años de Nueva Zelandia se observó una tasa de dos defunciones anuales de usuarias de AO y de 1 por 100 000 mujeres-año.