SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.9 issue6Prevención de la diabetes de tipo 2 mediante cambios del estilo de vida en individuos con intolerancia a la glucosaNueva estrategia eficaz de lucha contra la malaria en lactantes africanos author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.9 n.6 Washington Jun. 2001

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892001000600009 

Instantáneas

 

Efecto de los preservativos sobre la reducción de la transmisión del virus del herpes simple de tipo 2 del hombre a la mujer

 

 

La infección por el virus del herpes simple de tipo 2 (VHS-2) es una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes en los Estados Unidos de América, donde se estima que cerca de un 22% de los mayores de 12 años están infectados. La gran mayoría de estas infecciones son adquiridas por contacto sexual. Como no existen estudios prospectivos acerca de la capacidad de los preservativos para reducir la transmisión del virus, los autores de este estudio se propusieron investigar los factores de riesgo de adquisición del VHS-2 y la eficacia de los preservativos para reducir su transmisión.

Con este objetivo, se analizaron los datos de un ensayo clínico aleatorizado, doblemente enmascarado y controlado con placebo, de 18 meses de duración, en el que se investigó la eficacia de una posible vacuna frente al VHS-2.

Los participantes fueron individuos sanos, seronegativos para el VHS-2 y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), que tenían relaciones monogámicas durante al menos 6 meses con una persona seropositiva para el VHS-2 y padecían herpes genital recurrente. Los miembros susceptibles de la pareja tuvieron 11 consultas programadas a lo largo de los 18 meses y rellenaron un diario en el que registraron sus contactos sexuales con la pareja o con otras personas. La información recogida incluyó el número de relaciones sexuales (vaginales o anales), el uso de preservativos, el número de contactos en los que la pareja tenía lesiones herpéticas, el uso de aciclovir por la pareja y el número de nuevos contactos sexuales. El uso diario crónico de tratamiento antivírico por la pareja infectada fue motivo de exclusión del estudio (18 casos; 3,4%), aunque estos casos se incluyeron en el análisis.

Como medida primaria de eficacia se utilizó la adquisición de infección genital por VHS-2 por parte del miembro susceptible de la pareja. Estos casos se compararon con aquellos que se mantuvieron sin infección con respecto a sus características demográficas, a la actividad sexual y al uso de preservativos.

En el estudio participaron 528 parejas monogámicas. Entre los miembros susceptibles de estas parejas, en su mayoría (98%) heterosexuales, había 261 hombres y 267 mujeres, con una edad mediana de 36 años; el 41% era seronegativo para el VHS y el 59% era seropositivo para el VHS-1. En el examen inicial, la frecuencia mediana de relaciones sexuales fue de dos a la semana (similar en ambos sexos) y la mitad de los casos solo utilizaban preservativos en £ 10% de las ocasiones.

Durante el período de observación, 31 individuos (5,9%) adquirieron infección por el VHS-2: 26 mujeres (9,7%) y 5 hombres (1,9%). La tasa de adquisición de la infección por acto sexual fue cerca de seis veces mayor en las mujeres que en los hombres: 8,9 frente a 1,5 por 10 000 actos sexuales, respectivamente.

Los factores de riesgo de adquisición de la infección por VHS-2 se investigaron con modelos univariados y multivariados. En los análisis univariados, los factores relacionados de forma significativa con el riesgo fueron el sexo (mayor riesgo en el sexo femenino), la edad (mayor riesgo en los individuos más jóvenes), la raza (mayor riesgo en los no blancos), el estado serológico de la pareja infectada (mayor riesgo en los infectados tanto por el VHS-1 como por el VHS-2) y la frecuencia de las relaciones sexuales (mayor riesgo a mayor frecuencia). La mayor frecuencia de las recurrencias del herpes genital en el miembro infectado de la pareja, el uso menos frecuente de preservativos y la seronegatividad frente a los VHS del miembro susceptible de la pareja también se asociaron al riesgo, pero de forma no significativa. En el análisis multivariado estratificado por sexos, los factores asociados de forma estadísticamente significativa a un mayor riesgo fueron los siguientes: edad más joven (razón de riesgo instantáneo [hazard ratio: HR] ajustada, por cada 5 años: 1,57; IC95%: 1,22 a 2,04), seropositividad para el VHS-1 y el VHS-2, frente a seropositividad únicamente para el VHS-2 (HR ajustada: 2,34; IC95%: 1,14 a 4,82) y mayor frecuencia de las relaciones sexuales (HR ajustada, por cada acto sexual adicional a la semana: 1,10; IC95%: 1,01 a 1,19). Además, la mayor frecuencia del uso de preservativos se relacionó con una menor adquisición de la infección (HR: 0,08; IC95%: 0,01 a 0,60) en los participantes que los usaban en más del 50% de los actos sexuales, en comparación con los que los usaban con menor frecuencia. El uso de preservativos en más del 25% de los actos sexuales también se asoció a una protección frente a la adquisición de la infección por VHS-2 en las mujeres (HR ajustada: 0,085; IC95%: 0,01 a 0,67), pero no en los hombres (HR ajustada: 2,02; IC95%: 0,32 a 12,50).

En este estudio, la tasa de transmisión del VHS-2 del hombre a la mujer (8,9/10 000 actos sexuales) fue similar a la tasa de adquisición del VIH por vía sexual. Uno de sus resultados más importantes fue que demostrara por primera vez que el riesgo de transmisión está relacionado con los comportamientos sexuales, aumentando a medida que lo hace la actividad sexual y disminuyendo con el uso de preservativos, al menos en las mujeres susceptibles. Con los datos obtenidos, se puede calcular que el uso de preservativos en más del 25% de las relaciones sexuales permitiría reducir en 315 000 el número anual de nuevos casos de VHS-2 en mujeres.

La población estudiada presenta importantes diferencias con respecto a la mayoría de las parejas discordantes para el VHS-2, primero porque ambos miembros de la pareja sabían que uno de ellos estaba infectado, y segundo porque tenían relaciones monogámicas hacía, como mínimo, 6 meses. (Wald A, Langenberg AGM, Link K, Izu AE, Ashley R, Warren T, et al. Effect of condoms on reducing the transmission of Herpes simplex virus type 2 from men to women. JAMA 2001;285: 3100-3106)