SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.10 issue3Riesgo de convulsiones por uso de vacunas de células enteras contra la tos ferina, o contra el sarampión, la parotiditis y la rubéolaSe elabora la primera vacuna sintética contra la malaria author indexsubject indexarticles search
Home Page  

Revista Panamericana de Salud Pública

Print version ISSN 1020-4989

Rev Panam Salud Publica vol.10 n.3 Washington Sep. 2001

http://dx.doi.org/10.1590/S1020-49892001000900007 

Instantáneas

 

No es necesaria la supresión vírica completa para obtener beneficios perdurables con los regímenes antirretrovíricos de gran actividad (HAART)

 

 

El tratamiento antirretrovírico de gran actividad (highly active antiretroviral therapy, HAART) no siempre suprime la presencia del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en el organismo. No obstante, este régimen puede aportar beneficios clínicos perdurables, según demuestran dos artículos recientes. Uno de ellos examinó la prevalencia y el valor predictivo de la viremia intermitente durante un régimen terapéutico combinado. El otro evaluó la resistencia del VIH-1 a la HAART en 18 niños y adultos con cargas víricas de <50 copias de ARN vírico por mililitro de plasma. Los regímenes a base de HAART variaron de un paciente a otro, pero siempre contenían un inhibidor de proteasas.

El primer estudio, efectuado en la Universidad de California en San Diego, se realizó en 584 pacientes positivos a VIH que recibieron una combinación de indinavir y dos inhibidores de nucleósidos de la transcriptasa inversa. Los resultados demostraron que la viremia intermitente se presentaba con bastante frecuencia y que se asociaba con mayores niveles de replicación vírica, pero que no parecía asociarse con el fracaso del tratamiento antirretrovírico.

En el segundo estudio, que se realizó en la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Maryland, se descubrieron niveles muy bajos de viremia que parecían estar presentes desde antes de la iniciación del HAART, y no como resultados de mutaciones producidas por este régimen terapéutico. La presencia de esos bajos niveles de viremia no mostró ninguna asociación con el fracaso del tratamiento.

Los resultados de estas investigaciones ponen en tela de juicio la creencia de que hace falta conseguir una supresión vírica completa para poder obtener beneficios clínicos perdurables con el uso de los antirretrovíricos. Se recomienda, por lo tanto, no interpretar con demasiada rigidez las pautas clínicas actuales. Aunque en teoría una mínima presencia de virus en presencia de un tratamiento antirretrovírico debe llevar a la aparición de resistencia medicamentosa y a una replicación vírica de rebote, eso no parece estar ocurriendo en la práctica. Quizá se deba a que las mismas mutaciones que le permiten al virus escapar de los efectos letales del medicamento podrían estar impidiendo su replicación. También es posible que una pequeña cantidad de virus sea beneficiosa en tanto que limita y mejora la respuesta inmunitaria contra el VIH. (Havlir DV, Bassett R, Levitan D, Gilbert P, Tebas P, Collier AC, et al. Prevalence and predictive value of intermittent viremia with combination HIV therapy JAMA 2001;286:171-179 and Hermankova M, Ray SC, Ruff C, Powell-Davis M, Ingersoll R, Dáquila RT, et al. HIV-1 drug resistance profiles in children and adults with viral load of <50 copies/mL receiving combination therapy. JAMA 2001;286:196-207.)